<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

En un recorrido por Bogotá se puede saborear a Colombia

La chef colombiana Margarita Bernal comparte sus lugares favoritos con los amantes de la buena mesa.

Hasta hace pocos años, un viaje a Bogotá no era tomado como un posible recorrido para disfrutar de todo lo que el país en materia gastronómica puede ofrecer. Ahora, es el mejor plan y ser turista en la capital abre posibilidades de conocer un poco esa cocina que va desde los sitios más sencillos, hasta los muy elaborados, todos en manos de expertos.

La identidad colombiana está en su mesa y Bogotá ofrece todos los lugares posibles para conocerla.
El ajiaco es el plato insignia del altiplano, y Bogotá deja vivir a plenitud la experiencia de disfrutarlo.
El ajiaco es el plato insignia del altiplano, y Bogotá deja vivir a plenitud la experiencia de disfrutarlo.

La chef Margarita Bernal, quien se ha destacado por importantes columnas de opinión en medios nacionales y programas de televisión, salió a recorrer las calles de su ciudad con el fin de compartir con su audiencia de El Gourmet esos lugares que sobresalen por sus preparaciones. La experta estrenó su nueva serie “Los favoritos de Margarita”, donde las mejores recomendaciones pueden ser tenidas en cuenta en el próximo viaje a Bogotá.

Las sugerencias son variadas, desde los restaurantes tradicionales, pasando por lugares galardonados, hasta llegar a puestos de mercado donde la cocina colombiana es “reina y señora”, demostrando que sus sabores tienen identidad.

Llegando a la cocina de Harry Sasson, la colombiana demuestra que lo preparado allí hace parte de su deleite favorito, lo mismo sucede donde la chef Leonor Espinosa donde da rienda suelta a sus sentidos a través de momentos, sensaciones y emociones.

El tour gastronómico de esta apasionada de la buena mesa llega entre otros muchos lugares, a la Plaza de Mercado La Perseverancia, para demostrar que allí están esos sitios que conservan la tradición, así como se ha mantenido la famosa Lechonería de Doña Rosalba.

Colombia es un país de sopas, el sancocho en sus diferentes presentaciones, es esa delicia que todos deben probar.
Colombia es un país de sopas, el sancocho en sus diferentes presentaciones, es esa delicia que todos deben probar.

Un poco más de Bogotá

¿Cómo se puede definir a Bogotá desde su gastronomía?

Bogotá es la capital gastronómica de Colombia. Recibimos ingredientes, tradiciones y sabores de todo el país. Es diversa, variada en oferta no solo de cocina local sino internacional. Hay lugares para comer con todos los presupuestos y gustos, con increíble calidad y técnica. Restaurantes de alta cocina, plazas de mercado, cocina popular, regional y del mundo. Se puede viajar a diferentes países y regiones colombianas a través de la oferta culinaria de la ciudad. Bogotá es una ciudad que vale la pena recorrer, saborear y dejarse sorprender. Además de la oferta culinaria hay lugares divinos con increíble ambiente para tener una gran experiencia. Y detrás de todo hay mucho talento humano quien se encarga de ofrecer los mejores momentos a los comensales. Bogotá es una ciudad sabrosa.

¿Qué recomienda a un turista que llega a la capital para que disfrute a plenitud de la comida?

Sin dudarlo lo invitaría a que visitara la plaza de mercado de La Perseverancia o de Paloquemao, no solo para que conozca y prueba nuestra diversidad de ingredientes que vienen de los campos colombianos, sino para que coma en sus restaurantes la variedad de sopas, arepas, y platos de nuestra cocina popular. Es la mejor forma de conocer el país. Y ya por supuesto dependiendo de su presupuesto le diría que se arme una ruta de sabores dependiendo de sus preferencias. En Bogotá hay zonas gastronómicas donde se reúnen variedad de lugares para comer y ese es un buen principio para abrir mente y paladar.

¿Se puede conocer la comida colombiana con solo visitar Bogotá?

Se puede conocer sí, pero no de manera profunda. En Bogotá hay montones de lugares para comer sabores regionales que sirven de antojo y para abrir el apetito y así animarse a recorrer el país a través de su cocina popular y tradicional.

Según su criterio, ¿cuáles son los sabores más representativos de Colombia?

Somos un país de sopas, sancochos, arepas y tamales. Los hay por todo el país y en cada región tiene su propia identidad.

En Semana Santa, ¿cuáles platos no deben faltar en la mesa?

Es momento para estar en familia y con amigos, así que imagino platos generosos para compartir al centro de la mesa. Cada región del país tiene sus tradiciones. En mi caso por ser bogotana no falta el puchero, el ajiaco y el arroz con pollo. Y nos encanta el plan del desayuno santafereño con tamal, pan de rollito, pandeyuca y chocolate.

Más allá del menú ¿qué requiere un lugar para atraer a los comensales?

Uno no va a un restaurante solo por la comida y oferta culinaria. El ambiente, la decoración, la limpieza, la música (si la hay) y por supuesto el servicio, hacen parte de la experiencia completa. Estudios de mercadeo gastronómico han demostrado que los clientes vuelven al lugar donde los atendieron bien por encima de la comida que se les sirvió que a aquellos con gran comida pero pésimo servicio.

Ver más de




Más noticias