<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Las ganas de aprender de los estudiantes colombianos me impresionó”

Odaki Kazuhilo, profesor de la Universidad de Nihon, visitó el país para revisar las oportunidades cooperación académica entre Colombia y Japón.

La internacionalización y la cooperación académica es una de las herramientas más efectivas para superar las brechas en cuanto a educación superior, por esto es que los esfuerzos de entidades como la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) se centran en favorecer la movilidad de universitarios y maestros.

Alineada con esta visión, se realiza en el país ‘Viaje Global’, un estrategia que busca espacios de interacción internacional con académicos de otros países. El programa es organizado por la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun), la Embajada de Japón en Colombia, la Cámara Colombo Japonesa y la Fundación Japón, entre otras instituciones. Le puede interesar: Colombia busca consolidarse como un destino académico atractivo.

Como parte de ‘Viaje Global’, Odaki Kazuhilo, quien es doctor y profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de Nihon (Japón), visitó varias universidades colombianas.

En entrevista con El Universal, el profesor abordó diversos temas como la formación universitaria en Japón y las oportunidades de cooperación académica con Colombia.

¿Cuáles son las características que resalta de la educación superior en Japón?

La educación superior en Japón es bastante parecida a la de Europa, pues hay universidades públicas para acceder a bajo costo, pero también hay universidades privadas como en Estados Unidos, en las que el pago es más elevado; sin embargo, no llega a ser tan costosa como en EE. UU.

Para acceder a la universidad, los candidatos presentan un examen a nivel nacional, que es universal, y a partir de los resultados de este, se escogen a los estudiantes.

En Japón, la formación sigue siendo bastante académica y los profesores no son tan técnicos ni están relacionados con la práctica ni con el sector productivo.

Durante su estancia en el país, ¿qué le ha llamado la atención de las universidades colombianas?

Estuve en la Universidad de los Andes y en Areandina, me impresionó que los estudiantes tienen muchas ganas de aprender y expectativas muy altas sobre el futuro. También que los profesores son bastante jóvenes, a diferencia de Japón, y que tiene muchas disposición para ayudar a los estudiantes en sus procesos de formación.

¿En qué áreas considera que hay oportunidades de intercambio académico entre Japón y Colombia?

Noté a los estudiantes y profesores colombianos interesados en innovación lo que, debido a la coyuntura económica del país, me parece un direccionamiento acertado en el que, desde Japón, podemos aportar.

¿Cuáles son las condiciones para que esa cooperación o intercambio sea posible?

Considero que la cooperación debe ser primero en el nivel de investigación, con el intercambio de investigadores de Colombia y de Japón, para revisar nuestros casos de éxito y de fracaso. Podemos complementarnos en temas de Recursos financieros, apertura de mercados, innovación y gestión empresarial.




Más noticias