<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Una polémica más en la investigación contra Piedad Córdoba

La Corte Suprema citó a declarar al empresario Carlos Mattos en el proceso que lleva en contra de la senadora electa del Pacto Histórico. ¿Por qué?

No cesan las polémicas para la integrante del Pacto Histórico. Hace unos días, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia llamó a declarar al empresario Carlos Mattos, condenado por sobornar a un juez, en la investigación contra Piedad Córdoba por presuntos vínculos con Alex Saab y sus nexos con las FARC.

En estos momentos, la investigación se encuentra suspendida porque la abogada de Piedad Córdoba, Ximena Castilla, recusó a la magistrada Cristina Lombana. Sin embargo, la declaración de Mattos ya fue ordenada y debe darse cuando la recusación se resuelva. La recusación está en las manos del magistrado César Reyes.

La aparición de Mattos, exgerente de Hyundai en Colombia, y su eventual relación con la senadora electa del Pacto Histórico sorprendió a la opinión pública. ¿Cuáles son los vínculos?

Según informa La FM, uno de los testigos que ha sido parte definitiva del caso dio información sobre un viaje que habría tenido Córdoba junto a Camilo Castro, su hijo y ex directivo de la sociedad Papalma Investment S.A con sede en Panamá.

De acuerdo a la declaración en la Corte, en 2010, en ese viaje habría estado Alfonso Mattos, hermano de Carlos Mattos en un avión de propiedad de Hyundai. El itinerario de vuelo fue Bogotá-Caracas-Bogotá.

“El viaje, con base en la información en poder de la Corte, habría tenido la intención de recuperar 12 millones de dólares que la Comisión Nacional de Administración de Divisas, le debía a la empresa cuando aún Mattos tenía la potestad para comercializar los vehículos de la marca coreana. Además, los Mattos habrían tenido la intención de aumentar el cupo de importaciones de vehículos de la marca y otra empresa China que tenían en Venezuela”, aseguró el medio.

Una polémica más en la investigación contra Piedad Córdoba

Carlos Mattos en momentos de su captura.

Hugo Chávez entra en escena

Cadivi fue un organismo creado por la administración del fallecido Hugo Chávez, la cual se denominaba Comisión Nacional de Administración de Divisas y era la encargada de administrar las divisas a los ciudadanos (compra y venta de dólares y euros) bajo ciertas condiciones y limitaciones controlando el libre acceso a la moneda extranjera.

“Este organismo ha sido señalado tanto por la oposición venezolana como otros países de ser un ente corrupto a través del cual se negociaron dólares preferenciales y se realizaron operaciones fraudulentas con divisas”, precisó La FM.

El mismo gobierno venezolano a través del exministro de economía, Jorge Giordani, reconoció en 2014 que a través de este mecanismo cambiario se perdieron cerca de 25.000 millones de dólares. Este organismo desapareció en 2014 luego de crearse el Centro Nacional de Comercio Exterior, el cual también fue eliminado por el régimen de Nicolás Maduro, el cual le dio las facultades de venta y compra de divisas exclusivamente al Banco Central de Venezuela.

Coletazos en Colombia

La Corte Suprema le interesa escudriñar si por esa gestión, la senadora Piedad Córdoba o su hijo Camilo, cobraron de cualquier forma a Hyundai o a Mattos directamente.

“Me entero por la prensa que la coronel Lombana ha citado a testificar en mi contra a Carlos Mattos. ¿Qué tengo que ver yo con ese señor? Ojo, la socia de Mattos es la magistrada auxiliar de la coronel Lombana, Claudia Vanegas, destituida de Fiscalía. Calladita pero descarada”, reaccionó en su Twitter la senadora Piedad Córdoba.

En esta investigación no solo se investiga a la congresista, apartada hace unas semanas, por petición del mismo Gustavo Petro, de todo acto de campaña del Pacto Histórico, sino también a varios de sus familiares por los mismos delitos.

“Deben reportar ingresos por justificar que sumados se acercan a $6.336 millones”, expuso la Corte, quien indaga a sus hermanos, Lya Córdoba Ruiz (por una suma de $671 millones), Zabulón Córdoba Ruiz ($21 millones), Sandra Córdoba Ruiz ($352 millones); y su hijo, el exsenador Juan Luis Castro Córdoba ($627 millones), entre otros.




Más noticias