<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Descolonización provechosa

“La nueva posición del Ministerio de Cultura de España abre la puerta para que nuestro país solicite amablemente la devolución de esos bienes culturales, que deberían estar...”.

En España, donde la polarización política es la constante, muchos más que en nuestro país, se está dando una coyuntura que el Gobierno nacional debe aprovechar, a través de la Embajada de Colombia en el país ibérico, para recuperar tesoros precolombinos que el reino español remitió en sus galeones al Viejo Continente o los que fueron donados por Bogotá a la ‘madre patria’, y que hoy reposan en sus muy aprestigiados muesos.

Sucede que el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, está empeñado en descolonizar los museos a cargo del Reino de España, lo que pone al gobierno del PSOE en la punta del debate internacional sobre las piezas y obras de arte del periodo colonial, que se encuentran fuera de sus países de origen, como lo destacan periódicos españoles como El País y ABC, lo cual incluye no solo el cambio en los discursos, “dirigidos a mirar al pasado desde el presente para, sin anacronismos, introducir en la narrativa de las exposiciones una visión más rigurosa de la historia”; también “la restitución de piezas a sus países o comunidades de origen”.

Por esto, ha sido muy oportuno nuestro columnista Jorge Dávila-Pestana Vergara, al poner el tema en la palestra y a disposición la Academia de Historia de Cartagena, la cual preside, para el recibimiento del Tesoro de los Quimbaya, a propósito del giro dado por el Ministerio de Cultura de España en cuanto a la posibilidad de restituir piezas precolombinas y de otras culturas, que se exhiben en los museos de aquel reino.

Tal como lo destaca Jorge Dávila-Pestana, en el Museo de América en Madrid reposan 121 piezas del famoso Tesoro, una colección impresionante y hermosa de poporos, estatuillas, platillos, vasos, cascos, narigueras, cascabeles, silbatos, collares, orejeras y pendientes de oro macizo, considerado por expertos como el mejor conjunto de orfebrería existente de toda la América prehispánica.

Es claro que España tiene conciencia de que el Tesoro de los Quimbaya, parafraseando a Dávila-Pestana, forma parte de nuestra identidad cultural, de nuestro legado patrimonial, una de las joyas de la corona de nuestro patrimonio arqueológico

España se hizo a este Tesoro por donación del presidente Holguín después de la expedición del Laudo Arbitral sobre los límites territoriales entre Colombia y Venezuela, luego de la desintegración de la Gran Colombia en 1830. Como la donación no se hizo con fundamento en las normas entonces vigentes, cursa una acción popular promovida por el abogado Felipe Rincón Salgado, que deberá definir la ilegalidad o no de ese acto.

Sin embargo, consideramos desde esta tribuna que no es necesario esperar esa providencia. La nueva posición del Ministerio de Cultura de España abre la puerta para que nuestro país solicite amablemente la devolución de esos bienes culturales, que deberían estar expuestos al mundo desde los museos colombianos.

Más noticias

  NOTICIAS RECOMENDADAS