<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Las falencias en la gestión de Dau dejan mucho que desear”: Yenny Rozo

La senadora del Centro Democrático habló con El Universal sobre el “huracán” de inseguridad y abusos turísticos, platos fuertes del menú de problemas de Cartagena.

Mojarras más caras que el arriendo de un apartamento en un barrio de estrato 4. Turistas de la “Cartagena bonita” que se les daña el paseo al ser atracados o violentados. 243 homicidios en lo que va del año y las estaciones de Transcaribe se han convertido en zonas de hurto y vitrinas para la chatarrería ilegal. (Lea: Petro cuestiona altas tarifas de energía: alcaldes responden)

Ante el panorama desalentador de la ciudad, un grito de protesta sonó en el Congreso de la República; sin embargo, no fue de un parlamentario bolivarense sino de Yenny Rozo. La senadora cundiboyacense expresó, en plenaria de la cámara alta, que la ciudad sufre un “huracán de escándalos” relacionados a la inseguridad, los abusos por locales a turistas y los daños medioambientales por el uso desmedido de las playas.

Senadora, ¿por qué una mujer originaria de Cundinamarca y con ascendencia boyacense se interesa de forma tan acérrima por la actualidad de Cartagena?

Tengo un arraigo de más de 30 años en Cartagena que me lleva a tener una responsabilidad con todos los bolivarenses y cartageneros que depositaron su voto de confianza en mí, con el fin de tener su representación en el Senado. Además, ¡Cartagena es Colombia! ¡Cartagena somos todos!

Bajo esa lógica, lo que sucede es un mensaje para el mundo. Hago este llamado en nombre de los empresarios que tienen inversiones allí y, también, lo hago en nombre de todos aquellos que crean empleo, y de aquellos que en virtud del turismo reciben un ingreso y llevan un sustento a sus casas. Es mi responsabilidad como senadora y como colombiana expresar que Cartagena me duele, me duele lo que sucede allí y quiero hacerlo en nombre de todos los colombianos, porque como lo dije inicialmente: Cartagena es Colombia.

¿Cuáles considera que son los principales problemas que aquejan a esa ciudad que usted llama “la cara bonita del país?

Es muy grave el tema del microtráfico y muy doloroso el homicidio del cual día a día somos testigos. Denotar que Cartagena está rompiendo cifras récords en temas relacionados con homicidios y sicariatos es lamentable.

Son problemas que hay que resolver de manera inmediata. El foco negativo que provocó el asesinato del fiscal Marcelo Pecci debe ser apagado con voluntad política y soluciones eficaces. Además, está el hurto. No puede ser que los cartageneros, visitantes y turistas, se vean abocados a merced de la delincuencia.

Es increíble que no puedan usar un celular o un reloj porque esto puede llevarlos a la muerte, y ese es un tema que en una ciudad turística no se puede permitir. En la misma acera de penurias están la prostitución, la trata de mujeres y el uso de menores de edad para el tráfico sexual. No podemos dejar que a Cartagena la conviertan en un referente mundial del turismo sexual.

¿Cómo no preocuparse por una ciudad donde hay daños ecológicos, las multitudes incontrolables en las playas y el abuso al turista traducido en el sobrecosto de un taxi o de un almuerzo. ¿Cómo es posible que una mojarra la valoren en 300, 400 o 500 mil pesos? ¿Qué podrán decir los ecuatorianos que sufrieron hace poco esos vejámenes por no querer pagar la cuenta absurda y abusiva? Sencillamente van a llevar un mensaje equivocado de lo que es Cartagena y de lo que es su gente, esa gente hermosa, empoderada, amable que se encuentran en sus calles.

Por unos pocos no podemos dejar que se manche el nombre de todo un país. Por unos pocos no podemos echar a perder el patrimonio cultural de la humanidad que es Cartagena.

¿Qué le propone a la instituciones locales, departamentales y nacionales?

Debemos hacer un frente común. Por eso ayer envié una comunicación al Ministerio del Interior, al de Defensa, al de Comercio y a varias entidades como el Bienestar Familiar, la Fiscalía General de la Nación, entre otras, para que se concrete una Mesa técnica de seguimiento porque esta es una problemática nacional.

¿Hay un desgobierno en Cartagena? Sí, pero también debemos hacer un llamado a la institucionalidad y por eso he pedido que los concejales de Cartagena insten a la Alcaldía de Cartagena a que propicie espacios con el objetivo de que entre todos le brindemos herramientas y seamos veedores con relación al fortalecimiento gubernamental.

No se trata de una intromisión a la autonomía territorial, se trata de un problema de interés nacional, y por ser de interés nacional es que he pedido ese acompañamiento del Gobierno para que entre todos busquemos una solución efectiva y pronta. No podemos dejar que por una falta institucional perdamos a Cartagena. El llamado es a que trabajemos en conjunto y no a que desatemos la polémica.

