<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Coches eléctricos y caballos a descansar: una ley que avanza en el Congreso

La iniciativa de la bancada bolivarense busca la sustitución de vehículos de tracción animal turísticos con carruajes sostenibles, como los de Alejandro Riaño.

Hay sociedades en las que escenas trágicas o anacrónicas se vuelven parte del paisaje. No sorprenden ni conmocionan a nadie. Así pasa en Cartagena, ciudad donde la gente sigue caminando hacia su diligencia, besa a la pareja o se toma su agua de coco, mientras grupos grandes de turistas lucen sonrientes a bordo de un coche tirado por un caballo sudado en el Centro Histórico.

Lea: ¿Quién le mete al diente a este problema en Bazurto?

Los videos de caballos desplomados sobre el asfalto ardiente abundan en las redes sociales, pero más de uno sigue bajando hasta encontrar algo que dé risa. No obstante, en simultáneo, los defensores animalistas llevan años instando al Distrito y a las autoridades responsables a intervenir este ámbito bajo preceptos medioambientales y culturales.

Coches eléctricos y caballos a descansar: una ley que avanza en el Congreso

En la otra orilla, el gremio de cocheros de Cartagena siempre ha criticado que desde hace años los pongan como los “malos del paseo”. No obstante, en julio del año pasado, la secretaria del Interior Ana María González-Forero, en ese entonces directora de Cooperación Internacional del Distrito, indicó que el gobierno de William Dau “tiene una postura de cuidar a los animales”, pero dejó claro que existe una responsabilidad con la Ley. “La única forma de hacer un intercambio a coches eléctricos es que los cocheros lo quieran”.

“Nuestra responsabilidad también es cumplir la Ley, estas personas (los cocheros) y este tipo de vehículos están cobijados por leyes vigentes que les permiten circular. Para cambiar esto es necesario la homologación del vehículo, gestionar los recursos y la voluntad de los cocheros”, expuso la funcionaria en ese momento.

¿Y la voluntad de los cocheros con que está conectada? Pues a la incertidumbre de quedarse sin trabajo, sin sustento para sus hogares, sin una actividad económica, mal vista por muchos, pero que actualmente es legal. Sin embargo, muy pronto puede convertirse en prohibida, en ilegal. Y ellos hacen parte de ese proceso.

La eventual ley

El Universal conoció que en la mañana del pasado jueves 23 de noviembre hubo una reunión clave en la Comisión Sexta del Senado. Al espacio, liderado por la senadora Nadia Blel, ponente del proyecto junto a la congresista Ana María Castañeda, asistieron representantes del gremio de cocheros, el presidente de la Federación de Cocheros y el abogado Juan Carlos Cárcamo, representante de los colectivos animalistas de Cartagena.

En esa Mesa Técnica todos tuvieron espacio para exponer sus puntos de vista y consideraciones al Proyecto de Ley 183 del 2022, iniciativa que avanza en el Congreso, el cual busca prohibir en todo el país el uso de animales para la tracción de vehículos con fines turísticos. Esto en aras de preservar sus derechos como seres sintientes que no merecen ningún abuso, maltrato o violencia.

No obstante, además de instar a los municipios y distritos a implementar alternativas amigables con el medioambiente, como los coches eléctricos, en el término de seis meses después de la sanción de la ley, este proyecto también ordena la ejecución de planes de adaptación laboral y reconversión productiva para que los cocheros no queden en el aire.

Su derecho al trabajo se respetará con programas de formación, capacitación y fortalecimiento empresarial asociados a modalidades alternativas y amigables con el medioambiente para seguir prestando sus servicios turísticos. Capaz como los conductores de los coches eléctricos.

Coches eléctricos y caballos a descansar: una ley que avanza en el Congreso

Esta reinvención laboral, económica y productiva contará con el apoyo financiero y técnico del Gobierno nacional a través del Ministerio de Trabajo, del Sena, de autoridades ambientales de orden nacional y territorial, del Fondo Nacional del Turismo (Fontur) y de gremios y organizaciones relacionadas con esta actividad.

Dichos recursos complementarán los gastos que el Distrito tendrá, por medio de sus presupuestos de inversión y de donaciones de cooperación internacional.

