<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Manifestantes protestan en apoyo a Vinicius frente a un Consulado de España

Los insultos racistas a Vinicius Júnior en el estadio del Valencia, el pasado fin de semana, han causado una gran repercusión en el mundo entero.

Un centenar de personas se manifestó este martes frente al Consulado de España en Sao Paulo en muestra de apoyo al futbolista brasileño Vinícius Júnior por los insultos racistas que ha sufrido en España.

Los activistas gritaron consignas contra el racismo y pidieron “reparaciones” por parte de La Liga, de sus patrocinadores y del Estado español para compensar a todos los negros. Le puede interesar: ¿Quién es Jokic, el fenómeno que destrozó a los Lakers de LeBron en la NBA?

“Si te metes con Vini Júnior te metes con todos”, gritaron los manifestantes, en su mayoría integrantes de movimientos sociales que defienden los derechos de los afrodescendientes.

Los organizadores leyeron un manifiesto en el que denunciaron la “violencia racial” que ha sufrido el jugador del Real Madrid de forma recurrente en España. Le puede interesar: ¡Atentos! Sancionan al Valencia por los ataques racistas a Vinicius

“No fue la primera vez. Y estamos aquí para que sea la última”, dijeron los asistentes, que aseguraron que Vini Jr. les “enorgullece”.

Los manifestantes también proyectaron mensajes en la fachada del Consulado, como “Basta ya de racismo”, “no es fútbol, es racismo”, o “La Liga racista” y encendieron bengalas al grito de “fuego a los racistas”.

Uno de los activistas, identificado como Otelo, del grupo Pretas e Pretos (Negras y Negros), criticó el racismo que hay tanto en España como en Brasil.

“El Gobierno español es racista y el Gobierno brasileño es racista porque acepta el racismo. Todos los gobiernos, de izquierda o derecha, no hicieron lo que debían, que es reparar a mi pueblo”, dijo el activista negro.

Los insultos racistas a Vinícius Júnior en el estadio del Valencia, el pasado fin de semana, han causado una gran repercusión en Brasil y han motivado quejas por parte del Gobierno que dirige el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Este martes, los ministerios de Igualdad de España y Brasil publicaron un comunicado conjunto en el que condenan los insultos racistas como los sufridos por Vini Jr. y exigen que no queden “impunes”.

Ambos departamentos mostraron su “solidaridad incondicional” con el jugador del Real Madrid y exigieron que todas las instituciones competentes respondan “con la máxima diligencia para tomar medidas” ante este caso.

La Fiscalía Provincial de Valencia anunció el lunes la apertura de diligencias de investigación de los insultos a Vinícius, por los que la Policía Nacional arrestó este martes a tres jóvenes de entre 18 y 21 años.

Más noticias