<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El emotivo mensaje de Sergio Vega tras la muerte de su esposa, Paula Durán

“Esta guerrera, esta mujer hermosa que me dio mi Dios murió en mis brazos”, dijo Vega en un video que colgó en sus redes sociales.

Sergio Vega se veía conmovido. Estaba triste porque su esposa, Paula Durán, había fallecido un par de horas atrás debido al cáncer terminal que padecía. Tenía en sus manos un cuadro un dibujo de su rostro y el de su esposa. Lea: Última hora: falleció Paula Durán, colombiana que padecía cáncer en EE. UU.

Se aferró a él para que le diera fuerzas y empezó a hablar. Relató cómo fueron los últimos momentos de vida de su esposa. “Me duele en el alma, me partió el alma ver partir a mi esposa, esa mujer con la que he luchado en los últimos siete años”, dijo con la voz quebrada pero un tono pausado.

“Esta guerrera, esta mujer hermosa que me dio mi Dios murió en mis brazos. La abracé y estuve ahí hasta el último suspiro. Hoy a las 3:00 p.m., Dios la llamó para que entrar a su reino”.

Esta guerrera, esta mujer hermosa que me dio mi Dios murió en mis brazos. La abracé y estuve ahí hasta el último suspiro”.

Sergio Vega

Vega afirmó que estaba agradecido con Dios por haberlo elegido a él, entre tantas personas en el mundo, para ser el esposo de Paula. En medio del relato recordó el día en que se casaron. Fue un 24 de septiembre, hace siete años. A las 4:00 p.m., ella ingresó de la mano de su padre a la catedral de Neiva. Desde ese momento, dijo, fue feliz y trató de hacer que su esposa también lo fuera. Cumplieron varios sueños junto

Cuando dijo eso se le iluminaron los ojos, pero después su tono de voz se volvió a quebrar. Tuvo que hacer una pausa. Suspiró y después dijo: “me siento tranquilo porque di el 101% en este tiempo, traté de robarle muchas sonrisas a esa mona, pero me duele haberla perdido”.

“No sé qué hacer, siento vacío, siento frío en las manos. Me duele en el alma, me duele porque no pudimos cumplir ese collage que le prometí cuando nos volvimos novios, donde solo faltaba que llegáramos a viejitos... Pero estos siete años fueron maravillosos”, agregó.

“Tenemos un angelito más que nos cuida desde el cielo. Estoy muy agradecido con Dios y la vida por haberse puesto a esta maravillosa mujer y permitirme ser el papá de sus hijos”.

Después volvió a hacer un silencio. Se quedó mirando un punto fijo, como cuando alguien está en un transe, y cuando encontró palabras comentó: “aveces no lo creo. ¿Dónde está? Nunca me imaginé que le iba a pasar eso a mi esposa. Me duele en el alma, me desgarra, se fue parte de mi vida, mi motivación. Esa mona me motivaba a hacer muchas cosas, pero se queda en mi corazón, en mi mente y más adelante me encontraré con ella en la eternidad”.

Vega recordó que estuvo más de 1.200 días casado con Paula. Después le dedicó unas palabras a los papás de su esposa, a los amigos, a sus familiares, a todas las personas que se unieron en oración con ellos y los acompañaron en este duro momento.

Sergio concluyó el video dándole las gracias a todas las personas que lo acompañaron en este proceso y recalcando que se sentía muy orgulloso de haberse casado con Paula, el eterno amor de su vida.




Más noticias