<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Una alcaldía y la universidad, definen futuro del Director del DANE

Conozca las tres opciones que tiene el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, para trazar su futuro después del 7 de agosto y por qué confesó ahora su condición de miembro de la comunidad LGTBI.

Después de no aceptar una petición del presidente electo, Gustavo Petro, de mantenerse en la Dirección del DANE, Juan Daniel Oviedo le cumplirá una promesa de un viaje a su mamá en Turquía y de regreso se refugiará dos meses en Mompox y de su ‘retiro espiritual’ en la Tierra de Dios, saldrá la ruta de su futuro. (Lea aquí: Juan Daniel Oviedo, director del Dane, se destapa: sexualidad, trabajo y bullying).

En entrevista con El Universal, Oviedo habló de los motivos que le llevaron a no aceptar la propuesta de Petro, de las opciones que tiene de cara al futuro, de su condición de miembro de la comunidad LGTBI. Aquí algunas de sus respuestas:

¿Dónde lo vamos a ver después del 7 de agosto?

- Me van a ver, a finales de agosto, en Turquía. Voy a cumplir una promesa de un viaje con mi mamá, que le tenía prometido desde antes de entrar al DANE, para empezar a mejorar mi relacionamiento familiar que por estar dedicado todo al trabajo, se había descuidado. Cumplo ese viaje y me voy para Mompox. Quiero estar allá un par de meses reflexionando, haciendo como una descompresión y poder tomar una decisión sobre qué quiero hacer.

¿Por qué Mompox?

- Primero porque Mompox es una pieza clave en nuestra historia, es hermoso y su gente es sinceramente amable. Esta sería mi quinta vez en Mompox, las anteriores oportunidades he sido bien acogido por toda la gente de allá. Estar allí ayudará a recargar energías para tomar una decisión.

¿Y qué opciones tiene?

- Hay varias opciones muy claras. La primera, quiero cumplir mi sueño de ir a estudiar algo que siempre he querido. Quiero cambiar de tema y poder tener la oportunidad de resetear el cerebro y estudiar algo que me apasiona que es historia del arte, en Florencia (Italia).

La segunda opción es seguir siendo profesor en la Universidad del Rosario y la tercera es que quiero seguir en el servicio público, seguramente no lo podré hacer en el gobierno del presidente electo Gustavo Petro, porque decidí apartarme. Pero tendría el proceso de que viene en el siguiente ciclo político, allí seguramente tendríamos la posibilidad de aspirar a un cargo de elección popular como puede ser la Alcaldía de Bogotá.

¿Lo más difícil en su gestión?

- Definitivamente, el incidente informático, que fue más costoso para nosotros que la misma pandemia...

¿Su mayor satisfacción?

Haber cumplido. Salvo el retraso, por el incidente informático, en la publicación del Índice de Precios al Producto (IPP) que fue de 12 días.

¿Bueno y por qué contó ahora su condición de miembro de la comunidad LGTBI?

-Fue ahora porque fue la primera vez que me hicieron una pregunta directa sobre mi vida. Esa no fue una entrevista sobre mi trabajo, era sobre mi vida y eso me causó curiosidad. Y me preguntaron por mi vida, conté lo que pasó y tengo que ser honesto y transparente, pues mi activo más importante es mi reputación. La vida da muchas vueltas y cargar con mentiras es el peor negocio que uno puede tener.

¿Su condición le ha generado problemas en su trabajo?

Mi condición no me ha generado problemas. Uno no lleva el perrito al trabajo. En el trabajo, me concentro en el trabajo.

¿En lo afectivo comparte con alguien ahora?

Sí, vamos a cumplir 10 años, ahorita el 20 de septiembre. Es colombiano..., le tocó el turno a Colombia - se despidió sonriente Oviedo-.

¿Por qué no se queda?

El presidente electo expresó el 17 de junio, todavía como candidato, que había alguien del gobierno actual que él consideraría darle la oportunidad de continuar, y era el DANE.

“Veníamos preparando la transición desde abril, para el relevo. Nosotros empezamos a evaluar cuáles serían esos elementos, no de carácter personal, porque el DANE no tienen las mismas posibilidades de discrecionalidad que un ministerio, porque cuando uno le acepta al presidente el ministerio acepta que va a ejecutar la línea del presidente, pero cuando uno le acepta el DANE al presidente, uno forma parte del equipo de Gobierno, pero está claro desde el comienzo que uno tiene que hacer lo que debe hacer, guardando la independencia y en ese ejercicio de transición o continuidad institucional nosotros pensamos en cinco claves para que el DANE siga haciendo la tarea”, dijo Oviedo.

El Censo Económico, El fortalecimiento tecnológico, Buscar una posición para que indígenas y afrodecendientes dejen de llamar al DANE genocida estadístico, y hay soluciones de fondo que hemos planeado, pero las organizaciones indígenas no quieren soluciones de fondo; La Ley de Estadísticas Oficiales y el Catastro Multipropósito, con carácter técnico fueron las líneas que defendí en el empalme, y una política, un modelo y ese modelo lo defino yo como director del DANE, siguiendo el Gobierno Corporativo. Si eso lo quieren cambiar, automáticamente tengo que retirarme. Esas cinco dimensiones no se dieron en el empalme. Los indígenas en la mesa de empalme me dijeron “no queremos saber más de usted”. También en Catastro Multipropósito hubo diferencias en el modelo conceptual. Entonces a buen entendedor pocas palabras y tomé la decisión de dar un paso al costado”, concluyó.




Más noticias