<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Irene Vélez, la ministra de Petro a la que le piden renunciar por sus polémicas

La filosofa Irene Vélez, ministra de Minas y Energía, es una de las funcionarias que más polémicas ha desatado en el mes que lleva la Nación de posesionarse.

A finales de agosto, una comitiva del Gobierno español, liderada por el presidente Pedro Sánchez, visitó Colombia para oficializar lazos con sus similares en Colombia. En esos días, Irene Vélez, ministra de Minas y Energía, inauguró lo que sería un nutrido lote de controversias. (Lea: Ministra de Minas fue citada a debate de control político en el Senado)

La filosofa y doctora en geografía política, muy cercana a la vicepresidenta Francia Márquez porque ambas son activistas ambientales, asistió a una reunión con la ministra de Comercio y Turismo de España, Reyes Maroto, calzando tenis. Hecho que provocó críticas con relación al protocolo que merece una cita como esa; sin embargo, la defensa de Vélez, apelando a cuestiones de género, junto al respaldo de muchas voces influyentes en redes sociales, lograron que el episodio mermara a las pocas horas.

Irene Vélez, la ministra de Petro a la que le piden renunciar por sus polémicas

No obstante, fue el jueves 1 de septiembre cuando Vélez provocó una polémica que desató el ruido que aún la agobia. En medio del Congreso Nacional de Minería que se desarrolló en Cartagena, la ministra expuso que: “Es necesario exigirle a otros países que comiencen a decrecer en sus modelos económicos, pues de eso también depende que logremos un equilibrio y que los impactos del cambio climático nos afecten menos”.

Su mensaje de salvaguarda del medioambiente y la necesaria mitigación conjunta del calentamiento global, a través de la transición a energías renovables, fue expresada, según muchos analistas, de forma abrupta.

Para Yann Basset, profesor de ciencia política de la Universidad del Rosario, las controversiales declaraciones de Vélez, que pocos entendieron como propuestas lógicas para el progreso del país, parte del objetivo del evento, pasan más por su inexperiencia política que por su falta de competencia o conocimiento del sector del que es titular de cartera.

“Yo creo que su problema se relaciona con la falta de pericia política. Sus diversas declaraciones en falso no creo que sean porque sea incompetente sino que aún piensa y se expresa como activista y académica. Un ministro debe saber qué puede decir y cuando callarse en ciertos escenarios. Hablar de decrecimiento en un congreso minero es un gran error, pues ahí las personas esperaban respuestas gubernamentales más que precisiones académicas, que fue lo que hizo”, explicó Basset.

Posteriormente, Vélez no decreció la polémica. En medio de la rueda de prensa del congreso minero, en la que periodistas cuestionaron sobre lo qué quiso decir, ella decidió retirarse y no seguir respondiendo las preguntas.

“Ministra Irene Vélez. El periodismo se respeta y se responden a sus inquietudes, es su obligación como funcionaria pública”, aseveró Katherine Miranda, representante a la Cámara por Bogotá y miembro del Pacto Histórico. La congresista subrayó que en una rueda de prensa siempre se presentan esas situaciones, y es cuestión de darle manejo y organización por parte del entrevistado.

Pese al respaldo del presidente Petro, apoyo con el que siempre ha contado en sus horas bajas, la ministra Vélez se disculpó con los medios de comunicación. “Me disculpo con los medios, pude haberlo hecho mejor y espero seguir aprendiendo en este camino”, expresó.

Sin embargo, desde el mismo Gobierno, un colega la increpó disimuladamente. “Desde el punto de vista económico, el crecimiento es positivo en muchos sentidos. Sin buena generación de empleo, los objetivos sociales de cualquier política se debilitan enormemente”, acotó el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, en entrevista con La FM, pero recalcó que no iba a entrar en polémicas con su colega.

“¿No será incompetencia?”

Esa pregunta la expresó la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, con relación a la serie de controversias protagonizadas por Irene Vélez, cuyo panorama se enrojeció cuando fue cuestionada por el tamaño del déficit respecto al precio de la gasolina, a lo que la ministra aseguró, de forma tajante, que se trataba de 10.000 billones. Cifra errada, pues se trata de 10 billones de pesos.

