La transición gradual es clave para la seguridad energética: Acipet

En el congreso liderado por la Acipet se abordó el panorama de los hidrocarburos en el país y los escenarios para implementar las energías limpias y renovables.

La seguridad energética, la disminución del uso de los combustibles fósiles y la transición hacia energías limpias y renovables es un tema álgido, no solo en la agenda política económica de Colombia, sino a nivel internacional. Precisamente estos puntos fueron abordados en el marco del XIX Congreso de Petróleo, Gas y Energía que se realizó en días pasados en Cartagena y en el que participaron más de 1.700 personas, entre representantes de entidades gubernamentales, la academia y empresarios del sector minero energético.

Este encuentro fue liderado por la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet), entidad que es cuerpo consultivo del Gobierno nacional, y que, en el desarrollo de sus diversas actividades, aporta a la ciencia, la tecnología, la publicación de datos y de información que sirven para delinear la política energética del país.

“Espacios como el Congreso de Petróleo, Gas y Energía aportan conocimientos técnicos y académicos a quienes hacen parte de la industria, además de entregar un panorama del sector y cómo desde la colectividad e individualidad podemos construir una política energética sostenible, que beneficie a todos los colombianos”, indicó Luis Guillermo, director ejecutivo de Acipet.

Transición energética: gradual y responsable

Uno de los momentos destacados del congreso fue la participación de la Dra. Irene Vélez, ministra de Minas y Energía, quien en un amplio discurso detalló la hoja de ruta del papel actual de los hidrocarburos, la transición energética y la relación que deberá construirse entre Gobierno e Industria, y sectores sociales.

“Desde el Gobierno, reconocemos la importancia del sector de hidrocarburos para el país y es por eso que los invitamos a que se sumen a este proceso de transición justo, gradual, intensivo en conocimiento y seguro con el cual lograremos convertir a Colombia en una potencia mundial de la vida”, dijo la ministra Vélez en su intervención.

Se reconoció el papel fundamental del gas natural como un combustible de bajas emisiones que garantizará la seguridad y confiabilidad energética que requiere el país en la actualidad, y que contribuirá a cumplir con los resultados esperados con los planes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), establecidos en sus propósitos de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030.

“Hacer esta transición en 20 años o menos, es igual a precipitarla, lo cual sería mucho más nefasto que el mismo cambio climático. El uso de energías fósiles continuará a largo plazo. No hay ningún país que tenga desarrollada la transición energética al 100%, pues día a día aumenta el consumo de energía en el mundo y es por esta razón que lo que debemos hacer es nutrir y diversificar la matriz energética conformada por todo tipo de energías”, explicó el director ejecutivo de Acipet.

“Sin la exploración del subsuelo habrá más pobreza”

Otra de las conclusiones del Congreso es que los proyectos para explorar el subsuelo colombiano son indispensables para la seguridad energética y el desarrollo socioeconómico del país, por lo que renunciar a la exploración del subsuelo en búsqueda de nuevos recursos aumentaría la pobreza.

“Sin hidrocarburos, la inflación se dispararía, el dólar escalaría valores alarmantes, los costos de acceso a la energía se incrementarían significativamente, la inversión extranjera y exportaciones caería a valores nunca vistos antes, la nación perdería gran parte de sus divisas, en general seríamos un país muy pobre”, sostiene Acosta.

También es esencial que los contratos exploratorios sean, como mínimo, a 30 años según lo señalado en el Congreso de Acipet, pues los primeros 6 años son para exploración y los 24 restantes, para desarrollar los yacimientos en los que se identifica potencial.

Finalmente, en este encuentro también se destacó a la ciencia y a la tecnología como herramientas fundamentales para el crecimiento económico del país y el camino hacia las energías limpias y renovables.




Más noticias