<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Elvis”, la película que revive al ídolo

Baz Luhrmann se lanza a dirigir “Elvis”, en su haber se posicionan “Moulin Rouge”, “El gran Gatsby” y “Romeo+Julieta”.

Al hablar de íconos de la cultura americana en el siglo pasado, la atención se dirige inequívocamente a Marylin Monroe y Elvis Presley, siendo este último un referente musical que va más allá de un estilo único que lo elevó a una categoría especial, su legado perdura y las historias que rodean su vida llegan a la gran pantalla para perpetuar su estrella.

El visionario cineasta nominado al Óscar, Baz Luhrmann, artífice de cintas cargadas de la suntuosidad que premia el séptimo arte y donde los musicales han predominado, se le mide en esta oportunidad a un reto de montar un espectáculo sin precedentes, donde el aclamado actor Tom Hanks es pieza fundamental y Austin Butler, con menos pergaminos es el encargado de dar vida al Rey del Rock and Roll.

El 14 de julio se estrena la película en Colombia, una oportunidad para deleitarse además con una banda sonora creada por Sony Music.

Se trata de un biopic especial, con un elemento diferenciador que parte de la narración, no es Elvis el encargado de llevar de la mano al espectador, sino su representante, el Coronel Tom Parker, interpretado por Hanks, quien sostiene un maquillaje muy a lo comic que lo sitúa precisamente en esa estela sórdida que simboliza para el cantante. (Lea aquí: Johnny Depp estará en los pantalones de Luis XV, como ‘El Rey bien amado’)

La estrella de Memphis merecía hace años su homenaje cinematográfico y aunque su historia se ha limitado a lo musical más que a lo personal, la trama engrosa su vida haciéndola cada vez más intensa y la película es otra marca indeleble de su director, donde el derroche de elementos atrae, distrae y deja grabada una impronta en la retina del espectador.

“Elvis”, el film, goza de excesos en recursos, refiriéndose a escenarios suntuosos, sin embargo, también aborda esa vivencia en la cultura afroamericana que permeó al artista blanco que poco a poco desarrolló una actitud que lo llevó a esgrimir un nuevo estilo musical siempre amparado en su voz de negro.

La historia contada a través del Coronel Tom Parker está obviamente ambientada con mucha música, revive la fama sin precedentes de Presley, y en buena medida la influencia de su madre Gladys, interpretada por la galardonada actriz de teatro Helen Thomson, su padre Vernon encarnado por Richard Roxburgh y la persona más significativa en la vida del artista, su esposa Priscilla, en la piel de la actriz Olivia DeJonge.

La inspiración del Rey

Siempre se ha sabido que la pasión despertada por la música negra en el Rey del Rock and Roll era indescriptible. En esta cinta eso queda claro, la música que se va a escuchar es maravillosa y el característico baile del protagonista lleva expresamente a los momentos mágicos que este vivió en su carrera.

De otra parte, la interpretación de Austin Butler llena expectativas, algo que sin duda va a repercutir en el tránsito de su carrera al futuro. La película es una montaña rusa de emociones y él sortea cada momento, lo que indica que estudió a consciencia a Elvis, hasta lograr entrañarlo con todo y su talento, permitiendo que se piense en escuchar su música.

Sin duda, Elvis Presley es una leyenda del siglo pasado que busca revivir en este y para eso cuenta con una cinta que le hace honor a su historia, no se centra en lo acostumbrado, o tal vez lo esperado, y eso la hace especial. Es el momento de que una nueva generación conozca y se identifique con una música que se creó a partir del interés de un chico blanco que creció en una comunidad de negros, donde él más se identificaba.




Más noticias