<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

La música

En la historia de la música debemos distinguir distintas épocas: el barroco, el clasicismo y el romanticismo. El barroco surgió con la aparición de la ópera. El clasicismo nace como una forma de ruptura contra las reglas estrictas de la música barroca. A partir de 1820 nace el romanticismo.

Joseph Haydn fue uno de los primeros compositores de música clásica y es considerado el padre de las sinfonías.

Johan Sebastián Bach es el más representativo de los maestros de la música Barroca. Precisamente, en un teatro de Bogotá están promoviendo conciertos de la “música barroca en Versalles”, lo que es una oportunidad para que la cultura musical y el reencuentro con el barroco esté presente en Colombia. Dos auténticos maestros en la historia de la música fueron Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig Van Beethoven.

Etapas de la vida de Mozart; el primer viaje de Mozart, desde su natal Salzburgo fue con destino a Múnich, era un niño acompañado por Leopold su padre, tenía cinco años y sus presentaciones fueron muy bien acogidas en toda esa gira. Estuvo en Roma, Nápoles y Verona. A los 14 años lo nombraron maestro de la filarmónica de Bolonia. En Frankfurt dio un concierto que contó con la presencia de Goethe quien distinguía a Mozart como el pequeño con una espada en la cintura. Mozart se quejaba de Salzburgo porque no había ópera y decía que no podía vivir en una ciudad sin ópera.

Mozart en contraste con Beethoven no fue innovador, siempre se ajustó a los patrones. Tiene el mérito de haber elevado los conciertos para piano a la más alta expresión sinfónica.

Un autor considera que Mozart es el “primero de los románticos, siendo el exponente más acabado y dialécticamente más complejo del clasicismo”. Los compositores eran solicitados para escribir obra por encargo. El plagio era utilizado por esos improvisados oportunistas.

Wolfgang era un personaje mundano: jugaba billar y bolos, apostando con los amigos. Y mientras esperaba su turno para jugar, tarareaba una composición. También fue esgrimista y montaba a caballo que eran de su propiedad. Usaba con frecuencia frases vulgares, escatología. Escogió como esposa a una niña Weber contra la opinión de su padre. “Te has vuelto demente”. ¿Has olvidado el propósito de tu viaje? Sé precavido, precavido. Un hombre incapaz de autocontrolarse en las más finas de las artes va a parar a la calle, acompañado de seis hambrientos y gritones bebés”. Constance era la escogida que según su padre era una mujer anodina. Era jugadora y ocasionaba ingentes gastos a Mozart lo cual contrariaba al compositor permanentemente.

ORTOGRAFÍA: Es lamentable que en los noticieros y emisoras de la radio de Bogotá no se defienda el castellano como corresponde a una ciudad capital con múltiples universidades e institutos de enseñanza. Es así como una serie de locutores de ambos sexos violan las más elementales reglas del castellano no solo en su correcta ortografía, sino también en la pronunciación. Esta semana la información escogió como víctima fue el término Harto que irresponsablemente y sin ningún rubor cambiaron por JARTO. Los locutores eliminaron la H y usaron la J; es verdaderamente censurable que esos periodistas radiales no verifiquen la autenticidad de su castellano.

*Exdirector de El Universal. Académico de Medicina e Historia.

Ver más de




Más noticias