<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

7 beneficios que causa aprender idiomas en la salud de los niños

Aportes significativos al desarrollo cognitivo, emocional y social de los niños trae consigo el aprendizaje de un idioma diferente al nativo.

“Aunque en psicología y en neuropsicología es importante evitar las generalizaciones debido a que el impacto de cualquier variable es relativo”, indicó el psicólogo y neuropsicólogo infantil Iván Darío Hernández Escobar; con base en la experiencia de profesionales, El Universal destaca siete beneficios que causa aprender idiomas en la salud de los niños.

1. Estimulación del cerebro

“Los niños son como ‘esponjas’ dada la plasticidad del cerebro y la falta de especialización cortical, lo cual facilita la adquisición de una segunda lengua; así mismo, en la infancia se generan muchas conexiones neuronales, lo cual, la convierte en una edad idónea para estimular al niño lingüísticamente”, dijo Diana Bedoya Villanueva, psicóloga especialista en evaluación y tratamiento de trastornos emocionales y afectivos.

2. Mayor flexiblilidad cognitiva

“El aprendizaje de una lengua extranjera a temprana edad beneficiará el desarrollo cognitivo y el rendimiento de habilidades básicas. Los niños bilingües son más hábiles mentalmente”, señaló Bedoya Villanueva.

Explicó, que en un estudio, investigadores encontraron que estos niños “tienen mayor éxito al dividir objetos por forma y color, lo cual no sucedía con los niños que solo hablaban una lengua. Esto sugiere la flexibilidad cognitiva, la cual se refleja principalmente en la capacidad de planificar y resolver problemas”. Le puede interesar: Aprender inglés ¿cuál es el mejor momento?

3. Previene el temprano deterioro neurológico

Aprender un segundo idioma podría ser un posible factor de protección ante el Alzheimer o el retraso en la aparición de sus síntomas (de 4 a 5 años).

“Los autores de ‘El bilingüismo como factor de protección de la enfermedad de Alzheimer’ realizaron una revisión sistemática de 10 artículos, en la cual encontraron que 7 de los 10 estudios afirmaban que existía una relación positiva significativa entre el ser bilingüe y la presentación tardía de la demencia, en comparación con las personas que solo hablaban una lengua; sin embargo, es importante aclarar que ellos hacen especial énfasis en que debe profundizarse más en el tema, dado que aún no hay suficientes estudios”, contó la psicóloga.

4. Mejores habilidades sociales

Para Thalía Román Mercado, magíster en neuropsicología con especialidades en psicología clínica, psicología educativa y lúdica educativa, los menores de edad bilingües “desarrollan habilidades sociales y de comunicación interpersonal que involucran las interacciones entre las personas y entre pares, aprenden a escuchar y evitan las distracciones, puesto que al prestar atención a su interlocutor no se perderán información valiosa, lo que les permitirá comprender mejor un mensaje y opinar al respecto”.

El aprendizaje de una lengua extranjera a temprana edad beneficiará el desarrollo cognitivo y el rendimiento de habilidades básicas. Los niños bilingües son más hábiles mentalmente”.

Diana Bedoya Villanueva

5. Creatividad e innovación

“Comienzan a ser creativos e innovadores. Al crear nuevas estructuras gramaticales en un idioma diferente al cotidiano, se ven “obligados” a ser creativos. A menudo tienen que pensar en una palabra alternativa que no están acostumbrados a utilizar”, agregó Román Mercado.

6. Mejores habilidades de lectoescritura

Hernández Escobar afirmó que para los niños que aprenden un nuevo idioma “hay una gran posibilidad de desarrollar una mayor capacidad de discriminación de los sonidos del lenguaje, lo cual puede verse reflejado en un mejor desempeño en las habilidades de lectoescritura”.

7. Cultura y pensamiento crítico

A lo anterior se suma que en un niño que sabe más de una lengua se “aumentan las posibilidades del enriquecimiento cultural, se le amplia el mundo, lo cual genera mayores alternativas en su desarrollo personal”, resaltó Hernández.

Así mismo, “aumenta el acceso a la información. Los niños que manejan otros idiomas interactúan con diversas fuentes, dando esto lugar a un mayor pensamiento crítico e investigativo y a mayores posibilidades en su aprendizaje”, agregó el experto.

Cuándo y con qué

“La edad ideal para el aprendizaje de una nueva lengua es aproximadamente ente los 3 y los 7 años, debido a la facilidad con la que se desarrolla el aprendizaje en esa etapa de la vida y al aprovechamiento adecuado de las ventajas expuestas anteriormente”, manifestó Hernández Escobar.

Anotó: “Es importante tener en cuenta a la hora de elegir un segundo idioma para nuestros hijos que todos pueden tener ventajas, aun así la elección del idioma inglés por lo complejo de su fonética puede representar un gran reto generando mayores potencialidades, así mismo, el mandarín resulta un idioma interesante al presentar una lógica diferente y su fonética no es tan compleja como se podría pensar, pese a lo difícil que nos pueda parecer su escritura. Sin embargo, criterios como lo global que resulta determinada lengua y la proyección a futuro que puede tener son importantes a la hora de la elección”. Puede leer: Consejos para entrenar el oído y aprender idiomas.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.




Más noticias