<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

5 hábitos para mejorar la salud mental

Más allá del equivocado rechazo social, es importante que todas las personas hablen abiertamente sobre su estado emocional y anímico.

Recientemente se celebró el Día Mundial de la Salud Mental haciendo un llamado urgente a los gobiernos y organismos sin ánimo de lucro para que fortalezcan sus servicios de atención ante esta emergencia que fue exacerbada por todo lo que ha rodeado la pandemia de COVID-19, especialmente por los confinamientos y por la difícil situación económica y social de la que el mundo aún tardará en recuperarse.

“Aunque las condiciones de salud mental son muy comunes en todo el mundo, las personas que viven con ellas muy a menudo experimentan discriminación y son tratadas de manera diferente. El miedo, la incomprensión y los prejuicios contribuyen al estigma, la exclusión social y la discriminación que ocurre alrededor de las personas que viven con condiciones de salud mental. Puede ocurrir con los amigos o miembros de la familia y en todos los ámbitos de la vida: en el hogar, la escuela, el lugar de trabajo y en el hospital, tanto en entornos rurales como urbanos”, resalta la OMS. (Lee también: Gamers, descubran los cambios de Twitch).

Destacando también condiciones graves como la depresión, que en muchos casos puede desencadenar en intentos de suicidio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también invita a combatir especialmente el estigma alrededor de la salud mental.

Además de hablar abiertamente y sin censuras, entre otras recomendaciones que se dieron durante el Día Mundial de la Salud Mental, estos son 5 consejos que toda persona puede aprovechar para mantener en buen estado su mente:

Concentrarse en el presente

A pesar de que es más fácil decirlo que hacerlo, es importante intentar concentrarse en lo que se está haciendo en el momento y procurar mantenerse ocupado, no solo por medio de la carga laboral o escolar, sino también dedicando tiempo a hacer lo que les produce agrado. Aunque es imposible dejar de pensar en su totalidad sobre lo que ha sucedido y lo que vendrá, aceptar que no se tiene ni el poder de cambiar el pasado, ni la capacidad de controlar el futuro, es importante para aceptar las cosas como vengan.

Ejercitarse

No se trata de convertirse en un deportista profesional ni de dedicar todo su tiempo al gimnasio, pero es importante reconocer que una buena rutina cardiovascular conduce a un mejor estado de salud y le permite al cuerpo liberar toxinas y estar más activo. Asimismo, el ejercicio puede ser usado, de manera dirigida y responsable, como un excelente medio para liberar todo aquello que le preocupa y para descargar el peso de un mal día.

Ayuda profesional

Empezamos señalando la necesidad de derrumbar algunos estigmas, y terminamos destacando la necesidad de acabar con otro. Hablar con un psicólogo o un psiquiatra no está mal. Por el contrario, atender la salud mental debería ser una obligación de todos los seres humanos que desean ser miembros valiosos y productivos de la sociedad. Trabajar e invertir en la salud mental no es un gasto de tiempo ni de dinero, por el contrario es una necesidad que todos deben satisfacer.

“Recuperarse de las condiciones de salud mental es posible. Sin embargo, el estigma y la discriminación se interponen e impiden que las personas busquen y obtengan la ayuda y la atención que necesitan en el camino a la recuperación”, agregó la OMS.

Rutina responsable

s un lado, es importante tener una serie de actividades diarias que inviten al cuidado y empoderamiento, que conduzcan a días productivos y entretenidos, que se puedan realizar sin importar los horarios de otras actividades. Por el otro, alejarse de la monotonía y de caer en círculos viciosos que cierren las posibilidades de interacción social, no solo es importante, sino especialmente necesario para no estancarse emocional ni creativamente.

“Déjelo ir”

No permita que esas cosas que no pudo conseguir o que no se llevaron a cabo de acuerdo a lo planeado lo afecten emocionalmente más allá de lo acontecido. No se concentre en buscar formas de cambiar lo que ya sucedió y vaya más allá, señalando un nuevo camino que le permita diseñar nuevos objetivos y alcanzar nuevas metas.

Ver más de




Más noticias