<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Los 7 tipos de enfermedades laborales más comunes

El ambiente y las tareas de su trabajo también pueden enfermarle; sin embargo, hay muchas medidas preventivas que puede tomar para que eso no ocurra.

El mundo está lleno de ocupaciones peligrosas y estresantes. Desde los mineros y constructores hasta los oficinistas, todos están expuestos a la posibilidad de sufrir física y mentalmente mientras intentan ganarse el pan de cada día. Y no es para menos: de acuerdo con la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo y la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año ocurren aproximadamente más de 2 millones de muertes relacionadas con accidentes y pobres condiciones de trabajo.

Cuando la salud de una persona desmejora por factores directamente relacionados con su oficio, se habla de enfermedades laborales. En Colombia, la Ley 1562 de 2012 define este tipo de afecciones y precisa que “el Gobierno nacional, determinará, en forma periódica, las enfermedades que se consideran como laborales. En los casos en que una enfermedad no figure en la tabla de enfermedades laborales, pero se demuestre la relación de causalidad con los factores de riesgo ocupacional será reconocida como enfermedad laboral, conforme a lo establecido en las normas legales vigentes”.

1. Enfermedades musculoesqueléticas: dentro de este grupo entran el síndrome del túnel carpiano (inflamación del nervio mediano del brazo), la tendinitis (inflamación de los tendones), el síndrome de tensión en el cuello y los dolores de espalda en general, particularmente el lumbago (dolor hacia el extremo inferior de la espalda). Tienden a presentarse en las profesiones que implican realizar movimientos repetitivos con la mano y cargar objetos pesados.

2. Enfermedades mentales: siendo las más comunes el estrés, la depresión, el síndrome de ansiedad y el síndrome de estrés postraumático. Su incidencia es mayor en aquellos lugares de trabajo está marcados por la hostilidad, la falta de garantías laborales, las jornadas extensas, las interrupciones continuas y la ausencia de ambientes aptos para la realización de tareas. Puede leer: Así es el impacto del entorno laboral en la salud mental.

3. Pérdida de la audición: especialmente común en trabajos con altos niveles de ruido, como los agentes de tráfico, los músicos, los constructores y los mineros. Es, de hecho, una de las enfermedades laborales más comunes en todo el mundo y la OMS estima que el 16 % de los adultos la experimentan.

2 millones
de personas mueren al año por enfermedades laborales.

4. Lesiones traumáticas: que incluyen fracturas, concusiones, caídas y demás. Representan un riesgo potencial para todos los trabajadores

5. Enfermedades infecciosas: cubre a todas aquellas causadas por virus, bacterias y hongos. Son especialmente comunes entre las personas que laboran en los sectores agropecuario, veterinario, médico y de saneamiento. Algunas de las principales son la tuberculosis, la gripe aviar, la leptospirosis, el cólera y muchas otras. Bajo esta coyuntura, el COVID-19 también se considera una enfermedad laboral, siempre y cuando haya sido adquirido bajo condiciones asociadas al oficio del trabajador.

6. Cáncer: tienden a ser más comunes en sectores como la minería, la construcción, la industria manufacturera y los trabajadores de plantas nucleares, debido al riesgo de exposición a agentes carcinógenos. Sin embargo, aquellos trabajos marcados por factores como el sedentarismo y altos niveles de estrés también pueden fomentar el desarrollo de diferentes tipos de cáncer. De acuerdo con la OMS, los más comunes son el cáncer de pulmón, de vejiga, la leucemia y el mesotelioma.

7. Enfermedades de la piel: dermatitis, urticaria, acné, cáncer de la piel y toda clase de infecciones, tanto bacterianas como virales; su origen puede deberse a químicos, patógenos, alérgenos, estrés, entre otros.

Prevención

¿Cómo evitar todos estos males? La simple realidad es que a pesar de que hay una responsabilidad de parte del trabajador por usar los implementos de seguridad, conocer sobre ergonomía y cuidar de su salud con buenos hábitos, hay una responsabilidad aún más grande por parte de las empresas para garantizar que esas condiciones se den en primer lugar. Las oficinas de recursos humanos y la legislación cumplen un papel fundamental en este proceso.

Adicionalmente, la susodicha Ley 1562 recopila una extensa tabla de enfermedades laborales adicionales a las aquí mencionadas y puntualiza que a los trabajadores que presenten alguna de esas afecciones “se les reconocerán las prestaciones asistenciales como de origen laboral desde el momento de su diagnóstico y hasta tanto no establezca lo contrario la calificación en firme en primera oportunidad o el dictamen de las juntas de calificación de invalidez”. Le puede interesar: ¿Sufre alguna? Estas son las principales enfermedades laborales en Colombia.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.




Más noticias