<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“En anticorrupción, la gente me cree más a mí que a Petro”: Rodolfo Hernández

El candidato presidencial cree que las consultas de coaliciones son una payasada igual que los discursos de algunos rivales que considera cómplices de ladrones.

Rodolfo Hernández con su discurso frentero y sin filtros ha convertido a desconocidos en simpatizantes; por otro lado, muchos toman distancia de su orilla porque la consideran populista e impulsiva. En todo tema, el exalcalde de Bucaramanga o es negro o es blanco. Nunca gris. Su candidatura presidencial evita navegar entre dos aguas y cada vez que se pronuncia provoca controversia, sin importarle si ofende al acusado.

(Le puede interesar: Esto pensaba Rodolfo Hernández de Paola Ochoa antes de renunciar a su campaña)

El ingeniero civil nació hace 76 años en Piedecuesta, Santander, a 15 kilómetros de Bucaramanga. De origen rural y humilde, desde 1971 comenzó su prominente carrera como constructor de viviendas populares en su tierra y luego en distintos lugares de Colombia. Medio siglo después, en el que amasó una gran fortuna, la que considera que puede replicar con éxito en tanto colombiano que se acuesta con hambre, quiere ser presidente de Colombia.

“En anticorrupción, la gente me cree más a mí que a Petro”: Rodolfo Hernández

Entrevista con Rodolfo Hernández

¿Qué odia y qué ama de Cartagena?

Yo llegó aquí y me siento en el cielo. La comida, el clima y la cordialidad. Es todo bueno, pero falta un poquito en la administración de la ciudad y en la limpieza en sus calles, algo que sucede en todos los rincones de Colombia. Yo me pregunto por qué seguimos viendo el sucio que nos rodea y seguimos como si nada pasara, con lo barato que es limpiar y potenciar a Cartagena para que vengan más turistas. Si viene más gente y estos gastan plata, habrá más empleo y oportunidades para la mano de obra local.

Usted ha mencionado en varias entrevistas que es un hombre rico. En un barrio pobre de Cartagena usted puede ser tomado como alguien que quiere enseñar a cantar sin saberlo hacer. ¿Qué le diría a esas personas sobre cómo planea sacar a millones de colombianos de la miseria?

Colombia no necesita ponerse a matar ricos. Colombia lo que necesita es propiciar empleo para que los trabajadores aporten con sus esfuerzos y recursos al Producto Interno Bruto y crezcamos todos. La única manera de generar riqueza es a través del trabajo. La única manera de generar trabajo es sustituyendo importaciones. Es inconcebible que se importen 20 millones de toneladas de comida si tenemos tierra, agua y gente, ¿por qué nosotros no producimos gran parte de lo que se importa? Y empezamos a vincular a toda esta gente que vive en territorios como La Boquilla y similares para que retornen al campo bajo mejores formas de vivir.

Producir, transformar, fortalecer la logística y propiciar el consumo son los cuatro pasos que generan riqueza. Y los podemos hacer fácilmente, ¿qué obstaculiza? Que la plata que se necesita para esa transformación del modelo económico se la roban los políticos. Entonces necesitamos quitarle la chequera a los corruptos ladrones. Yo no sé si esto a los colombianos les guste, esto que venimos promulgando: quitarle el poder a esos ladrones y con todo ese ahorro empecemos a tener caja para apoyar la producción nacional potenciando al campo. Esa es mi propuesta.

Eso es lo que usted llama la robadera en seco. ¿Cómo proyecta acabar la corrupción?

Al primer momento de quedar presidente de Colombia estableceremos una plataforma para estudiar los gastos del Estado. Precios, bienes y servicios. Revisar a fondo todo tipo de proyectos, obras civiles y contrataciones para detectar cómo se mueve la corrupción en donde haya sobrecostos irregulares. Corrupción de políticos, funcionarios, empresarios y contratistas que se roban el presupuesto público.

¿Cómo voy a tolerar que eso siga ocurriendo si soy presidente? Pero para eso necesito once millones de votos. Ni uno ni dos, once millones. ¿Los colombianos piensan entregarle la chequera a Armando Benedetti, Roy Barreras y a Gustavo Petro? Eso lo tienen que decidir el 29 de mayo.

¿Por qué insiste en que nunca haría coalición con Gustavo Petro? Los dos manejan un discurso acérrimo contra la corrupción.

Porque la ciudadanía me cree más a mí, a mi propuesta de acabar con los ladrones, por eso he tomado distancia de todos. Si hay ladrones en el Gobierno ningún problema se arregla, y esto es algo que conocen bien los cartageneros. Piensen bien a la hora de votar si le entregarán la chequera a un ladrón o a un cómplice. A las urnas solo deben llevar la cédula de ciudadanía, la memoria y la conciencia.

Ni Uribe ni Petro es una frase que usted repite. Yo entrevisté recientemente al expresidente Álvaro Uribe y habló maravillas de usted. Otros dicen que le coquetea para que usted sea su caballo contra Petro en la primera vuelta. ¿Qué opina de esto?

