<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Celebrar la cultura

Entre el 25 y el 27 de julio se llevó a cabo en la ciudad de Cali el encuentro ‘Tradiciones y sabores hacia el desarrollo sostenible’, en el cual convergieron unas 120 personas representativas de todas las manifestaciones culturales inmateriales que hasta hoy existen en el país, tanto las que ya están en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la nación, como aquellas postulaciones aceptadas y que se encuentran elaborando su Plan Especial de Salvaguardia (PES). Paralelamente y en el mismo escenario de la Secretaria de Cultura de Cali, se realizó el Encuentro de Cocineras Tradicionales y Escuelas de Gastronomía.

Fue un encuentro para celebrar la cultura, disfrutar de lo que somos, reconocer y valorar la diversidad y calidad de nuestro rico patrimonio cultural inmaterial, alegrarnos del país que tenemos, tanto en los múltiples aspectos de la cultura inmaterial como en el de las cocinas. Se hace evidente que en todas las regiones del país confluyen dos, tres o más grandes aportes a la gastronomía local, que expresa identidad, pertenencia, orgullo y un profundo sentimiento de unidad en la diversidad. Expresiones culinarias que no solo permiten reconocer, sino también diferenciarnos, pero valorando lo de otras personas y poblaciones.

En todas partes la gastronomía popular, tradicional y local empieza a ser un potente instrumento de generación de ingresos, de construcción de emprendimientos y palanca para ampliar la oferta turística, para atraer visitantes que buscan experiencias, innovaciones, conocer aquello que solo se vive y se siente localmente.

Uno de los eventos del primer día, fue la entrega por parte de la ministra de Cultura al alcalde de Cali, de la resolución por la cual el Consejo Nacional de Patrimonio eleva a la categoría de patrimonio cultural inmaterial de la nación el Complejo Musical Dancístico de la Salsa Caleña como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. Este es su segundo reconocimiento, pues desde el año 2013 el Consejo Nacional de Patrimonio incluyó la tradición caleña de celebrar a los ahijados con Macetas de Alfeñique, en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Colombia.

Estos reconocimientos elevan los motivos de orgullo y valoración que los caleños hacen de sus expresiones culturales, y ese mismo orgullo se ve claramente en las más de 23 manifestaciones que hoy existen en el país, desde el palabrero Wayuu, pasando por el Carnaval de Barranquilla, la música vallenata, los cuadros vivos de Galeras, hasta lo mas profundo del país, como las manifestaciones del Guaviare, Casanare y el Amazonas. Un reto grande nos presentan estos reconocimientos a Cali, sabiendo que tenemos tantas y de tal calidad. Expresiones únicas, diversas, en todos los campos culturales, con profundo arraigo y sentido de pertenencia, fundadas en nuestra historia, transportadas hasta en la sangre por generaciones, pero que aún no son instrumentos para el desarrollo y la celebración alegre.

*Sociólogo.

Ver más de




Más noticias