<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El clamor de comunidades: “Los CAI son del pueblo, no los destrocen”

Los CAI de San Pedro y María Auxiliadora fueron atacados en las protestas. Vecinos piden a manifestantes no meterse con la infraestructura ni con los policías.

Según la encuesta #miVozmiCiudad Fase 3, entregada por Cartagena Cómo Vamos en febrero de este año, el 57% de los cartageneros se sentían inseguros en la ciudad. Y aunque pareciera solo una cifra, visitar los barrios de Cartagena da cuenta de cómo viven en angustia constante por miedo a un atraco o hasta terminar “poniendo un muerto” por culpa de los amigos de lo ajeno.

A finales de marzo de este año fueron tantos los hechos de inseguridad, que dieron para que este diario hablara de esos 10 casos más sonados e hiciera una encuesta en redes sociales en la que el 47,9% de los usuarios dijeron que les asustaba salir de sus casas.

Atracos a mano armada en locales comerciales en Manga, un robo a una mujer mientras estaba con su bebé y la muerte de Óscar Mauricio Valdelamar en medio de un atraco en El Bosque, porque el anillo que le pedían los atracadores no se lo pudo quitar, son solo algunas de las historias tenebrosas que ha vivido Cartagena en los últimos meses.

En medio de todo esto, las comunidades insisten en dos necesidades imperativas que los ayudarán a sentirse más seguros: más Comandos de Atención Inmediata (CAI) y más cuadrantes de la Policía Metropolitana.

Por eso la comunidad ha sido la primera en salir a reparar los destrozos en los CAI, primero el de San Pedro y ayer el de María Auxiliadora, porque al margen de las marchas legítimas sostenidas por la ciudadanía, no entienden por qué meterse con la infraestructura donde opera la institución que los hace sentir seguros en las calles de sus barrios.

“Rechazamos totalmente estos actos vandálicos, esto no puede ser permitido. Los invito a reclamar sus derechos de forma pacífica, sigan marchando, pero si van a vandalizar mejor quédense en su casa”, dijo Leandro Calvo, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Andalucía.

En Cartagena hay 13 estaciones de Policía, 12 subestaciones y 29 CAI, y la comunidad les pide a los manifestantes que todos sean cuidados, porque finalmente esa infraestructura es por y para los ciudadanos.

“Es muy difícil esto que está pasado. Estamos preocupados, le pedimos al alcalde Dau que tome decisiones para proteger los CAI y garantizar que esto que pasó en María Auxiliadora no se repita”, pidió Reinel Velasco, del frente de seguridad de Bruselas.

A la labor de recuperación del CAI de María Auxiliadora se unieron barrios como Amberes, Andalucía, Bruselas, Olaya y Paraguay, entre otros.

“Nos motiva la hermandad entre la comunidad, que ha sido excelente. Fuimos casa por casa, en busca de colaboración, y en estos momentos muchos vecinos nos están apoyando. Empresas privadas han llegado voluntariamente a nosotros, a la Unidad Comunera de Gobierno (UCG) 9, a ofrecernos su apoyo para tener los vidrios”, destacó Adalgiza Pérez Capella, presidenta de la JAC del barrio Nuevo Paraguay.

La líder comunal advirtió que “hoy fueron destrozos, ¿mañana qué será?, ¿hasta cuándo? Si se va a hacer el paro que sea un paro pacífico, pero esos vandalismos no podemos permitirlos y ahí vamos a estar los comunales y las comunidades enteras apoyando a nuestros policías”.

La Mecar manifestó que los gestos de solidaridad y de apoyo por parte de la comunidad calaron en los corazones de sus hombres y mujeres policías, motivándolos a “continuar dando nuestro máximo esfuerzo por la tranquilidad, en convivencia para los cartageneros, turistas y visitantes, enfrentando los hechos de vandalismo”.

Resultados
Justo el miércoles al mediodía, policías del CAI de María Auxiliadora se enfrentaron a un delincuente que intimidó a una menor de edad para despojarla de sus pertenencias. La información oportuna recibida por parte de los policías del Cuadrante del CAI María Auxiliadora permitió contar con características del delincuente, quien despojó a la menor de un celular Motorola G-7, valorado en un millón doscientos mil pesos. “En la ofensiva para la disrupción del delito, 1.932 delincuentes han sido capturados por la Policía Metropolitana de Cartagena, 1.677 de ellos en flagrancia y 254 por orden judicial, lo cual demuestra el compromiso de los integrantes de la Policía Nacional, en la tranquilidad y la convivencia de cartageneros y visitantes. Además, han sido incautadas 235 armas de fuego y 10.796 armas cortopunzantes”, indicó la Metropolitana de Cartagena.



Más noticias