<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Los dos nombres del futuro gabinete que generan dudas

Los 16 nombramientos del nuevo gobierno de Cartagena generaron aplausos al unísono tan pronto el alcalde electo Dumek Turbay los anunció desde su cuenta de X. Sin embargo, días después comenzaron a surgir dudas, entre algunas voces (muy pocas), por dos de esos nombres: el nuevo jefe jurídico, Milton Pereira Blanco, y la nueva secretaria de Hacienda, María Camila Salas.

Pereira Blanco es un abogado y licenciado en Filosofía. Fue jefe jurídico de la Alcaldía durante el gobierno de Sergio Londoño, entre agosto de 2017 y abril de 2018. También ha sido asesor externo de Corvivienda, IDER e Icultur.

Las dudas que desde ya genera el rol que desempeñará Pereira Blanco —reconocido por su buena hoja de vida— comenzaron a surgir por una relación laboral que tuvo con KMA, empresa de los Amín de Cartagena. Menzel Amín Avendaño, gerente de KMA, le entregó un poder en 2020 para que representara a esa compañía en una licitación vial de la Gobernación de Bolívar, por $32.676 millones.

Esa relación laboral —usual entre un abogado y una empresa— sugiere un eventual conflicto de interés, mas no inhabilidad alguna para que Pereira Blanco se posesione como secretario jurídico. Y hay un eventual conflicto de interés porque KMA tiene demandado al Distrito desde el 4 junio de 2021, dado que el alcalde William Dau no firmó el acta de inicio de obras para la construcción de la Quinta Avenida de Manga y el Corredor Portuario, por alianza público privada.

Como Dau no continuó ese proceso, KMA demandó ante el Tribunal Administrativo de Bolívar, alegando perjuicios por unos $111.603 millones. El Distrito comenzó una estrategia de defensa, en cabeza de su Oficina Jurídica y acompañada por la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado. Por eso, Pereira Blanco deberá declararse impedido a la hora de actuar en cualquier proceso que involucre a esa empresa, dado el riesgo de parcialidad que existe de su parte.

El segundo nombre que genera dudas es el de María Camila Salas, en Hacienda. Esta administradora de empresas, con máster en Comercio Internacional y Dirección de Mercadeo, viene del sector privado. Desde allí se dedicó, principalmente, a la promoción de Cartagena como un destino atractivo para la inversión nacional e internacional.

Si bien como parte de su labor en la Cámara de Comercio asesoró a varios municipios bolivarenses en asuntos tributarios, tiene poca experiencia en el manejo de las finanzas públicas. Su perfil contrasta con el de la actual secretaria, Diana Villalba, economista con especialización en Hacienda Pública y maestría en Dirección Financiera, quien trabajó durante 16 años en la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda.

Villalba saneó las finanzas y mejoró la perspectiva de calificación de Cartagena, según una nota reciente de Fitch Ratings. Salas, por tanto, recibirá una cartera con un listón alto y, como lo explicó La Contratopedia, mantener en verde las finanzas del Distrito será una de las principales tareas del gobierno de Turbay.

*Cofundadora de La Contratopedia Caribe.

Más noticias