<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Un nuevo crédito

Está en discusión en el Concejo Distrital la autorización de un nuevo crédito al gobierno local para financiar una serie de obras en la ciudad. Como en ocasiones anteriores, estas solicitudes están llenas de debates sobre su conveniencia para las finanzas del Distrito. Algo claro es que los gobiernos tienen dentro de sus mecanismos para invertir acudir a fuentes de financiamiento externas, dentro de las cuales un crédito con el sector financiero es una de ellas. Lo importante es que la administración tenga la capacidad de pago para asumir este compromiso y que los recursos sean priorizados y ejecutados correctamente.

El proyecto presentado por la administración distrital contempla la autorización de endeudamiento hasta por $161 mil millones. Este monto se invertiría en cinco proyectos: (i) $40 mil millones para mejoras en la infraestructura educativa en los colegios públicos; (ii) $20,7 mil millones en el fondo de chatarrización de vehículos en Transcaribe; (iii) $36,9 mil millones destinados a la pavimentación de vías principales en distintos barrios; (iv) $19,9 mil millones orientados a mejorar las condiciones de las viviendas de personas en pobreza extrema; y (v) $40 mil millones a la construcción de la solución de alcantarillado en Bayunca y Pontezuela.

No hay duda de que estos proyectos son necesarios porque, de ejecutarse bien, apuntarían a aliviar la pobreza. Una infraestructura educativa en buenas condiciones puede contribuir a mejorar la calidad de la educación pública. Consolidar Transcaribe es invertir en un transporte digno y sostenible que permita reducir la segregación espacial de la ciudad, así como los tiempos y costos de transporte a los ciudadanos. Los proyectos de pavimentación de vías, de mejora en las viviendas y del alcantarillado en Bayunca y Pontezuela apuntan a reducir la pobreza multidimensional de un grupo importante de residentes.

De acuerdo con los reportes de viabilidad fiscal del Ministerio de Hacienda y la calificación de riesgo otorgada por la firma FitchRating, el Distrito no tendría problema para asumir el crédito solicitado. La propuesta plantea que para el pago de la deuda se destinará un porcentaje de la sobretasa a la gasolina (hasta un 50%) y otro del Sistema General de Participaciones (SGP) de libre destinación (hasta un 35,5%). Sería un crédito a 10 años con 2 años de gracia y sujeto a las tasas de mercado.

Un punto importante de la discusión es la ejecución de estos proyectos. La ciudad muestra que en el pasado no se dio el mejor uso de los recursos y la ejecución de los proyectos tomaron periodos mucho mayores a los inicialmente planeados. Es fundamental que la administración tome las medidas correctivas del caso para evitar que esas situaciones se repitan. Además, no debe perderse de vista que es fundamental fortalecer el recaudo tributario local. Solo con unos ingresos propios robustos se podrá atender las necesidades de inversión requeridas en la ciudad.

Ver más de




Más noticias