Otro tema en beneficio de los cocheros es que se van a librar de varias restricciones, piloteando coches eléctricos, y podrán trabajar sin un horario establecido, el cual es actualmente de 5 a 11 de la noche, para así no sobrecargar a los equinos con esfuerzo físico bajo el sol inclemente.

Coches eléctricos y caballos a descansar: una ley que avanza en el Congreso

¿Y los caballos? Por medio de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata), el Distrito deberá formular una Ruta Integral de Atención y Bienestar para la valoración y seguimiento de las condiciones de salud y habitad de los equinos, en aras de propiciar una vida sobre el pasto y no sobre el pavimento.

¿Y si pasan los seis meses y siguen los coches en el Centro? Se arriesga el cochero a un arresto de tres (3) a seis (6) meses; además, a multas de diez (10) a cincuenta (50) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

El proyecto de ley 183 fue creado por los senadores Nadia Blel, Lidio García, Enrique Cabrales y Jorge Benedetti; y por los representantes a la Cámara Juliana Aray, Silvio Carrasquilla, Cha Dorina Hernández y Yamil Arana, actual gobernador electo de Bolívar.

La iniciativa ya fue aprobada en su primer debate en el Senado por unanimidad en la Comisión Sexta. Ahora pasa a segundo debate en la plenaria del Senado con las precisiones recogidas en la reunión de hace unos días.

Los coches eléctricos

Muchos en Cartagena se preguntan: “¿Y qué pasó con el coche de Riaño?”. Cabe recordar que el año pasado el conocido comediante Alejandro Riaño, crítico acérrimo de los coches tirados por caballos en Cartagena, difundió en sus redes un vehículo eléctrico como modelo a seguir para que la ciudad empiece una transición por carruajes turísticos sin animales.

Coches eléctricos y caballos a descansar: una ley que avanza en el Congreso
Este coche eléctrico tiene una capacidad para 7 pasajeros y una autonomía de 110 a 130 km por carga.

En principio, Riaño lideró una campaña a través de ‘Vaki’ (plataforma de financiamiento colectivo), con la que en menos de 24 horas superó los 90 millones de pesos necesarios para entregarle a la ciudad el primer coche eléctrico.

“No es dejar a los cocheros sin trabajo, al contrario, es entregar un nuevo medio de transporte, amigable con el medio ambiente y que no necesita exponer a un animal a largas horas de trabajo en condiciones deplorables”, sostuvo el comediante el año pasado, quien socializó su propuesta con la administración Dau.

Pero la cosa quedó ahí. El furor se transformó en incógnita. 16 párrafos arriba, se mencionó la postura del Distrito en palabras de Ana María González-Forero, la cual resalta que la transición que promovió Riaño requiere de la voluntad de los cocheros.

Este gremio, en 2022, criticó la propuesta del comediante al señalar que el proyecto solo “obedece a un negocio multimillonario”.

“Si cada coche cuesta $90 millones, como ya dijo Alejandro Riaño, y se multiplica $90 millones por 60 coches, tienes $5.400 millones solo en los coches. Y si tú tienes la necesidad del estudio técnico para la infraestructura, porque se requieren estaciones de recarga en el Centro Histórico que no están ni en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) ni en el Plan Especial de Manejo del Centro Histórico (PEMP), tendrías que invertir $600 millones en estudios; es decir, es un proyecto que cuesta más de $6 mil millones. Eso es lo que le está presentado Alejandro Riaño a Colombia como un proyecto animalista”, explicó Joaquín Torres, abogado del gremio.

El abogado aseguró, el año pasado, que los cocheros “se niegan a comunicarse con Riaño, porque mientras pretende posar como un salvador de ellos, cada vez que puede los pone en la picota ante los medios de comunicación”.

Por su parte, Riaño explicó a El Universal que el proyecto para reemplazar equinos por coches eléctricos beneficiará no solo a los animales sino también a quienes manejan estos coches. Además, aclaró que estos coches no tendrán los costos elevados mencionados por los cocheros, sino que costarían entre 25 y 30 millones de pesos.

A continuación el proyecto de ley 183 del 2022:

Coches eléctricos y caballos a descansar: una ley que avanza en el Congreso

“Mi interés es el animal y el bienestar de quienes manejan estos coches y lograr un cambio. No es quitarles el negocio a esas personas. Queremos modificar la actividad, quitar el animal, cambiar la tracción y volverla eléctrica. Es muy sencillo este tema”, expuso Riaño.

Más noticias