<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Julio Reyes Copello, el “dueño” de los Grammy

El productor de las estrellas es colombiano, con una formación clásica que no deja de lado, pero tampoco le impide crear en otros géneros.

Productor del Año. Ese es el más reciente título para este cucuteño, así lo define la pasada entrega de Premios Grammy Latinos, sin embargo, su trabajo va más allá y bien podría llamársele el “Productor de todos”.

Se trata de Julio Reyes Copello, el talentoso músico que encontró en el piano y el apoyo familiar, especialmente de su mamá, una italiana con amor innato por las melodías, la razón de ser por el resto de su vida.

Con la gracia y el talento para acoplarse a cualquier género, se graduó en la Pontificia Universidad Javeriana, con un énfasis en música clásica, y a partir de allí empezó la que sería una de las carreras más brillantes de la industria, y lo mejor, con el éxito de muchos otros en su haber.

Cuando ves a un obrero trabajando, puedes tener la certeza de que en su mente hay una canción, y eso demuestra que la música le quita el peso a la realidad y la hace más llevadera”

Julio Reyes Copello

Es poco probable que un seguidor de los artistas más connotados de la industria no haya escuchado su nombre, porque detrás de muchos éxitos, está su firma grabada con tinta indeleble, y eso aplica para los más famosos.

Para Julio Reyes Copello la música es el lenguaje de Dios, está seguro de que la creación se escribió con música, porque ésta le ha dado explicaciones satisfactorias para los momentos más difíciles y los más gratos, por lo que no concibe vivir de otra manera.

En su reflexión indica que este concepto lo lleva a un nivel de detalle que puede resultar alucinante, porque cuando no lo sabía lo intuía y ahora que lo sabe, afirma que es grande el poder que está en las manos de quienes tienen la posibilidad de crear. (Lea aquí: Productor de renombre apuesta por nueva promesa del pop)

Creando felicidad

Residiendo en Miami desde hace más de 20 años, su labor musical se ha extendido al punto de crear su propio estudio, Art House; un sello discográfico, Art House Records y la escuela de formación de productores e ingenieros con el tradicional estudio Abbey Road, desde donde los nuevos talentos le apuntan al futuro de la música. Allí, en ese lugar, habla de su vida y obra, ambas interesantes y con muchos renglones por escribir.

Estás en un lugar donde muchos no te ven, ¿Cómo se vive desde ahí el éxito?

Me siento privilegiado de contar con esa libertad, con el tiempo he podido simplificar todo mi oficio en algo muy claro. Entendí que los artistas y creativos somos mensajeros de la belleza, nos levantamos a diario para tratar de capturar nuestra versión de la belleza y para eso nos preparamos, para tener acceso a capturar esas visiones fugitivas que son las ideas que se comparten.

Tus inicios están en la música clásica, ¿Tienes un género preferido?

El hecho de poder transitar de un género a otro es lo que hace que mi amor por la música no se extinga. La música permite tener “amantes”, y no se ve como infidelidad. Sufrí por mi formación clásica y pensaba que no haría otra cosa, pero ahora entiendo que no puedo limitar mi capacidad de expresión.

Con Marc Anthony hace una dupla de éxito.
Con Marc Anthony hace una dupla de éxito.

¿Cómo has manejado el cambio que experimenta la música actual?

Pienso que la música hoy está más monocromática que antes. El exceso de conectividad ha hecho que se perdiera la individualidad y extraño muchos géneros que quedaron abandonados en la historia de la música en español, como la trova, el pop en español, propio de mi generación.

Tienes muchos talentos en preparación, ¿Porqué decidiste apostarle?

He sido apasionado de la educación y encontré un modelo basado en la mentoría que me gusta, y existe ese lugar que brinda algo que no reciben en un aula de clases y es la activación del conocimiento al compartir con artistas consolidados.

En septiembre se graduó la primera generación de artistas y productores y ya tenemos un EP en donde participaron chicos del programa de producción e ingeniería bajo mi supervisión y de profesionales que estuvieron en el proceso. Ahora cuentan con el apoyo de Universal Music.

Julio Reyes Copello y Juanes
Julio Reyes Copello y Juanes

Te consideran el “dueño de los Grammy”, eres el Productor del Año, ¿Cómo se lleva ese compromiso?

Me hace muy feliz. No he parado y ahora veo que ha pasado todo esto. Ningún premio es la razón por la cual hago mi trabajo, el éxito me ha sorprendido siempre en mi búsqueda personal de capturar mi versión de la belleza.

¿Cómo haces para trabajar con tantos artistas a la vez?

Tengo un equipo de trabajo maravilloso, gente a la que he podido pasar mi conocimiento y amor por este trabajo, eso me ha permitido abordar todos los compromisos, pero fácil no ha sido. Por eso el premio de la Academia me hace muy feliz.

“Vivir mi vida” es uno de tus grandes éxitos, ¿Qué supone un hit y cómo se puede preparar otro?

La historia de “Vivir mi vida” es particular, esa canción existía en árabe, Marc Anthony me pide la traducción, pero yo no hablo ese idioma, curiosamente estaba pasando por una enfermedad fuerte y aproveché que el coro estaba en francés y era “C’est la vie”, tomándolo para contar mi historia de salvación, le puse honestidad y energía, llegando a miles de personas.

Cuando me preguntan cuál es la clave para el éxito, indico que no hay nada diferente a la honestidad, porque las mejores canciones están respaldadas por la vida misma y los grandes cantautores han sido protagonistas de sus historias y la gente las toma como un regalo personal.




Más noticias