<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Concejales se posicionan frente a la eventual guerra mencionada por Dau

El alcalde recalcó ayer que si la Contraloría ataca a uno de sus funcionarios, bajo la supuesta orden de la concejala Gloria Estrada, comenzaría una guerra política.

El alcalde William Dau, al ser preguntada su opinión sobre el regreso de Gloria Estrada a la política cartagenera tras ser dejada en libertad, dejó entrever que no iría con las taches arriba, por el momento. Lo que sí subrayó es que tomaría como una declaratoria de guerra cualquier ataque a miembros de su gabinete, por parte de los entes de control o por el Concejo que preside la política del Partido Liberal.

Hoy, la ciudad amaneció con una noticia que polemizará aún más la política local. La Contraloría Distrital ofició al alcalde Dau para que suspendiera a Johana Bueno, directora del Dadis, por presunto detrimento patrimonial en la compra de pruebas rápidas para coronavirus. (Entérese: Última hora: Contraloría exige a Dau suspender a directora del Dadis)

Por consiguiente, las trompetas militares ya comenzaron a sonar por los pasillos del Palacio de la Aduana y el eco se escuchó en la calle de El Arsenal.

La posición del Concejo

La concejala Gloria Estrada presidió la plenaria de hoy en la que sostuvo: “Ayer fui nuevamente atacada por el alcalde William Dau. No es la primera vez que me amenaza. Ya cansan tantas injurias y calumnias a las mujeres de la ciudad de una persona que como servidor público debe respetar. No estoy dispuesta a tolerar más amenazas”

Y agregó: “Hoy mi niñera me decía que tenía miedo de salir a la calle con el niño, pues no sabía de qué eran capaces todos los que me amenazan. Que tenía miedo de seguir trabajando. Yo eso lo entiendo, pues he vivido momentos muy difíciles, presuntamente, por miembros de esta administración. ¿Qué se puede esperar de un alcalde que declara una guerra?”.

Estrada instó a los entes de control nacionales a que se pronuncien ante lo pronunciado por el alcalde de Cartagena. “Amenaza a un servidor público es un delito. Cualquier cosa que me pase a mí, a mi familia o a algún concejal es responsabilidad del alcalde.

Por su parte, la concejala Kattya Mendoza invitó al alcalde de Cartagena a respetar a la mujer cartagenera, más cuando hay cinco de ellas en curules en la corporación edilicia.

El concejal que sesiona desde casa

El concejal Javier Julio Bejarano indicó que esta última semana ha asistido a las plenarias de forma virtual, pues recibió una presunta amenaza de muerte en su contra. “El control político no puede ser respondido con violencia o con amenazas personales. Es preocupante cómo se ha degradado la política en la ciudad, y gran parte de lo que sucede en contra nuestra en redes sociales es del alcalde Dau, que se comporta como un rey o un emperador que no se le puede criticar”, recalcó Bejarano.

Bejarano expuso que cualquier decisión penal o investigación que el Concejo considere conveniente tomar frente al Distrito, él la suscribe.

Las vías de hecho

El concejal César Pion proyectó un vídeo en el que aparece el alcalde Dau, en una pasado alocución, en la que dijo: “Pion dijo que hay muchos delincuentes en la calle. Los pájaros tirándole a las escopetas, si él es uno de los criminales que andan sueltos por la calle”.

Pion indicó que definir a su persona como un criminal suelto le abre la puerta a atentados a su integridad.

En otro vídeo presentado por el concejal, Dau sale expresando: “No hay quien salve a Cartagena porque los entes de control, jueces y fiscales son cómplices de la corrupción de Cartagena. Cómplices de los 18 concejales que defienden la libertad de Gloria Estrada. Si este contralor distrital delincuente se atreve a suspender a uno de mis funcionarios tomaremos las vías de hecho. Cartagena se respeta, ¡Nojoda!”.

Por ende, el concejal pidió a la Mesa Directiva del Concejo que ponga en conocimiento los hechos a los órganos de control para que actúen al respecto. Sin embargo, invitó al alcalde Dau a la cordialidad y a llegar a consensos por el bien de la ciudad.




Más noticias