<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Múltiples víctimas deja tiroteo en un hospital psiquiátrico en EE.UU.

El sospechoso del tiroteo fue dado de baja por la Policía del estado de New Hampshire.

Un tiroteo este viernes en el Hospital del estado de Nuevo Hampshire, en la ciudad de Concord (noreste de Estados Unidos), ha resultado en múltiples víctimas y el autor muerto, según informaron las autoridades.

“Hay múltiples víctimas”, informó en un mensaje en la red social X (antes Twitter) la Policía de Nuevo Hampshire, que no precisó si se trata de heridos o muertos.

“La situación en el Hospital del estado de Nuevo Hampshire ha sido contenida. La escena permanece activa. El sospechoso ha fallecido”, detallaron las autoridades. Lea aquí: Un millar de detenidos por Marruecos al intentar saltar la frontera española

Hasta el momento, del hecho hay dos víctimas confirmadas que son el autor del tiroteo y otra persona que fue atacada por el tirador. “El individuo armado mató a tiros a una persona antes de ser asesinado por un policía estatal el viernes en el vestíbulo de un hospital psiquiátrico de New Hampshire, insistieron las autoridades.

El policía estatal que disparó al pistolero no resultó herido en el ataque. El motivo del tirador aún no está claro.

El Hospital New Hampshire, que tiene aproximadamente 185 camas, es el único hospital psiquiátrico para adultos administrado por el estado. Está ubicado en la ciudad capital de Concord, cerca de Concord High School, varias agencias estatales y un tribunal de distrito. Está ubicado en un gran campus que comprende más de cien acres (40,5 hectáreas) de terreno.

La representante demócrata estadounidense Annie Kuster calificó el tiroteo de “horripilante” en un comunicado y pidió al público que se mantuviera alejado del hospital mientras la policía trabajaba en el lugar.

Otros miembros de la delegación del Congreso del estado también emitieron declaraciones de apoyo. “El estado se movilizó de inmediato y los socorristas y las fuerzas del orden están en el lugar”, dijo el gobernador Chris Sununu en un comunicado. “Proporcionaremos tantos detalles como sea posible a medida que se desarrolle esta situación”. Lea también: Seis niños murieron jugando en un castillo hinchable: acusan a la empresa

El tiroteo del viernes fue el último acto de violencia en un hospital estadounidense. Los centros médicos de todo el país han luchado por adaptarse a las crecientes amenazas, lo que ha ayudado a que la atención médica sea uno de los campos más violentos del país.

Hace menos de un mes, 18 personas fueron asesinadas en un tiroteo en el vecino estado de Maine perpetrado por un exmilitar.

Más noticias