<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿Ya sabe cómo hacer parte del metaverso?

El desarrollo de este mundo virtual que tomó fuerza y ha acelerado sus acciones especialmente durante la coyuntura de la pandemia, presenta diversas oportunidades para los usuarios.

El desarrollo de este mundo virtual que tomó fuerza y ha acelerado sus acciones especialmente durante la coyuntura de la pandemia, presenta diversas oportunidades para los usuarios.

Este universo, un escenario especialmente potenciado por los efectos de la pandemia de Covid-19 que impulsó el desarrollo de aplicaciones creadas para conectarnos virtualmente, se convierte en un nuevo territorio digital en el que las personas de cualquier parte del mundo podrán interactuar de manera más inmersiva. (Lea también: Salud mental en los adolescentes: ojo a las señales de alerta).

El metaverso, que ha sido definido como la convergencia de varios desarrollos, que involucran cambios escalonados en capacidad tecnológica, tiene la posibilidad de ser almacenado y ejecutado en los diferentes dispositivos digitales, lo que lo hace aún más atractivo.

Una de las tecnologías que más ha llamado la atención durante la puesta en marcha de este metaverso, es la que se encuentra detrás de lo que ha sido denominado como los Mundos del Metaverso (m-worlds por sus siglas en inglés), los cuales ofrecen experiencias de tipo inmersivo que le proporcionan a las empresas la posibilidad de acceder a los nuevos públicos.

Es importante resaltar que cada m-world está diseñado de manera específica para satisfacer las necesidades y requerimientos de sus usuarios, estableciendo comunidades virtuales y bibliotecas de contenido propias que se rigen por su modelo de negocio particular y su conjunto de reglas. Asimismo, todo esto es posible gracias a la creciente capacidad en memoria de los servidores y nubes, así como a la amplia oferta de dispositivos capaces de conectarse a redes de fibra óptica o 5G. (Le podría interesar: Sácale el cuerpo al estrés)

Aunque cada uno de estos m-worlds apunta a una demografía y público objetivo diferentes, la mayoría de estos universos están destinados para comunidades que van desde los 9 hasta los 35 años, usuarios que además se sumergen en el metaverso por medio de diferentes herramientas como navegadores web, accesorios de realidad virtual, teléfonos inteligentes y tabletas, así como de dispositivos como Xbox, PlayStation, Switch y Amazon TV, entre otros.

Con un futuro que presenta opciones ilimitadas, actualmente los m-worlds se han convertido en espacios de socialización digital e interacción comercial que ofrecen, por ejemplo, conciertos musicales y compras virtuales, al tiempo que se convierte en una herramienta poderosa para crear mapas y juegos.

Mientras se regula oficialmente la operación de estos m-worlds, la mayoría se financia por medio de sistemas de suscripción, publicidad y modelos de compra al interior de la aplicación. Sin embargo, ante el auge de estos desarrollos tecnológicos, apalancado especialmente por el anuncio de Facebook de potenciar el metaverso, nuevos métodos de monetización han aparecido, los cuales incluyen ofertas iniciales de activos y operaciones publicitarias que usan los datos generados al interior de este mundo virtual.

Ver más de




Más noticias