<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Policía busca los cadáveres de un expresentador de TV y su novio asesinados

Los agentes han rastreado varios estanques y otros lugares en una finca cerca de la localidad de Goulburn, al suroeste de Sídney. Conozca más de la trágica historia.

En un giro sombrío en el sureste de Australia, la policía intensificó este lunes la búsqueda de los restos del conocido ex presentador de televisión Jesse Baird y su pareja, Luke Davis, quienes habrían sido víctimas de un homicidio a manos de un agente de policía la semana anterior. Lea aquí: Policía es acusado del asesinato de un expresentador y su novio en Australia

En una operación meticulosa, las fuerzas de seguridad exploraron una finca en las proximidades de Goulburn, aproximadamente a 194 kilómetros al suroeste de Sídney. La búsqueda se centró en varios estanques y áreas circundantes, según informó David Hudson, subjefe de la Policía de Nueva Gales del Sur, durante una rueda de prensa.

El sospechoso, identificado como el oficial Beau Lamarre-Condon de 28 años, enfrenta acusaciones por el doble asesinato y, según reportes, ha declinado cooperar con las autoridades en la localización de los cuerpos.
La policía de Nueva Gales del Sur realiza una búsqueda en línea en una propiedad rural en Hazelton Rd, Bungonia en Southern Tablelands, 170 km al suroeste de Sydney, Nueva Gales del Sur (NSW), Australia. //EFE
La policía de Nueva Gales del Sur realiza una búsqueda en línea en una propiedad rural en Hazelton Rd, Bungonia en Southern Tablelands, 170 km al suroeste de Sydney, Nueva Gales del Sur (NSW), Australia. //EFE

La investigación reveló que Lamarre-Condon adquirió herramientas específicas y pesas, presumiblemente utilizadas en el crimen, para ingresar a la finca y posiblemente para deshacerse de los cuerpos. Se le acusa de haber utilizado un arma de fuego para cometer el asesinato en la residencia de Baird, quien era una figura prominente en Network 10 de Australia, en el suburbio este de Sídney, Paddington.

Tras el homicidio, el oficial habría empleado una furgoneta blanca, ya incautada por la policía, para trasladar los cuerpos de la pareja. Lamarre-Condon, descrito como un alto funcionario de una unidad especializada de la policía, tendría vínculos personales con Baird, incluidas relaciones íntimas previas.

Durante la investigación, se hallaron evidencias balísticas compatibles con el arma del sospechoso. Este caso ha capturado la atención mediática, llevando a Karen Webb, jefa de la Policía de Nueva Gales del Sur, a emitir una disculpa pública por las falencias en investigaciones de crímenes contra la comunidad LGTBI desde 1970 hasta 2010, asegurando un compromiso por mejorar el servicio policial. Lea aquí: Tiburón ataca a mujer en isla de Australia: está herida de gravedad

Homenajes florales colocados en la residencia de Paddington de Jesse Baird en Sydney, Nueva Gales del Sur, Australia. //EFE
Homenajes florales colocados en la residencia de Paddington de Jesse Baird en Sydney, Nueva Gales del Sur, Australia. //EFE

La alarma se disparó cuando Baird, de 26 años, y Davis, un auxiliar de vuelo de 29 años de Qantas, desaparecieron, desencadenando la investigación policial tras el descubrimiento de objetos personales ensangrentados en un contenedor en Cronulla, al sur de Sídney. Este hallazgo llevó a la policía a inspeccionar la casa de Baird en Paddington, donde encontraron rastros de sangre, y a registrar otras propiedades vinculadas al caso.

Más noticias