<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Los gobernadores de la Región Caribe se refirieron al paro armado

En la presentación de un documento construido por la Federación Nacional de Departamentos para el empoderamiento regional, también hablaron del Clan del Golfo.

En el Palacio de La Proclamación de Cartagena se llevó a cabo el evento “Las regiones proponen, el Congreso responde. Capítulo Región Caribe”, donde gobernadores, representantes a la Cámara y senadores, actuales y recién electos, de los departamentos de Atlántico, Bolívar, César, Córdoba, La Guajira, Magdalena, Sucre y San Andrés, convocados por la Federación Nacional de Departamentos (FND) analizaron una serie de propuestas que los departamentos han preparado con el propósito de establecer una agenda legislativa regional.

(Lea: Dos grafitis en Cartagena, una pregunta: ¿la política está fallando?)

El espacio sirvió para hacer hincapié en el necesario fortalecimiento regional. Los gobernadores pidieron al nuevo Congreso fomentar la descentralización para fortalecer desarrollo de los territorios.

Héctor Olimpo Espinosa, gobernador de Sucre y presidente del Consejo Directivo la FND, recalcó la obligatoriedad que tienen todos los sectores de la sociedad para acompañar a lo congresistas de todos los partidos políticos, gobernadores, alcaldes y a la Nación para realizar reformas a la seguridad, justicia, educación, salud, tributos y Sistema General de Participaciones.

A pocas semanas de las elecciones presidenciales, los gobernadores de Colombia se propusieron incidir en el diseño del próximo Plan Nacional de Desarrollo.

“El propósito es uno solo: profundizar el proceso de descentralización territorial como un acto de justicia con las regiones, y una manera que tiene el país de lograr la reconciliación entre todos los colombianos”.

El Libro Blanco

En el evento los gobernadores presentaron el documento “Las regiones proponen” a los medios de comunicación, funcionarios y representantes del Congreso. El documento, elaborado luego de tres meses de trabajo, ya fue presentado ante los gobernadores y congresistas actuales y electos de la región Centro-Oriente.

“Este tipo de espacios donde se integran representantes y senadores de todos los partidos, sin importar ideologías, colores políticos y coyunturas electorales, demuestra que la descentralización no tiene color político y, por el contrario, puede generar los consensos que se necesitan en Colombia”, señaló Espinosa.

Los gobernadores asistentes, incluido Vicente Blel, mandatario de Bolívar, recalcaron que los países con altos niveles de desarrollo tienen profundos niveles de descentralización.

“Esta es una hoja de ruta que condensa las realidades y los desafíos que afrontan las entidades territoriales del país en los siguientes años”, indicó el director Ejecutivo de la FND, Didier Tavera Amado.

Y agregó: “Se busca propiciar la planificación del territorio ordenando el aparato colectivo de las regiones. Aunar esfuerzos para garantizar la seguridad alimentaria y la equidad social. Este documento esperamos que sea una hoja de ruta de políticas públicas de desarrollo y un insumo para el Plan de Desarrollo del próximo presidente de Colombia. Es lo que queremos desde la Federación”.

Por ello, el propósito es que sea incorporado en la agenda legislativa y las mesas de trabajo que desencadenarán el Plan de Desarrollo del próximo gobierno. En el Libro Blanco hay consignadas reformas estructurales a la justicia, la seguridad, la educación, la salud, los tributos y Sistema General de Participaciones, entre otros.

En materia tributaria, particularmente, busca la transformación del sistema, con cesión de puntos del IVA, la modificación de los impuestos al consumo y al degüello, y el establecimiento de un gravamen al cannabis medicinal y las bebidas azucaradas, todo con destino a las regiones.

“Mientras la OCDE demanda una relación de 30-70 en los ingresos tributarios (30 por ciento para las regiones y 70 por ciento para la Nación) Colombia se mantiene en 20-80”, expuso Espinosa.

En sintonía, Vicente Blel expuso que este es un documento que se ha construido desde las bases. “Aquí residen los cimientos para hacer macroproyectos regionales como el tren de cercanías entre Magdalena, Atlántico y Bolívar; el proyecto para mitigar las inundaciones por la ola invernal en La Mojana, región que compartimos con Sucre, Córdoba y Antioquia. Además, garantizar la seguridad alimentaria”, precisó el gobernador bolivarense.

Y añadió: “Este encuentro fomenta esta motivación regional de empoderamiento desde el territorio, la que esperamos se pueda compartir con los parlamentarios de la región, diputados, concejales y todos los sectores de la sociedad. Es una cuestión de bienestar general y regional”.

“Este es un riguroso inventario que recoge propuestas a fondo para luchar contra la pobreza en las regiones de Colombia, reactivar sus economías y trabajar en soluciones estructurales, con visión de país a largo plazo”, concluyó Didier Tavera.

El senador del Partido Conservador, José Name, asistente a la reunión, puntualizó: “Varios congresistas han recibido este documento en sus regiones, y esperamos analizarlo, comentarlo y aportar para que se adelanten todos los proyectos y propuestas para el desarrollo de nuestro país. Esperamos que después del 20 de julio, el nuevo Congreso venga con la mentalidad de construir en conjunto”.

La violencia del Clan del Golfo

En el evento los gobernadores se refirieron a la situación de inseguridad y orden público, provocada por el paro armado que realiza el Clan del Golfo en distintas regiones. “Denotamos malestar y frustración en la ciudadanía de nuestras regiones. Sin embargo, estamos unidos como región para combatir a la criminalidad. Bolívar, Córdoba, Sucre estamos aliados, hicimos un Consejo de Seguridad interdepartamental en el que decidimos que para combatir la criminalidad a nivel nacional, debemos estructurar un escuadrón élite de búsqueda de líderes del Clan, una política de recompensas, un abordaje integral y social del problema y aumentar los operativos de control”, aseguró el gobernador de Sucre.

Por su parte, el gobernador de Bolívar, Vicente Blel, subrayó que para combatir la inseguridad y fomentar el desarrollo se debe aplicar un criterio regional y no particular.

Espinosa instó a la tranquilidad y al orden, y a convocar a todas las fuerzas políticas del territorio, “sin importar ideologías o coyunturas electorales, para rechazar en general a la fractura del tejido social que está ocasionando el Clan del Golfo”, afirmó.

Unificación de periodos

Héctor Olimpo Espinosa también se refirió a una de las propuestas del Libro Blanco: la unificación de periodos del presidente de la República con alcaldes y gobernadores. “Es algo que proponemos desde la Federación, la unificación de periodos porque tenemos que buscar la armonización entre planes de desarrollo de todos los niveles locales, regionales y nacionales. Lo que proponemos es más sincronización y concomitancia, independiente de sí es el mismo día o no las elecciones de esos cargos”, puntualizó.

$!Los gobernadores de la Región Caribe se refirieron al paro armado



Más noticias