Acá no se trata de perseguir a nadie ni a señalar a las autoridades distritales, lo que buscamos es el bienestar de los cartageneros y la preservación de esta joya como patrimonio de nuestro país. Una puerta turística y la ciudad emblema de Colombia.

Expresó que Cartagena está en un ”desgobierno absoluto que nos está dañando la cara ante el mundo”, ¿considera que la gestión del alcalde William Dau es ineficiente?

Pienso que tiene muchas falencias. Quienes vamos de manera constante evidenciamos lo que ocurre con el gobierno local; sin embargo, considero que los legitimados son los cartageneros, y son ellos quienes pueden decir si la gestión ha sido buena o mala, como dice el adagio popular: por sus actos y por sus logros los reconoceremos.

No sé si el alcalde William Dau merezca ser reconocido, lo que sí tengo claro es que hay hechos que hoy dejan mucho que pensar de la gestión de este gobernante frente a las responsabilidades de la ciudad.

Habla de todos los actores que contactó para concertar la mesa de acompañamiento técnico; pero, ¿podría precisar cuáles serían los objetivos, metodologías y qué esperar de ese espacio?

Para el tema ecológico cité a Cardique y a los Ministerios relacionados. Para lo referente a la seguridad, ¿cómo no citar al Ministerio de Defensa, del Interior, al ICBF y, por supuesto, a la Fiscalía, para que en el marco de una política pública se establezcan acciones de combate a la criminalidad y al abuso infantil.

Todas las entidades que se convocaron tienen la finalidad de, en un corto plazo, por no decir que inmediato, recuperar a Cartagena y, más que eso, fortalecer la imagen de esta ciudad ante el mundo. Lo anterior para no perder el sustento y el bienestar de los cartageneros, de la región y del país

Además, invité a los senadores de la región Caribe y a los congresistas de otras regiones a que, con urgencia, contribuyan a sacar a Cartagena de la crisis que atraviesa.

Cómo empresaria, ¿cuáles crees que son las principales demandas del sector empresarial en Cartagena?

Cartagena es estratégica, es puerto y de ese modo hay que fortificar el ingreso per cápita de los cartageneros. Necesitamos combatir los índices de pobreza y eso se hace de la mano con los empresarios, y es a ellos, a los empresarios, a quienes hay que darles garantías y seguridad.

¿Y desde su curul y desde el Centro Democrático qué proyectos adelantarán en pro de la calidad de vida de los cartageneros?

Queremos promover proyectos que incentiven el desarrollo turístico, que capaciten a los ciudadanos, y además, hay que brindar herramientas a cada uno de ellos para que se enfrenten a este mercado que demanda una mejor atención.

También perseguimos la idea de promover proyectos que conserven el patrimonio ecológico de la región. Y del mismo modo debemos promover proyectos de emprendimiento en donde la región salga beneficiada y se propicien nuevos empleos en nuevas dinámicas y, sobre todo, en sectores económicos alternativos que permitan con educación, solidez y seguridad inversionista, proteger a la región y mejorar el ingreso de todos los bolivarenses y cartageneros, pues ¡Cartagena somos todos!

Reacciona el Concejo

Después de ver, en la plenaria de hoy, el video donde la senadora Yenny Rozo manifestó su preocupación por la grave situación que padece la ciudad, el concejal César Pión afirmó que desde el Concejo “se ha alzado la voz para pedir la ayuda de todas las organizaciones, privadas y públicas, que puedan aportar para salvar a Cartagena de la falta de gobierno y autoridad que la tienen en el ojo del huracán a nivel nacional e internacional”.

En la misma línea, el concejal Rafael Meza le hizo un seguimiento a los estragos que causó el aguacero que cayó en Cartagena hace un poco más de una semana. Meza aseguró que las calles de algunos barrios del norte de la ciudad se encuentran llenos de lodo y piedras, sin alguna intervención del Distrito. “Estamos cansados de pedirle soluciones al Distrito y no hay ningún tipo de respuesta. La mediocridad es la que gobierna en Cartagena”, aseveró Meza.

Por su parte, el cabildante Sergio Mendoza dijo que la administración tiene pensado sacar un decreto para restringir la rumba en Cartagena. Mendoza aseguró que si esta medida se toma sin ser estudiada va a acabar con la economía de un sector de la ciudad que crea una gran cantidad de empleo. “Existe una fundación de Bogotá que está asesorando al alcalde en este tipo de decisiones. Invito al primer mandatario de los cartageneros a que no se deje engañar. La rumba en Cartagena no es la culpable de la inseguridad y la violencia que hoy está colapsando a la ciudad”, aseguró Mendoza.




Más noticias