<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Yerry Mina salió lesionado en partido del Everton

El defensor colombiano encendió las alarmas al abandonar el partido ante el Newcastle por molestias musculares.

Un buen gol de falta directa de Kieran Trippier culminó este martes la tercera victoria de la temporada del Newcastle, la segunda consecutiva, para doblegar al Everton (3-1), salir del descenso, reafirmar su creencia absoluta en la permanencia y reconfortarse con la mejor recompensa de todas, la victoria, la fuerte inversión con la que abordó el mercado de fichajes de invierno.

Nada más había ganado un encuentro en las primeras 20 jornadas. Ahora ha logrado dos triunfos en las dos más recientes. Ya está en la ruta hacia la salvación el Newcastle, con el que debutó en los instantes finales su refuerzo más rutilante, el centrocampista brasileño Bruno Guimaraes, que entró al terreno de juego justo en el minuto 90, cuando también se retiraba con alguna molestia Trippier, cambiado por Javi Manquillo.

El choque ya estaba resuelto. Ya estaba remontado. Porque primero golpeó el Everton, que sigue el camino contrario que su adversario. Es su cuarta derrota seguida, la sexta cita seguida sin ganar -con cinco partidos perdidos y un empate- y la alerta de que, como se descuide o siga así, tendrá problemas para conservar su plaza en la categoría máxima del fútbol inglés.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Ni siquiera el 0-1 le sirvió. Una carambola en el minuto 36 terminó con el balón en la red impulsado por el pecho, involuntariamente, de Jamaal Lascelles. Inmediatamente después lo igualó el Newcastle, cuando un buen córner botado por Kieran Trippier lo cabeceó el propio Lascelles para rehacerse del error anterior y promover el 1-1 en la otra portería. Su remate lo repelió el larguero. El rebote dio en Holgate para otro gol en propia puerta.

Antes, en el minuto 34, el Everton había perdido a Yerry Mina. Él solo, al dar un pase, se lastimó el muslo derecho, se tiró al suelo, fue atendido y se retiró al vestuario aparentemente con una lesión muscular. No fue el único contratiempo en el mismo sentido del conjunto dirigido por Frank Lampard. Antes del cuarto de hora, Demarai Gray también se retiró. Lo reemplazo Dele Alli, uno de los fichajes a los que ha recurrido el club.

Después venció el Newcastle, que marcó el 2-1 con el oportunismo de Ryan Fraser, en el minuto 55, y sentenció con la citada falta directa de Kieran Trippier, ya en el 80.




Más noticias