<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Nik Salazar experimenta con nuevas fusiones

Este álbum es una apuesta a las emociones, que sirvieron de base a las composiciones que lo representan.

El arte rodea la vida de Nik Salazar. El actor y cantante colombiano acaba de lanzar su más reciente trabajo discográfico llamado “Magma”, una especie de estallido en sus emociones más profundas convertidas en canciones.

De los seis temas que componen este disco, afirma que cada uno es muy diferente, el autor quiso de la misma forma experimentar con sonidos diferentes donde se representan esas vivencias que dieron lugar a las letras. Precisamente el sencillo que acompañó el lanzamiento, “Ardíamos”, toca la relación que terminó, que en su momento fue especial, pero que al terminar dejó las cenizas y sirvió como base a esta composición.

Los planes de este artista se enfocan ahora en proyectarse internacionalmente y empezar una gira que respalde ante el público su trabajo.

“Magma” es muy personal, afirma, toda vez que lo identifica en sus rasgos y en su visión acerca de la vida y las circunstancias que lo han llevado hasta este proceso que terminó musicalizado. Nik Salazar se dio la oportunidad de adentrarse en esa forma de componer y espera ver los resultados reflejados en la aceptación de su público. (Lea aquí: El poder de Mauricio Cújar)

El cantante se ha caracterizado por presentarse a través del pop urbano, sin embargo, este álbum le llevó a tomarse un respiro en cuanto a los ritmos y ahora entra en la balada, un tanto el pop retro, también se involucra en el género popular y aunque no se cierra a volver a sus inicios, el experimento le ha dejado mucha satisfacción personal y artística.

La decisión estuvo precedida de una reflexión acerca del futuro de su música. El pop urbano ha permeado todos las propuestas actuales y por esto quiso tomar cierta distancia, aunque como lo indicó antes, no es definitivo, es un paso evolutivo que lo lleva a mostrarse en todas sus facetas.

La propuesta actual de Nik Salazar puede sonar un poco a lo que se hizo en los años 90, sin embargo, el sonido se ha actualizado con los cánones que rigen, tal es el caso de “Ardíamos”, donde se puede apreciar esta inclinación.

El aporte del tiempo

Nik Salazar es muy comprometido con su trabajo, aunque en ocasiones toma distancias prolongadas que luego sorprenden con el regreso. En esta oportunidad se distanció de todo, incluso de redes sociales, buscó espacio, se enfocó en la creación de canciones y una vez se consideró listo para el retorno, no dudó en entrar al estudio para la evolución de “Magma”.

Con respecto a la actuación, otra de sus grandes pasiones, sólo adelanta que se viene un proyecto para finales de año, ese receso lo mantuvo también fuera del radar de la cámara, pero ya encontró el papel que se adaptó y pronto estará nuevamente en la pantalla.

No descarta las colaboraciones, aunque este álbum lo tomó para él. Lo que sí está planeado es más adelante tomar estos temas y grabar remix junto a otros artistas, sin embargo, todo depende en buena medida de la aceptación del público.




Más noticias