<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Los archivos de Uber: la supuesta estrategia para ser las “víctimas” de los taxistas

La investigación que sacó a relucir cómo la compañía evadía el control de las autoridades.

El crecimiento repentino de Uber fue una revolución que cambió la forma de pedir transporte, sin embargo, también dejó repercusiones tras riñas y disputas con el gremio de taxistas.

Hoy Uber se encuentra envuelto en un nuevo escándalo tras filtrarse el domingo 10 de julio unos archivos confidenciales en los que se le acusa de llevar acciones ilegales. La investigación fue nombrada como “Los archivos de Uber”, resultado de la unión de varios medios de comunicación como el diario británico The Guardian y que luego compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). En la investigación también participó The Washington Post.

Según lo anunciado, los representantes de la compañía le habrían sacado partido a las reacciones violentas que recibieron sus conductores por parte del gremio de taxistas, logrando de esta forma tener un respaldo y evadir a las autoridades que podían regularlos.

Los documentos expuestos son alrededor de 124.000, recopilados entre 2013 y 2017, y señalan que las acciones de Uber son ilegales y que sus ejecutivos lo sabían. Los reportajes tocan fibras muy delicadas como, por ejemplo, que Uber está vinculado con gobiernos para ayudar a su expansión, encontrando implicado a Emmanuel Macron entre 2014 y 2016.

Macron fue promotor de Uber y defensor de la idea de convertir a Francia en una “nación de emprendimientos” en general, pero los documentos filtrados van mas allá y evidencian el respaldo del entonces ministro de políticas de izquierda.

Las revelaciones han desatado indignación, sobre todo entre políticos de izquierda, que reprueban el vínculo entre Uber y Macron calificando que está contra “todas nuestras normas” y un “saqueo al país”.

Los controversiales documentos

El nuevo escándalo es un duro golpe para la compañía. Los archivos son tan delicados que muestran el intercambio de mensajes de texto y correos electrónicos entre ejecutivos, uno de ellos es el antiguo presidente y cofundador Travis Kalanick.

Recordemos que Travis tuvo que renunciar en 2017 por acusaciones como: malas prácticas en su gerencia, acoso sexual y psicológico que implicaba a funcionarios dentro de la compañía.

Entre los mensajes se encuentra el que Travis le envió a otro líder de la empresa: “La violencia garantiza el éxito”, le escribió a otro de los líderes de la empresa a medida que impulsaba una contraprotesta en medio de las manifestaciones de París en 2016 contra la llegada de Uber al mercado.

La recuperación pronta y expansión de Uber se había justificado en los subsidios a conductores y en descuentos en tarifas que se habían hecho en el gremio de los taxis, y “a menudo sin procurar licencias para operar como un taxi o servicio de limusina”, informó uno de los medios que participó en la investigación.

Conductores de Uber de toda Europa enfrentaron violentas represalias de los taxistas que los veían como una amenaza a su medio de vida. La investigación halló que la empresa aprovechaba estos escenarios en los que los conductores eran atacados, siendo esta la oportunidad para que los ejecutivos reaccionaran rápido para capitalizar la búsqueda de respaldo regulatorio y de la opinión publica.

Tenían una táctica muy común en países europeos, movilizando a conductores y alentándolos a denunciar ante la policía cuando fueran víctimas de violencia, con el objetivo de usar el cubrimiento mediático y la popularidad para obtener la colaboración de las autoridades.

Nos hemos movido de una era de confrontación a una de colaboración, demostrando una voluntad de sentarnos a la mesa y encontrar puntos de acuerdo con antiguos opositores, incluyendo los sindicatos y las compañías de taxis”,

dijo Uber.




Más noticias