<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cabas, el talento más allá de la irreverencia

Con muchos años a cuestas persiguiendo ritmos, el cantautor barranquillero se ha centrado más en las melodías y el mensaje de la canción.

Mucha música ha grabado el cantautor colombiano Andrés Cabas. Su discografía extensa y variada, da cuenta de las épocas en las que ha habitado su talento, ese que le permite expresar por medio de bellas canciones su inspiración y pensamiento.

Han pasado 20 años en los que el Caribe se refleja en cada una de las notas del artista barranquillero, ese es el ritmo que identifica su propuesta y aunque en ocasiones se ausenta, regresa recargado con alguna canción que se queda haciendo buen tránsito.

Aparcado en un país donde no es fácil dedicarse a la música, toda vez que por mucho que se admire la cultura no cuenta con apoyo, afirma sentirse bendecido y agradecido, porque cree que si algo ha hecho en estas dos décadas, es hacer canciones que han conectado con el público, unas más que otras, pero en general ahí están para seguir disfrutándolas.

Cabas se autodenomina pasional y un tanto diferente, que no se siente siempre dispuesto a complacer y portarse de la manera que algunos quisieran, pero ese toque de irreverencia es su distintivo y al manifestarlo con respeto por sus seguidores, encuentra un balance.

La música no tiene más para donde coger, ya no hay nada más que inventarse, por eso me concentro en el mensaje y el sentimiento”

Cabas

Rememora los inicios y advierte que entonces, tal vez por la edad, no entendía mucho lo que sucedía, no procesaba lo que estaba pasando en su vida, y lo define como un golpe fuerte, lindo, pero fuerte y es por esto que en la actualidad disfruta más el proceso, ha madurado y trabaja con más respeto.

Cabas, el talento más allá de la irreverencia

Ayer y hoy, un sonido que permanece

Creaste un sonido particular que te define, ¿Hasta dónde ha llegado tu propuesta?

Todo el tiempo escucho proyectos que se inspiraron en ese sonido que traje hace tanto tiempo, sin embargo, sé que a los artistas no les gusta que les digan eso, pero es evidente. Muchos se inspiraron en lo que hice con “Tu boca” o “Bonita”, otros se fueron por canciones como “La cadena de oro” y “Ana María”.

Estoy viendo lo que se presenta ahora y es muy interesante, fusión de cumbia y electrónica, proyectos que mezclan el folclor con la música electrónica y definitivamente siento la influencia que dejé, de otra parte cada uno está haciendo su propio camino. Yo abrí el panorama y se empezó a disfrutar de otro tipo de ritmos porque sencillamente los volví populares en mercados donde no se escuchaba, igualmente yo me inspiré en tantos de los que me antecedieron, como Totó la Momposina y el sinnúmero de grupos de rock.

¿Cómo defines tu música después de dos décadas?

Ya hoy no me ocupo del sonido, sino del sentimiento. Tengo una saturación de información, me gusta el bullerengue, también la electrónica, el dance hall, pero hoy prefiero hacer melodías y letras especiales; por ser hijo de compositor creo que tengo una manera de escribir particular, y siempre he cantado a lo que tiene un significado para mí. Ahora con “El amor es perfecto”, es como quitarle el ritmo del que estamos saturados y busqué hacer una canción casi a guitarra y voz, siendo pura melodía, y es una de las canciones más lindas que he escrito.

¿Qué te inspiró para tu nuevo sencillo?

Me inspiró una época muy linda de soltería, porque siempre estaba ocupado de novia en novia y de amor en amor, pero decidí tomarme un tiempo para conocerme a mí y en ese periodo pude observar las relaciones de los demás, dándome cuenta que están muy emproblemadas, no hay mucho disfrute, le gana la rutina y como dice la canción, ‘el amor es perfecto’ y la gente se mete en relaciones enamorada de los defectos de ese alguien y después lo quieren cambiar.

Esta canción está hecha para que las parejas se arreglen un poco y disfruten del amor, porque si esto se acaba, se van a extrañar. Como todo lo que hago, está el romanticismo, pero le canto a los defectos de los seres humanos.

¿Cuál es tu relación con el piano?

Es un instrumento maravilloso, pero de mucha dedicación. También es dramático e intenso, lo amo, pero trato de no componer música desde allí porque me lleva a otro mundo, sigo estudiándolo y estoy retomando el tema de las obras clásicas para en un futuro hacer nuevamente recitales que me apasionan y no puedo hacer por la carrera.

¿Qué tanto ha influido tu padre en tu carrera?

Mucho. Aunque he tratado de demarcarme, mi papá es un maestro de la música folclórica y me enseñó amor y respeto por esos ritmos, pero ante todo, me indicó que debía escribir cosas con sentido para tocar el corazón de las personas, porque me enseñó a hacer letras y melodías.

¿Cuál es tu mensaje?

Creo que en las últimas canciones que he lanzado el mensaje tiene que ver con el fin de la pelea y el afán de hacer daño. Estoy convencido de que todo se resuelve con amor, las guerras han fracasado, mi mensaje es de amor.

¿Qué viene ahora?

Se avecina la gira de los 20 años, voy a Ecuador, Uruguay, Estados Unidos, y obviamente el recorrido en Colombia. También va a lanzarse música más seguido, yo me quedé en la escuela anterior de presentar una canción al año, pero igualmente pienso en los conciertos con dos horas de show porque hay muchos éxitos para compartir.

Invito a ver el video de “El amor es perfecto”, está dedicado a la tolerancia, donde muestro parejas diferentes, que son parte de nuestra vida y que muchas veces no las vemos, porque creo que eso tiene que cambiar. Lo dirigió María Zárate porque soy seguidor de las mujeres y he dedicado mi vida a hacerles música.




Más noticias