<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Indígenas de Ecuador exigen fin a estado de excepción para dialogar con Lasso

El máximo líder de la Conaie y principal promotor de la movilización, Leonidas Iza, exige que el Gobierno garantice los derechos del pueblo.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) exigió este martes al Gobierno que ponga fin al estado de excepción que rige en seis provincias del país y que cese la represión a las protestas, medidas que propiciarían un proceso de diálogo con el presidente Guillermo Lasso.

En un pronunciamiento por redes sociales, el máximo líder de la Conaie y principal promotor de la movilización, Leonidas Iza, dio respuesta así al ofrecimiento para iniciar un proceso de diálogo con el Gobierno, auspiciado por varias organizaciones de la sociedad civil, como la Iglesia católica, y al que Lasso ya ha aceptado asistir.

Iza evaluó esta novena jornada de la movilización social como una de las más violentas contra los manifestantes por parte de las fuerzas del orden, militares y policías, sobre todo en Quito, donde se ha concentrado el grueso de la protesta.

El líder indígena advirtió de una “grave crisis política” y de una “irresponsable” represión contra el movimiento indígena, que es la cabeza de un conjunto de colectivos sociales descontentos con la gestión económica del Gobierno conservador de Lasso.

Se lamentó de que la respuesta del Ejecutivo se haya basado desde el lunes 13 de junio, cuando empezó la movilización social indefinida, casi exclusivamente en el uso de la fuerza y las detenciones, que calificó de ilegales.

EXIGEN LIBERAR CASA DE CULTURA

La militarización de la Asamblea Nacional, con la ocupación por parte de la fuerza pública de las instalaciones de la Casa de la Cultura y el asedio en torno a las universidades que han acogido a los manifestantes, ha sido la respuesta del Gobierno, comentó el líder indígena.

Iza dijo que estos hechos han exacerbado el ánimo de los indígenas, sobre todo porque se ha impedido su paso al parque de El Arbolito, situado junto a la Casa de la Cultura, lugar donde tradicionalmente se concentran los manifestantes y que albergó a los indígenas en las protestas de octubre de 2019, un episodio que paralizó al país durante unos diez días y que se saldó con una decena de fallecidos y 1.500 heridos a nivel nacional.

Asimismo, dijo que hasta el momento la Conaie ha registrado dos personas muertas en el marco de la represión policial, en referencia a uno que falleció al rodar por una ladera en el sector de Collas, cerca de Quito, y otro en las protestas de este martes en la provincia amazónica de Pastaza.

También habló de 79 detenidos, pero remarcó que esa cifra podría aumentar mientras se consolidan las informaciones de las demás provincias donde se ha extendido la protesta social contra una “política económica que nos está matando de hambre”, según afirmó.

LUGAR PARA UNA ASAMBLEA POPULAR

En ese entorno, Iza exigió que el Gobierno garantice los derechos del pueblo y pidió que se reduzcan las acciones represivas, que se derogue el estado de excepción en vigencia desde el pasado sábado y que se desmilitarice la zona del parque El Arbolito en Quito.

Esa petición tiene el objetivo de permitir que en ese espacio se instale una asamblea popular de todos los sectores sociales para definir los mecanismos de diálogo.

Delegados de indígenas, sindicatos, maestros, amas de casa, artesanos, campesinos, afrodescendientes, mujeres, intelectuales, artistas y jubilados formarán parte de dicha asamblea nacional y popular, agregó Iza.

El presidente de la Conaie dijo que solo así se puede pasar a un proceso de diálogo que genere resultados, pues comentó que en anteriores ocasiones las organizaciones populares han sido burladas por los gobernantes, que al final han incumplido sus ofertas.

“Vamos a sostener esta lucha” por un “diálogo con resultados”, finalizó Iza.




Más noticias