Ante esto, Vélez se retractó y corrigió lo que había dicho: “Todos cometemos errores, con la presión de hace 8 días me equivoqué”. Por su parte, el también senador uribista, Miguel Uribe, expresó: “Si la ministra de Minas no entiende el sector que dirige, es mejor que renuncie”; mientras que el periodista Luis Carlos Vélez dijo que “lo de la ministra no eran ni las minas ni la energía”.

Entre tanto, Petro reiteró su apoyo a la ministra, aclarando que la cifra real pendiente de pago del segundo trimestre del 2022, que asciende a los 10,49 billones, es una herencia del Gobierno de Iván Duque con relación al Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (FEPC), desde donde se habría acumulado esa deuda. (Lea: Las medidas del gobierno de Petro por alzas en tarifas de energía)

A esa tesis se suscribió el senador petrista, Gustavo Bolívar, quien subrayó que: “Duque no quiso actualizar sus precios a pesar de que el petróleo estaba subiendo, el dólar estaba subiendo y nos fue dejando un déficit que el primer semestre fue de 6 billones y ahí se fue arrastrando hasta llegar a final de 2022 en 34 billones de pesos, es decir, hoy a final de año es de 34 billones de pesos, de los cuales el gobierno Duque solo pagó 6,4 billones en el primer trimestre, pero no pagó más”.

¿Debe renunciar?

Ante el aluvión de críticas, muchos piden su renuncia al Ministerio de Minas. Voces opositoras resaltaron una eventual incapacidad y desconocimiento del sector que maneja. “¿10.000 billones? ¿Sabrá la ministra cuánto es 1 billón? Urge un cambio pronto en ese sector”, indicó Enrique Gómez, líder del Movimiento de Salvación Nacional.

En esa misma acera, hay cierto temor en el sector minero ante la falta de experiencia en la industria, su perfil profesional, más académico que técnico, y su hincapié en la transición energética hacia una economía no extractivista.

Sin embargo, para la politóloga Jess Manotas pedir la renuncia de Irene Vélez es prematuro. “Pedir que se aparte o sea relegada, apenas transcurrido un mes de gobierno, es bastante prematuro; no obstante, se requiere con urgencia una estrategia de comunicación política y de Gobierno que respalde las apariciones y pronunciamientos públicos de la ministra, y que promueva un mejor relacionamiento con los gremios empresariales que están preocupados ante sus polémicas salidas”, precisó.

Y agregó: “El Ministerio de Minas y Energía en este momento es clave, debido a que está a cargo de temas relevantes de la agenda de gobierno de Petro alrededor de los debates sobre el fracking y el cambio climático. Por lo tanto, los mensajes transmitidos desde el Ministerio deben ser claros y estratégicamente orientados a diversos públicos objetivo, ya sean medios de comunicación, gremios empresariales, organismos internacionales o ciudadanía en general, teniendo en cuenta los tecnicismos propios de esta cartera, pero también la necesidad de comunicar de mejor manera la hoja de ruta y eventuales decisiones de política pública”.

Debate de control político en el Senado

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, fue citada para hablar sobre el incremento en los precios del servicio eléctrico. La diligencia cae en pleno escándalo por sus declaraciones. La cita fue hecha por la Comisión Quinta del Senado.

“Hemos citado a la ministra para que le informe al país cuáles son las acciones para mitigar el alza e las tarifas de energía y especialmente en la costa Caribe donde la energía ha subido un 45%”, indicó el senador del Partido de la U, José David Name.

Vélez tendrá que contestarle al Senado un cuestionario acerca de las acciones que ha adelantado su cartera en su primer mes de gobierno para frenar el índice de precios al consumidor en el sector energético, un incremento por el que el Gobierno ya anunció una intervención al mercado energético a través de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg).

El debate de control político a la ministra Irene Vélez inició esta mañana en el edificio del Congreso.




Más noticias