<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Soy la única candidata sin investigaciones”: Jacqueline Perea

La candidata a la Alcaldía, con el aval de Nueva Fuerza Democrática, habló de sus propuestas. Además, no se guardó nada en contra de William Dau y Judith Pinedo.

Jacqueline Perea, candidata a la Alcaldía de Cartagena con el aval del partido Nueva Fuerza Democrática, fundado y liderado por el expresidente Andrés Pastrana, habló con El Universal sobre su propuesta de gobierno. ¿Sus ejes transversales? Trabajar por la inclusión social, el desarrollo económico, la competitividad, la modernización y la adaptación al cambio climático. Lea: “Francia Márquez no debe incurrir en lo hecho por Dau”: Paloma Valencia

Para muchas personas les resultará mentiroso, o un discurso conveniente o estratégico, su grito contra las casas políticas tradicionales, distanciándose de ellas como un mensaje de superioridad moral, si ha tenido un largo recorrido como funcionaria, trabajó con Pedrito Pereira y en el pasado aspiró a la Cámara con el apoyo de la casa García Romero. ¿Qué les diría?

Todos han escuchado la frase de juntos, pero no revueltos. Yo soy una líder social y la esencia del liderazgo social es trabajar por las comunidades y en pro de ellas, entonces un líder social jamás puede desvincularse de la actividad institucional, una dimensión que gira en torno a los políticos. Eso es una realidad, pero a mí nadie que me conozca puede señalarme de politiquera, pues es un irrespeto a mi origen popular. Yo no nací de las entrañas de una casa política ni me criaron en una cuna de oro.

Que mi liderazgo social lo haya encursado en un cargo público no quiere decir que haya sido una mascota obediente a las estructuras clientelares y politiqueras. Ganar el Palacio de la Aduana será un premio que me he ganado a pulso con trabajo y liderazgo social.

Una vez me comentó que William Dau logró romper las cadenas, pero luego no hizo nada con eso. ¿Con usted qué le espera a estas “cadenas”?

Si bien es cierto que logró romper las cadenas con su triunfo siendo un completo desconocido, aprovechándose del desgaste de la clase política y de la desconfianza del ciudadano frente a las instituciones, le faltó el liderazgo social y ejecutivo que yo sí haré. Sin embargo, el trabajo tiene que ser en conjunto con todos los actores, incluyendo a la clase política sin estar revueltos.

Seguiremos con el rompimiento de cadenas creadas por los clanes políticos, pero sí contaremos con aquellos que tengan interés en trabajar por la ciudad y no por sus intereses, y así afrontar juntos los grandes retos de desarrollo.

Algo que quiero dejar muy claro es que nadie puede señalarme de pertenecer a una casa política. Decir eso es irrespetar mi trayectoria y preparación para gobernar. Soy, sin temor a equivocarme, la única de los 16 candidatos que es independiente y que puede mirar al ciudadano a los ojos.
“Soy la única candidata sin investigaciones”: Jacqueline Perea

Sin listados al Concejo, a la Asamblea, sin caminar de la mano de candidatos a la Gobernación, ¿cómo aspira ganar esta contienda electoral?

A diferencia de la clase política y sus estructuras clientelistas, yo sí creo en el voto de opinión. Es parte primordial de nuestra historia y realidad política. El COVID - 19 nos encerró y nos enseñó el poder de las redes sociales y de las comunicaciones estratégicas; por ende, apunto a esos canales tecnológicos para recoger apoyos, mientras recorro los barrios donde no soy una desconocida ni una mosca en leche. El liderazgo barrial es mi mayor fortaleza.

En las encuestas siempre aparece en la mitad de la tabla; sin embargo, usted tiene una lectura diferente de estos sondeos. ¿Qué piensa de ellas y qué relación encuentra entre la lógica de que ya la contienda está entre dos o tres punteros?

Mi mayor encuesta es lo que siento en las comunidades. Yo no soy una candidata de escritorio, sino una que se alimenta del manoseo con la gente. No soy como esa candidata que en un momento logró despertar solidaridad, pero que ahora piensa que con romanticismos va a ganar la contienda. Esos elementos no logran resolver los problemas de la gente.

Por otro lado, hay encuestadoras de cartón. Yo, precisamente, denuncié a una firma ante el Consejo Nacional Electoral porque consideré que impulsó candidatos cuando ni siquiera había inscritos ni candidatos avalados. Eso es manipular la opinión pública, inflar nombres de forma irregular y conveniente.

¿Cómo logra equilibrar el apoyo barrial con el respaldo de miembros de la élite cartagenera, quienes son el grueso de su partido?

No solo es muestra que puedo moverme bien en todos los sectores que quieran trabajar por Cartagena, sino un mensaje de unidad que necesita tanto la ciudad. Todos bajo una misma causa: luchar por el desarrollo, real y aterrizado de Cartagena.

Como una de las más acérrimas opositoras de la administración Dau, se ha demorado en mencionarlo...

Se quedó en miles de promesas. Lo que deja es un manto de desgobierno y hasta de plagio, como lo que se dice que pasó con el documento del POT. Nuestro ejercicio de control social demostró que se puede hacer oposición en una ciudad donde los detractores se vuelven simpatizantes con una dádiva. Una oposición no caprichosa ni rabiosa, sino seria y con resultados de investigación.

