<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Video: utilizan drones para poner tras las rejas a jíbaros en Barranquilla

Las autoridades utilizan drones para no poner en alerta a los delincuentes y caerles de sorpresas en los sitios donde expenden el alucinógeno.

Como no les pueden llegar por vía terrestre, ya sea porque los ponen en alerta o por el ruido de los vehículos, la Policía Metropolitana de Barranquilla ha empleado la estrategia de utilizar drones para ubicar a los jíbaros y caerles de sorpresa.

En las últimas horas tres presuntos delincuentes fueron capturados en flagrancia por el delito de fabricación tráfico y porte de estupefacientes; entre ellos un menor de 17 años de edad, quien fue aprehendido y puesto a disposición de las autoridades competentes.

Uno de los operativos se realizó a la altura de la Calle Murillo con carrera 16, en el municipio de Soledad, donde una persona de 28 años de edad tenía en su entorno una ‘olla’ de vicio.

La Policía utilizó el dron y en las imágenes grabadas se observa cómo el presunto delincuente en menos de una hora logró venderles alucinógenos a 10 personas. En los videos, que de manera estratégica grabaron los operarios con los drones, se pudo evidenciar cómo a plena luz del día los clientes llegaban a comprar sus dosis y se marchaban como si nada.

Con evidencia y después de haber identificado el sitio, unidades en tierra del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes llegaron al lugar y sorprendieron al presunto delincuente con 14.8 gramos de marihuana, los cuales trató de esconder debajo de las piedras y árboles cercanos al sitio.

La captura de un menor

Tras hacerle seguimiento por varios días, unidades de la Unipol, en coordinación con unidades drónicas y el Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, lograron la aprehensión de un menor de 17 años de edad en la carrera 5C con calle 56, en Barranquilla.

El menor fue sorprendido con 24 dosis de marihuana, además, se logró evidenciar, gracias al trabajo silencioso, pero eficaz del dron, que en menos de una hora logró venderles estupefacientes a 11 personas aproximadamente.

Un dato curioso sobre este hecho es que la madre del menor, al enterarse de lo sucedido, llegó al lugar donde lo tenían en custodia los agentes, lo reprendió, trató de golpearlo y le reprochó por su conducta.

Fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

Otro de los operativos fue adelantado con los drones, en coordinación de la reacción Unipol, se registró a la altura de la carrera 1B con calle 35. Allí una persona de 28 años fue capturada en flagrancia con 20 dosis de marihuana.

Lea aquí: Hombres disfrazados de policías realizan millonario robo en Barranquilla

El presunto delincuente tenía como “estrategia” la comercialización de estupefacientes cerca de un caño, cuando se acercaban las autoridades se metía dentro del mismo, se cambiaba de ropa y con esto lograba confundir a los policías.

Pero en las últimas horas, la Policía utilizó uno de los drones, grabó su estrategia, lo puso al descubierto y lo capturó.

Fue trasladado a las instalaciones de la URI para que responda por el delito de fabricación tráfico y porte de estupefacientes.




Más noticias