Yo en contra o a favor del expresidente Uribe no tengo nada que hablar. Él no es candidato y el Centro Democrático tiene en el doctor Óscar Iván Zuluaga su candidato presidencial. Entonces yo no puedo opinar del doctor Uribe cuando él no está en la contienda electoral para la Presidencia de Colombia.

Yo lo único que puedo decirle a los colombianos es que prometo no robar, no mentir y cero impunidad. Lo que propongo lo cumplo. Apenas quedé como alcalde de Bucaramanga sacamos 2040 zánganos que se robaban 50 mil millones de pesos al año sin aportar ningún valor agregado. Y eso es lo que vamos a hacer con Colombia, la mitad de la plata que se rescate será para la juventud en estado de pobreza que les tocó financiar su carrera universitaria con el Icetex y que ahora están hasta el cuello con las deudas. Y la otra mitad será para mejorar las vías y caminos para que los campesinos puedan sacar sus productos de mejor manera y a un menor costo.

Federico Gutiérrez lo acusa reiteradamente que usted es corrupto y que tiene investigaciones en su contra. ¿Le preocupa que las imputaciones de la Fiscalía le dañen su sueño de ser presidente?

A mí el doctor Federico Gutiérrez siempre me dice que tengo una investigación en la Fiscalía, pero lo que yo quiero decirle a los colombianos es que estos politiqueros ladrones, presentes tanto en los organismos de control como en el Ejecutivo siempre intentan dañarme. Cuando fui alcalde me metieron no solo una sino hasta 200 denuncias para ver si yo renunciaba, agobiado por las investigaciones. En Colombia un loco puede poner hasta 100 denuncias al día y se las reciben y radican, perdiendo plata, tiempo y energía. El que me vea de frente a la cara le puedo decir que no robé un solo peso en la Alcaldía de Bucaramanga. Al contrario, 1920 millones que me pagaron de salario se los entregamos a la gente más necesitada.

Yo tenía un programa que se llamaba “Los pilos del alcalde” que eran los 50 mejores estudiantes de bachillerato en colegios públicos de los barrios más pobres. A ellos les entregaba 200 mil pesos mensuales, que no era una fortuna, pero sí era de mucha ayuda y que multiplicado era un gran presupuesto. Mi salario era de 13 millones, por lo que destinaba 10 para esos 50 jóvenes. Los tres restantes se destinaban en otros programas de apoyo.

¿Por qué le cuento esto? Para demostrarle la tranquilidad que tengo ante las denuncias de los politiqueros ladrones. Yo en las noches duermo como un bebé. Todas esas denuncias se han venido cayendo por su falta de asidero. Pero los mismos ladrones que lograron con la Procuraduría suspenderme de mi cargo como alcalde siguen empeñados en afectarme.

Vemos como los asesores de campaña ponen a hacer dieta a sus clientes, a que se tinturen las canas y a renunciar a la corbata. Lo juvenil es lo que vende, según dicen. El próximo 26 de marzo usted cumplirá 77 años. ¿Cree tener la templanza para ser nuestro presidente?

¿Sabe qué pasa con esta madurez que tengo? Que ya están consolidadas todas las pasiones del ser humano. Yo he trabajado por 53 años bajo el sol y el agua, y no me ha ido mal. Me ha ido excelente, regio, como dicen las señoras, siendo frentero y diciendo la verdad. No me gusta la hipocresía, no me gusta la manipulación ni mucho menos la simulación. Si uno ha llevado una senda exitosa lo que tiene que hacer es seguir potenciando ese camino, por eso le digo a los colombianos: !No les voy a fallar!

Por sus carreras empresariales y su discurso anticorrupción, muchos lo asemejan con el alcalde William Dau. ¿Qué opina de él y de su forma de hacer política y qué le aconseja para que los entes de control no lo suspendan?

Yo creo que el doctor William Dau ha hecho el 50% de lo que toca hacer. Más que darle clases al alcalde Dau, prefiero contar lo que hice en Bucaramanga: atacar la corrupción para generar caja, y simultáneamente identificar cuáles son las necesidades de la ciudad, planear qué hacer y cómo abordarlas, presupuestarlas y ejecutarlas. Atacar, para tener el presupuesto, e identificar las necesidades de la ciudad para suplirlas. Techo, empleo y educación.

En Cartagena, tal vez William se ha quedado en la mitad del proceso, pero considero que estarán planificando cómo cubrirán el resto. Yo lo que escucho es que la corrupción aquí, al igual que en Bucaramanga y en todas partes, siempre está al acecho.

Por último, ¿puede indicar por qué Colombia debe votar por Rodolfo Hernández?

Tengo 52 años de experiencia en el sector privado con 18 mil clientes, en los que si hay diez que estén descontentos con mi servicio, es mucho. Mi éxito laboral se basa en la satisfacción del cliente. Calidad con un justo precio. Yo me doy cuenta cuando salgo a la calle que la gente me quiere y me aprecia. Ese sentimiento es el que pido a todos los colombianos para el próximo 29 de mayo a ver si ganamos en primera vuelta. Un presidente que no mentirá, no robara ni traicionará al pueblo.

La entrevista en vivo en el Facebook de El Universal:

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias