<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Camila Cabrera está demostrando sus ganas de hacer música

Con profundo respeto por el arte, se ha preparado con estudio, y desde Madrid empieza a hacer realidad su sueño.

Siempre existe el interrogante de si un artista nace o se hace. Tal vez esa respuesta nunca sea exacta, lo que sí se puede aclarar es que quien está condicionado por algún arte, tarde o temprano lo desarrolla, aun cuando se haya trazado otro camino.

La cartagenera Camila Cabrera es fiel muestra de lo expresado anteriormente, si bien estuvo expuesta a la música desde pequeña en medio de los coros de su iglesia, muy lejos estaba de escogerla como su proyecto de vida. El sabio consejo de los padres de estudiar algo ‘formal’ fue acatado, y hoy, detrás de los acordes que prepara para su próximo álbum, se refugia una abogada aplicada que alcanzó a ejercer su profesión en los tribunales.

“Ganas”, es su más reciente lanzamiento, un sencillo que abre la puerta al álbum que ha venido preparando en España, país donde reside hace dos años y que se convirtió en el espacio propicio para encontrarse con esa pasión por las buenas letras y las melodías enmarcadas en el indie pop.

Se define como compositora, y ese talento tomó fuerza con los años, porque si bien cursaba su carrera de derecho en la Universidad de Cartagena, su pluma inquieta se debatía en medio de situaciones cotidianas que se hacían letras para una posible canción en el futuro.

Las decisiones son de uno y nadie más, la vida es una sola y es corta, por lo que tomé la decisión de dejar el derecho y empezar mi camino por la música”

Camila Cabrera

De otra parte, supo administrar el tiempo, salía de clases y en bicicleta llegaba a la Academia de música de Patricia Ojeda para ensayar con el saxofón o el piano y aun cuando las jornadas académicas eran extensas, buscaba ese momento anhelado que le representaba llegar a puerto seguro.

Cantó desde siempre y disfrutaba componer. Entonces, todo el proceso de Camila marchaba de forma empírica liderando la alabanza en la iglesia. No había expectativas claras de tomar su arte como profesión, pese a que desde el tercer semestre se sinceró a sí misma y con sus padres, pero estaba clara de que su responsabilidad y compromiso cumplirían a cabalidad con los estudios emprendidos.

Aplicada y con un impulso sostenido, adelantó materias, y la carrera. Con el periodo de servicio no remunerado, el Derecho toma seis años. Ella logró ganarse uno para dar por culminado ese proceso y darse la oportunidad que tanto esperó. Logró desempeñarse en el sector privado y como independiente, siempre alternando con la creación musical.

Camila Cabrera está demostrando sus ganas de hacer música

Otro aprendizaje

Camila Cabrera sabía hacer canciones apoyada en su guitarra, pero no tenía la idea de cómo producir para que ese trabajo llegara al mundo, de esta manera se unió a su amigo guitarrista Ramón Paz para empezar de cero y en la búsqueda llegaron a Micky Vásquez, un gran apoyo para dar el paso siguiente.

Los recursos económicos fueron invertidos en equipos y el avance se hizo notorio. El resultado se aprecia en sus dos primeros temas, “Nada” y “Movimiento”, que le animaron a continuar, porque como afirma, estar inmersa en una oficina la desesperaba, al punto de sentir que se le estaba ‘muriendo el alma’.

“Mis padres han sido mi principal apoyo, ellos se hicieron con estudios, trabajo y esfuerzo, pero no son artistas y para mí no fue fácil tomar esta decisión, le di vueltas a algo que tenía claro, pero al hablarles sobre el cambio que se venía fue más satisfactorio de lo que imaginé y mi mamá me animó a salir del país”, manifiesta.

Atraída por la oferta cultural europea, llegó a Madrid a cursar una diplomatura en Producción y composición, enfrentando sus miedos y saliendo de su papel de abogada, además, envuelta en la desconfianza inicial hacia sus proyectos, pero exigiéndose académicamente.

Estudio y trabajo es una combinación habitual en esta chica, y así permanece en España, aunque también esta temporada ha sido prolífica en la creación de canciones que se alistan para integrar su primer álbum e identificar su sonido.

Las ganas de Camila ganan y este tema está haciendo su curso mientras alista otro lanzamiento para enero de 2024, para cuando espera haber culminado el proceso de grabación de todo su compendio musical.

Una mezcla interesante

Con indiscutible base pop, la nueva canción experimenta una mezcla que va a dar con la identidad de esta artista. “Ganas” tiene baterías funk, también vientos con un saxo alto y otro tenor, en definitiva, un toque que da con el estilo de Camila Cabrera, bajo la producción de la española Laura Sorribas.

En la propuesta de esta cartagenera hay un poco de todo, pero en resumen es un desahogo, así como lo indica la letra del segundo sencillo que prepara, donde relata muchas vivencias, y es así como la canción, que no tiene estribillo ni coro, alcanza ese propósito musical.

Al referirse a influencias, no duda en nombrar al cantautor uruguayo Jorge Drexler, y siendo consecuente con ese gusto también siente que la ha tocado la música de Joaquín Sabina y se mantiene abierta a las propuestas emergentes, tal es el caso del español Vic Mirallas, cuyo sonido tiene alto influjo en lo que ella está buscando.

La creatividad aflora en cada propuesta de Camila Cabrera. El video de “Ganas” fue realizado con un teléfono móvil, y sin postureos se da a conocer en su esencia más natural, porque sabe que hay un público ávido de trabajos genuinos.

Dando continuidad a su preparación, cursa una maestría en Producción musical y la vida la ha llevado a la docencia heredada de Milton Cabrera, su papá, por lo que enseña en una escuela de música, al tiempo que sueña con hacer una gira por el país donde es consciente se valora el arte como se muestra.

Más noticias