<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

La gran estafa

El 28 de abril escribí el artículo en El Universal “A aclarar las dudas”, haciendo referencia a las dudas presentadas en las pasadas elecciones al Congreso y escogencia de candidatos, donde hubo enormes diferencias entre el preconteo de votos y resultados finales presentados por la Registraduría, inicialmente una diferencia de medio millón de votos y posteriormente un millón, diferencias que hasta la fecha no han quedado claras, dejando un sabor agridulce al pueblo colombiano por desconocer exactamente las razones, aparte que se presentaron otros hechos descritos en el artículo.

El 29 de mayo será la elección a presidente de Colombia y con el deseo único de prevenir que no se presenten situaciones similares a las del 13 de marzo, enuncio aquí algunas formas de fraude electoral perfilándose una gran estafa al pueblo colombiano, cambiando los resultados a favor de uno de los candidatos al modificar los resultados de la votación por lo que es labor de los jurados, testigos de cada partido y observadores internacionales estar atentos a que esto no se presente:

1. Votación doble por estar inscritos en dos diferentes lugares para votar.

2. Personas fallecidas y aparecen votando.

3. Personas que no votan y sin embargo aparece que votaron

4. Compra de votos (lo más usual), llevando en buses a los votantes hasta el lugar de votación con la tarjeta lista para votar.

5. Obligar con amenazas para votar por un determinado candidato (ha pasado).

6. Intercambio de cajas con votos prefabricados, cambiándolas por las reales.

7. Modificación en las actas de votación por los jurados.

8. Desorientación a los votantes para no encontrar su mesa de votación (pasó en las pasadas elecciones).

9. Modificación en el software de control de elecciones, modificando los resultados a favor de un determinado candidato (casi imposible de detectar si no se ha hecho verificaciones anteriores a la votación y sellando todos los puertos de acceso al software).

10. Diferencias abismales entre el preconteo y resultado final favoreciendo a un determinado candidato ya sea por errores intencionales o no en el reporte de las mesas de votación hechas por los jurados (pasó en las pasadas elecciones apareciendo un millón de votos que todavía no se sabe a quién favorece en su totalidad).

Estos puntos solo enuncian lo que ha pasado en otras elecciones aquí y en otros países, esperemos que en la voluntad real del pueblo para escoger su candidato a la Presidencia de Colombia no se presenten actos de corrupción que modifique ilegalmente su deseo produciéndose una gran estafa al elector. Soldado avisado no muere en guerra y es obligación de cada uno de nosotros vigilar para que esto no ocurra.

Ver más de




Más noticias