<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Estas son las propuestas del gremio constructor para reactivar el sector

Para contrarrestar los efectos de la coyuntura económica y la transición de las políticas de vivienda en el Gobierno, Camacol planteó varias propuestas.

La transición de las políticas de vivienda en el nuevo Gobierno y la coyuntura económica han afectado el dinamismo del segmento edificador, por lo que el gremio de la construcción presentó varias propuestas al Ministerio de Vivienda para reactivar esta actividad económica que jalona a muchos otros sectores.

“Alternativas hay muchas, y aunque es claro que el panorama económico genera incertidumbre (...) también es cierto que debemos poner esto en contexto de crecimiento”, dijo Guillermo Herrera, presidente de Camacol.

Entre las propuestas del gremio constructor está la preasignación de subsidios para dar mayor certeza a los constructores sobre los potenciales compradores, una medida que ya fue adoptada por el Minvivienda que recientemente anunció que comenzará a ser efectiva desde 2024. Lea también: Construcción a ritmo lento: ¿por qué bajó la venta de viviendas?

¿No funciona con el Sisbén?

Uno de los cambios más significativos en las políticas de vivienda en el Gobierno de Gustavo Petro es que el que criterio se tiene en cuenta para la asignación de los subsidios es la clasificación en el Sisbén IV de las familias solicitantes y no los ingresos, como se hizo en años anteriores.

Se espera que el 2024 sea un mejor año para el sector de la construcción, gracias a los esfuerzos del gremio y del Gobierno.

Este es otro de los puntos que Camacol sugiere revisar para agilizar los trámites de asignación y desembolsos de las ayudas porque, de acuerdo con sus datos, desde que el criterio selección es el Sisbén IV, el avance en la entrega de los subsidios ha caído un 85%.

En sus propuestas, el gremio constructor también incluyó plantear ayudas concurrentes, en las que no solo se contemplen las subvenciones del Gobierno sino que los entes territoriales también dispongan de recursos para las familias y así incentivar mucho más la compra de vivienda.

Entre otras sugerencias están establecer otros mecanismos de acceso a la vivienda como el Fondo Nacional de Garantías, promoción de oferta y mejoramiento, además de la reglamentación de las iniciativas que se incluyeron en el Plan Nacional de Desarrollo.

Esperanza para el 2024

Paola Rojas, gerente (e) de Camacol Bolívar, destaca que para el 2024 el gremio constructor tiene la esperanza puesta en que los esfuerzos del sector público y privado por fin tengan resultados tangibles y se dinamice mucho más la construcción a nivel local.

“La previsión de la situación del la construcción en Bolívar para el 2024 es esperanzadora y llena de retos, a pesar de la coyuntura acontecida durante lo que va corrido del 2023 es importante remarcar la resiliencia y el cumplimiento de las constructoras en sacar adelante los proyectos”, indicó la líder gremial. Le puede interesar: Colombia se adelantaría en la reducción de emisiones en la construcción.

Aseguró que también se espera que se regulen las tasas de interés y la inflación, lo que también ayudaría a mejorar la cifras del segmento edificador.

“En Bolívar se han lanzado 5.561 unidades de vivienda en lo corrido de 2023, esto demuestra la intención de las constructoras en diversificar sus productos residenciales y se han comercializado 4.534 unidades de vivienda nueva lo que demuestra la capacidad de ahorro de los hogares bolivarenses y remarca las intenciones de compra en el departamento”, puntualizó Rojas.

Más noticias