<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿Busca un posgrado con calidad académica? Siga estas recomendaciones

La oferta de especializaciones, maestrías y doctorados es muy amplia, por eso entre más se informe sobre las opciones, más probable será que tome una buena decisión.

Existen 6.991 programas de posgrado activos solo en Colombia, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información para la Educación Superior (SNIES) y cientos de opciones para casi todas las carreras, con decenas de énfasis para escoger. El solo hecho de elegir entre por lo menos 10 alternativas puede representar un reto y más aún si le suma aquellas disponibles en el exterior. ¿Cómo hacer una buena elección? La respuesta dependerá de los siguientes factores:

1. Acreditación educativa: es garante de que el programa en cuestión cumple con una serie de requisitos mínimos que se ajustan a las exigencias de los tiempos. El Ministerio de Educación describe el certificado de acreditación como el “testimonio que da el Estado sobre la calidad de un programa o institución, con base en un proceso previo de evaluación en el cual intervienen la institución, las comunidades académicas y el Consejo Nacional de Acreditación”. Por esta razón, las primeras opciones que deberá considerar son aquellas cuyo nivel de excelencia ya esté avalado de alguna forma por el Gobierno. Si está considerando un programa en el exterior, busque cuáles son los estándares mínimos equivalentes en el país de destino. Le puede interesar: 5 razones para decir sí a programas con acreditación de Alta Calidad.

2. Las fortalezas de la universidad: ¿el programa que desea cursar se considera uno de los “fuertes” de la institución a la que va? ¿Qué tan probable es que lo posicione bien dentro del mercado laboral cuando lo termine? ¿Cuenta con una nómina docentes de trayectoria y bien preparados? ¿El centro educativo le dedica la infraestructura y los recursos suficientes como para que se justifique como una opción especialmente atractiva?

3. El énfasis: incluso si el programa es prestigioso y está acreditado, cabe aún la posibilidad de que no sea lo que busca. Siempre debe mirar más allá del nombre; por ejemplo: puede que la universidad de su interés anuncie que tiene una maestría en comunicación audiovisual, pero también que al investigarla un poco más a fondo se dé cuenta de que el énfasis está en la publicidad y no, por ejemplo, en lo creativo o lo informativo que es lo que busca.

¿El programa que desea cursar se considera uno de los “fuertes” de la institución a la que va? ¿Qué tan probable es que lo posicione bien dentro del mercado laboral cuando lo termine?

4. El pénsum: aún suponiendo que el enfoque del programa sea de su agrado, eso no significa que las clases y los materiales de estudio sean los más pertinentes para el ámbito laboral donde usted desea desempeñarse o el tipo de habilidades que quiere desarrollar. Cerciórese además de que no se repitan materias que ya vio en el pregrado.

5. Precios y financiación: si el programa le sigue interesando después de todo, es posible que esté fuera de su capacidad de pago. En ese caso, revise si la institución ofrece algún tipo de beca o crédito que le permita seguir financiando sus estudios. También puede consultar con entidades bancarias y revisar si las tasas de interés se ajustan a su presupuesto. Puede leer: Aliste su presupuesto si planea cursar un posgrado.

6. Convenios: que pueden ser con otras universidades o con empresas. Estos le permitirán realizar trabajo de prácticas, acceder a intercambios, clases en el exterior, colaboraciones internacionales, más oportunidades para practicar una segunda lengua (cuando sea el caso), proyectos investigativos a gran escala y más oportunidades en el mundo laboral.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.




Más noticias