<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Verdades inocultables

Inicio este espacio ofrecido por EL UNIVERSAL, acudiendo a mi independencia en la opinión para felicitar a dos ministros que tuvieron a sus cuestas el manejo de la pandemia que se llevó la vida de millones de personas en todo el mundo: El Ministro de Salud y el Ministro de Hacienda.

El primero, con paciencia y esperanza desarrolló una serie de normas que protegieron la vida de muchos colombianos y el segundo, entró a esa cartera para apagar el incendio que una imprudencia y brutalidad de su antecesor incendió al país con saldo de muertos y heridos, y después, ha tomado decisiones para impulsar nuevamente la economía colombiana. Pero lo que no puedo dejar de afirmar es la manera tan imprudente e inoportuna como el Ministerio de Minas y Energía ha actuado en relación con la facturación y tarifas del servicio de energía del Caribe Colombiano.

Para nadie es un secreto de que el grupo FENOSA que era el administrador y operador de ELECTRICARIBE falló ostensiblemente en la prestación de un servicio eficiente, según ellos por disponer de una regulación débil y un mercado de pobreza absoluta y según el gobierno, por negligencia y falta de acciones oportunas tanto en inversiones como en mantenimiento. Vino la intervención de la Superservicios y de allí la necesidad de disponer de una ley que facilitara la reingeniería al servicio eléctrico de la región.

Apareció la ley 1955 de mayo 2018 (PND) y le introdujeron un mico cual es el artículo 318. Haciendo uso de ese artículo, en época de pandemia, es decir, mientras se morían muchos colombianos y toda la población estaba encerrada atendiendo instrucciones de MINSALUD, los funcionarios de MINMINAS en contubernio con los llamados genios de la Comisión de Energía y Gas, funcionarios de Superservicios quien administraba a través de su agente interventor a ELECTRICARIBE fueron preparando el camino de lo que sería una masacre contra los usuarios costeños a través de la expedición de nuevas normas y decretos que en palabras castizas le entregan indirectamente las funciones de regulación a los operadores AIR-E y AFINIA para desarrollar el servicio de energía eléctrica en la región caribeña y cobrar unas tarifas muy alejadas del resto del país.

Esas normas se pueden analizar en los Decretos 1645 de Septiembre 10 de 2019 1231 de septiembre 11 de 2020, Resoluciones CREG 10/2020, 12/2020, 025/2021 y 079/2021. Nadie se opone a que las retribuciones por las inversiones y los costos de AOM se retribuyan a los inversionistas vía tarifas, así como tampoco es rechazable que las pérdidas de energía técnicas tasadas entre el 9 y 11% se incluyan en la composición tarifaria de energía.

Pero lo que sí es inaudito es que los usuarios honestos y cumplidos tengamos que asumir en nuestras facturas de energía las pérdidas no técnicas que es la ineficiencia administrativa y operativa del operador. O sea, la energía que se pierde, pero el operador debe pagarla al Sistema Nacional por fraudes, robos, alteraciones y des-calibraciones de los contadores, acometidas directas escondidas, la estamos pagando y peor aún, con carácter retroactivo.

Para evitar levantamiento de la población mas sentida, los operadores están aplicando de una, los incrementos en la facturación que estas acciones irregulares significan para los usuarios no residenciales y para los residenciales en un diferido durante 48 meses. Inventaron otra modalidad para dizque suavizar los efectos de estas afectaciones al bolsillo de los usuarios. La Opción Tarifaria, pero ojo, amigos, en cinco años el operador puede perfectamente decirles a los usuarios que en esa modalidad las pérdidas eran estimadas por lo que el usuario debe cancelar la diferencia, o sea, los costos.

Ah, y también los buenos tenemos que asumir la cartera morosa de los desplazados que viven en barrios subnormales quienes no pagan porque es otra irregularidad cobrar un servicio pésimo ya que sus redes de energía no son normales sino ganchos y una serie de marañas de alambres que se pegan a un transformador de distribución. Esa población y con toda la razón, exigen que se les normalicen sus redes para convertirse en usuarios de la energía, obras que son responsabilidad del gobierno y no de nosotros los usuarios honestos y cumplidos.

Para no dar vueltas en este tema y confundirnos con informaciones confusas que a veces dan los operadores, informo a los lectores que la mayor prueba de los efectos de la masacre a los usuarios costeños es tomar el Costo Unitario del Servio (CU) del estrato 4 que es la referencia por excelencia. Si se compara el CU de septiembre 21 con el CU de marzo 22, tenemos que, para AIRE, el incremento de la opción tarifaria es del 34.5% y para AFINIA, 32.8%. Ese incremento para otras regiones colombianas como Medellín (EPM) es del 3.1% y en Pereira (AIR-E) es del 6.8%.

Lo que mas molesta en todo este rollo es que nadie ni del gobierno ni de los operadores se atreven a decirle a los usuarios que en las facturas estamos pagando la ineficiencia administrativa y operativa las empresas operadoras. Solo se limitan a decir a través de algunos comunicadores a su servicio que las inversiones y el AOM se cobran vía tarifas, Mejor dicho, nos dicen que el agua moja. Lástima que la polarización que vive el país, ciega a mucha gente y cada vez que sale una comunidad a protestar la califican de terrorista o comunista pero esos protestantes tienen la razón cuando dicen que los costos de energía han incrementado mas de 7 veces el IPC oficial.

Solo les pido que se calmen y tengan algo mas de paciencia que pueden tener la seguridad que no dejaré de luchar para demostrar que lo que nos hicieron a los costeños es una barbaridad. Tengo esperanza que la Señora Procuradora General profiera así sea una opinión sobre esta masacre porque en noviembre puse en su conocimiento esta problemática. No cuenten para nada ni se desgasten con la SSPD porque esa entidad participó en la bandeja que sería atracción para los futuros inversionistas y cada queja la resuelven diciendo que los dos operadores están aplicando la regulación (claro hecha a la medida de ellos). Amanecerá y veremos.

Ver más de




Más noticias