Es muy activa denunciando los casos de inseguridad, específicamente los sicariatos en Cartagena. ¿Qué le faltó al Distrito y cómo espera combatirla en su eventual Alcaldía?

Al alcalde, a la secretaria del Interior Ana María González-Forero y a todo su gabinete les faltó autoridad. La inseguridad se debe combatir, en sinergia con la Fuerza Pública, con inteligencia que prevenga, que esté un paso adelante de los criminales. Necesitamos una Secretaría de Seguridad y Convivencia que hoy no la tenemos. Ya basta con ese sonsonete electoral de las cámaras de seguridad, sino precisar de forma sensata cómo combatiremos a las bandas con tecnología de punta y comandos nocturnos.

En mis primeros 100 días de gobierno tendremos índices de seguridad muy bajos y ha tenido que regresar la percepción de seguridad ciudadana.

“Cría cuervos y te sacarán los ojos, decía mi madre”; “Aves negras son de mal agüero y traicioneras”. ¿A quién hace referencia con esos tuits?

A la candidata que prefiero no decir su nombre, sino su alias: “la Mulata”. Mis ataques hacia ella no son personales, sino en coherencia con mis investigaciones que demostraron que desde la posesión de Dau hubo un contubernio con ella para que gran parte del gabinete distrital sea controlado por ella. Un gran porcentaje fueron secretarios de su nefasto gobierno y que hoy provocaron esta crisis de gobierno. Muchos saben que mientras estuvo presa, su esposo Arturo Zea fue nombrado en un alto cargo asesor en la administración para que siguiera cuidándole el emporio clientelar.

Por más que ella quiera hoy desmarcarse de ese lastre que es Dau, ella es la candidata de la administración. Y si bien es cierto que antes hizo política, su gobierno fue mediocre y hay índices que lo comprueban. Ahora busca promover un romanticismo que son puros cuentos que nadie se come.

¿No cree que la beneficia con sus críticas? Muchos dicen que hablando de ella le hace más campaña.

No se deben escatimar esfuerzos para convencer a quien no conozca del tema que ella representa el continuismo de Dau. Los colombianos tendemos a olvidar muchas cosas del pasado y hay jóvenes que no vivieron lo que fue su desgobierno.

Cuando dice que fue la única que le hizo oposición desde la pandemia a Dau y que muchos “politiqueros”, hoy candidatos, desaparecieron. ¿A quiénes se refiere?

Duraríamos días diciendo nombres, pues la lista es larga. Hay congresistas, concejales y muchos de los que hoy quieren llegar a la Alcaldía. Tú sabes que no me da miedo señalar a la gente por su nombre, pero tendría darles parejo y nombrarlos a todos.

En su twitter compartió una frase de Platón: “Nadie es más odiado que aquel que dice la verdad”. En sus publicaciones en redes sociales y he escuchado a mucha gente diferir de su estilo gritón, bullicioso...

Me lo han dicho, pero mi esencia es expresarme según el espacio donde esté. En los barrios me animo demasiado por el calor de la gente, pero en otros espacios soy más sosegada. Ya la ciudadanía tendrá la oportunidad de verme en otras facetas en los debates, más calmada.

Por otro lado, desafortunadamente, en redes sociales siempre me sacan precisamente cuando estoy gritando, pero entiendo las lógicas de que el escándalo vende. Lo que sí es cierto es que la ciudad necesita un discurso fuerte y vivaz contra el pésimo estado de las cosas, y hay ciertas cosas de mi personalidad que siempre me acompañarán y eso no lo puedo cambiar.

Acuerdo de la calle de las Damas: ¿una lluvia pasajera o un próximo aguacero político como considera Luis Carvajalino?

Todavía es una expectativa que en su momento generó cosas positivas, pero hoy no es ni negativa ni positiva. Digamos que es una llovizna permanente que no se sabe si va a escampar o se convertirá en algo más rotundo.

¿Por qué está tan segura que usted es la mejor alternativa y que ganará la Alcaldía contra todos los pronósticos?

Porque no genero desconfianza y soy la única del abanico de candidatos que no tiene ni un solo proceso en los entes de control, por ende, no hay ningún riesgo de ser suspendida y volver a los tiempos de la interinidad, como si pasa con varios candidatos. Además, no hay otro candidato que represente el tejido popular como yo sí lo represento. Mi recorrido comunal y experiencia académico me darán la victoria.

En cuanto a movilidad, peajes, día sin moto, mototaxistas...

Nosotros vamos a buscar unos mecanismos distintos para la consecución de recursos para hacer obras, pero no mediante peajes. El pico y placa debe revisarse, respetando los intereses de aquellos a quienes les beneficia y de los que les afecta. Decir que lo quitaré es incurrir en promesas de campaña.

Por otro lado, el Día sin moto, según su concepción, fue para bajar los índices de inseguridad, pero, al contrario, ha generado caos en la movilidad y más problemas que soluciones. ¿A los mototaxistas? Organizarlos.

Por último, de cara al 29 de octubre, ¿qué mensaje quiere darle a la ciudadanía?

Estas elecciones son las más cruciales de la historia para hacerle frente a las medidas peligrosas de la izquierda que gobierna en la Nación. Si no nos organizamos, pues tendremos 30, 40 o 50 años con este modelo que ha fracasado en otros países donde se ha implementado. Además, la gente tiene que pensar en la ciudad y en lo que se viene para las próximas generaciones. Cartagena no puede guardar silencio y debe hablar su conciencia.

Más noticias