<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“No nos dejen solos otra vez”, el llamado de Fedegán al Gobierno nacional

Conozca las cifras de inseguridad en el campo que preocupan a los ganaderos del país y la propuesta de Fedegán para hacerle frente a la delincuencia.

“No nos dejen solos”, fue el mensaje urgente que el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, envió al presidente de la República, Gustavo Petro, ante el panorama de inseguridad que vive el campo colombiano y la actividad ganadera.

Varios casos de invasiones ilegales a fincas, secuestros de productores, abigeato (1.300 casos al año, en promedio) y permanentes extorsiones, son el panorama del sector, dice Lafaurie.

El dirigente agregó que hoy, más de 400 municipios están bajo control de los bandidos. (Lea aquí: “Sería una catástrofe si se frenan las exportaciones”: Fedegán a Mincomercio)

Con las anteriores cifras, Lafaurie defendió su iniciativa de conformar Frentes Solidarios de Seguridad y Paz alrededor de las organizaciones gremiales ganaderas en las regiones, como una forma pacífica y solidaria de colaborar con la Fuerza Pública y con las autoridades.

“Sabíamos que vendría la andanada estigmatizante de los enemigos de oficio de la ganadería, proclamando la falsa narrativa de la “resurrección del paramilitarismo”.

Recordó que solo en 1995 unos 50 ganaderos fueron asesinados y 527 secuestrados. En el primer grupo estaban Nelson Martelo, de Fedegasucre, y José Raimundo Sojo, presidente de Fedegán, ultimados por el Eln y las Farc, respectivamente.

En su análisis, el dirigente recordó que comenzando el año, el 5 de enero, lanzó ese clamor desde su columna de opinión: ¡No nos dejen otra vez solos! ¡No repitamos la historia! Y esta semana le envió una carta al presidente de la República, Gustavo Petro, en la que defendió, con la historia y con argumentos, la iniciativa de conformar Frentes Solidarios de Seguridad y Paz con los gremios ganaderos regionales.

La razón de la carta a Petro es explicarle “nuestras motivaciones y argumentos, algo que se volvió imperativo a raíz del rechazo público a nuestra iniciativa por parte del ministro de Defensa, Iván Velásquez, quien, al calificarla como ‘una forma de autodefensa’, ignoró nuestras públicas explicaciones y se sumó desde el gobierno a la campaña estigmatizante contra los ganaderos”.

El deseo de Lafaurie Rivera es “explicarle al presidente cuál es la historia que no queremos repetir: la historia de las violencias, del paramilitarismo y de la estigmatización ganadera; la historia del miedo que produjo esa violencia exacerbada contra la ganadería y lo rural; la historia de los años en que los ganaderos eran secuestrados y asesinados por centenares, ante la indolencia de la sociedad y de sus instituciones; la historia de la violencia que impulsó a algunos a traspasar la línea de la legalidad y, por ese camino, se convirtieron en un remedio peor que la enfermedad y le dejaron al gremio la herencia maldita de la estigmatización”.

“En fin, la historia de centenares de miles de ganaderos atrapados entre dos fuegos y entre dos miedos: la guerrilla y los llamados paramilitares; extorsionados, amenazados y despojados por ambos actores violentos, muy pronto absorbidos por el narcotráfico”, agregó.

Que no se repita

El presidente ejecutivo de Fedegán hizo una afirmación preocupante y es que “hoy es latente el riesgo de que esa historia se repita, porque el ganadero está amarrado a la realidad rural y no puede ‘irse con sus vacas a otra parte’; porque el regreso del miedo a perder el sustento, la familia, la libertad y la vida resucite la idea de ‘comprar seguridad’ y entrar en un diabólico círculo vicioso de extorsión y mayor inseguridad, por cuenta de delincuentes de toda laya”.

Por esta razón, elevó ese clamor a la Procuraduría, a la Fiscalía, a la Defensoría del Pueblo, al Congreso de la República y al Consejo Gremial Nacional, porque frente a la arremetida de los violentos para controlar el territorio y frente al derecho de los ganaderos a participar pacíficamente en su propia seguridad, “esperamos una respuesta de Estado”.

“De ahí la reiteración de nuestro clamor al presidente, a la institucionalidad y al país todo, que una vez nos dejó solos, a los ganaderos y al campo donde se cocinaba la violencia. Por ello, a Colombia le insisto... ¡no nos dejen solos otra vez!”, concluyó Lafaurie. (Lea aquí: Fedegán solicita audiencia con Petro para explicar estrategia de seguridad).

Más noticias