<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Alineación y balanceo de vehículos: seguridad sobre ruedas

Las llantas son uno de los componentes principales de cualquier vehículo y requieren de cuidado y revisiones periódicas para garantizar su buena condición.

Es necesario señalar que cada vez que tomamos la decisión de utilizar un vehículo, debemos ser conscientes de que nuestra actitud y el estado de este son de vital importancia para la seguridad de todos los actores que convergen en la vía. Y es que si hacemos las cosas bien y somos responsables con el mantenimiento adecuado de los automotores, se reducen considerablemente los riesgos de convertirse en los causantes de accidentes en las carreteras. (Lea aquí: ¿Cuáles son los carros más seguros que ruedan en el país?)

¿Por qué es importante?

La alineación y el balanceo de las llantas hacen parte de esas responsabilidades que los dueños de los vehículos deben asumir y que son fundamentales para prevenir cualquier tipo de percance mientras el auto está en marcha.

Minimizar el desgaste por el uso y maximizar la comodidad de los ocupantes son los objetivos de una correcta alineación, la cual ayuda a proveer las condiciones necesarias de seguridad y maniobrabilidad al tiempo que incrementa la vida útil de las llantas y el rendimiento del combustible. Una apropiada alineación le permite manejar un vehículo sin problemas de estabilidad y le garantiza una correcta operatividad de la dirección, elementos claves para la seguridad a bordo de un auto.

¿Cómo sé que mis llantas no están alineadas?

Si al manejar en línea recta siente que la dirección se inclina de manera significativa hacia la derecha o la izquierda, esto quiere decir que las llantas se están gastando de forma dispareja y necesitan ser alineadas. También es importante que tenga en cuenta que ante ciertas situaciones de manejo normal es necesario realizar la alineación lo más pronto posible, por ejemplo, cuando el vehículo ha golpeado con las llantas algún objeto en el camino, o cuando sienta reducido el campo de maniobra, o cada vez que instale un nuevo juego de llantas.

¿Cuándo se desalinean las llantas?

Cada vez que golpeamos algo en la vía, ya sea el borde de un andén o al pasar demasiado rápido sobre un reductor de velocidad, las llantas empiezan a perder su eje de alineación. Igualmente, en casos más severos, como un accidente fuerte que afecta la suspensión del vehículo, la puesta en línea de las llantas es inminente y, en caso de no repararse pronto, pueden ocasionar su desgaste anticipado.

¿Y qué pasa con el balanceo?

Mientras que la alineación consiste en ajustar los ángulos de las ruedas de acuerdo a las especificaciones del fabricante, el balanceo de las ruedas posibilita que estas giren con la presión correcta y sin generar vibraciones molestas e innecesarias.

Es muy fácil detectar cuando un vehículo está mal balanceado. Mientras está manejando y luego de alcanzar ciertas velocidades se puede sentir la vibración en el volante y se produce mayor fatiga al conducir, lo que indica que alguna de las llantas tiene un abultamiento o que estas se encuentran desbalanceadas. Tenga en cuenta que, si la razón es la primera, deberá cambiar la llanta, lo que implica tener que comprar al menos dos llantas, pues se cambian por par. Así mismo, un balanceo óptimo nos ayuda a reducir el gasto de gasolina pues no se mantendrá saltando y se asentará en el tanque. Tampoco olvide chequear constantemente la presión e inflado de los neumáticos para cerciorarse de que no se presenten fugas de aire o algún imperfecto en la válvula.

Alineación + balanceo = Seguridad

Aunque puede variar de acuerdo a la marca del vehículo, generalmente los automóviles se deben alinear al menos dos veces al año de acuerdo con las recomendaciones de los fabricantes de llantas.

Con el objetivo de prevenir accidentes y garantizar la seguridad de los ocupantes del automóvil y los demás vehículos a su alrededor, es fundamental alinear los dos ejes, delantero y trasero, para de esta manera propiciar movimientos precisos al manejar y evitar que la conducción se torne errática, en especial a las velocidades más altas permitidas.

Más allá de ofrecerle una mayor durabilidad a sus llantas, una correcta alineación y un balanceado apropiado le permitirán tener un viaje más seguro y confiable. Asegúrese de hacerlo siempre antes de iniciar un recorrido largo, en especial si el trayecto es de tipo intermunicipal. (Lea aquí: Siga estos consejos para mantener su vehículo como nuevo)

Ventajas de tener un vehículo alineado y balanceado

• Ahorro de dinero ya que la vida útil de las llantas se prolongará al máximo.

• Se proporciona mayor cuidado a la suspensión.

• Optimización de la maniobrabilidad del vehículo.

• Manejo más suave y con menor resistencia al rodamiento de las llantas.

• Más seguridad y confiabilidad al manejar.

• Mayor rendimiento del combustible.




Más noticias