<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Estados Unidos, con 16 sedes para el Mundial de Fútbol de 2026

Tres países harán el Mundial. Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey albergarán partidos de la III Copa del Mundo en ese país. Toronto y Vancouver, sedes de Canadá.

Para la primera Copa Mundial de fútbol dispersada en tres países y que convocará una cifra récord de 48 selecciones, el presidente de la FIFA Gianni Infantino disparó un atrevido objetivo sobre Estados Unidos, la nación que albergará mayormente la cita de 2026. Le puede interesar: Esto es lo que pagará el Bayern Múnich por Sadio Mané

“En 2026, el soccer será el deporte número 1 en este país”, proclamó Infantino tras el anuncio de las 16 sedes en Estados Unidos, México y Canadá.

El primer Mundial en Estados Unidos fue en 1994 y batió récords de concurrencia que aún siguen vigentes _ 3,59 millones de espectadores en total y 68.991 de promedio por partido. Los 11 estadios estadounidenses _ todos con equipos de la NFL _ exceden aforos de 60.000.

“Algunos se están riendo, pero no está bromeando”, dijo el presidente de la CONCACAF y de la federación canadiense Victor Montagliani.

Estados Unidos será acompañado por otras tres ciudades en México y otras dos en Canadá. Le puede interesar: Conozca el cartagenero que busca el título con el Tolima

“El 2026 será colosal”, dijo Infantino. “Creo que hay gente que no tiene idea de lo que se verá aquí en 2026. Estos tres países quedarán patas arriba. El mundo invadirá a Canadá, México y Estados Unidos”.

Será la segunda vez que el Mundial se jugará en Estados Unidos. Canadá lo hará por primera ocasión.

Atlanta, Boston, Dallas, Filadelfia, Houston, Miami, Kansas City en Missouri, Los Ángeles-Inglewood, Nueva York-East Rutherford, San Francisco-Santa Clara y Seattle serán las localidades que albergarán partidos en Estados Unidos.

Toronto y Vancouver serán las sedes en Canadá.

México vivirá su tercer Mundial, con la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey como las tres urbes donde se jugará. Nunca antes un país ha sido anfitrión de tres ediciones distintas de una Copa del Mundo.

El Estadio Azteca en la capital de México fue el escenario de las finales de 1970 y 1986, y se convertirá en el primer estadio con tres Mundiales.

“Creo que para un país de fútbol como México es algo casi normal, es como el Papa en Roma”, dijo Infantino. “Es una catedral del fútbol, es un lugar donde se ha escrito la historia del fútbol. “Las páginas más importantes de las leyendas del fútbol, con Pelé y (Diego) Maradona marcaron este estadio de manera increíble.. La historia está para seguir”.

Estados Unidos tendrá 60 de los 80 partidos, de acuerdo con los planes de la FIFA, incluyendo todos los encuentros a partir de los cuartos de final. México y Canadá organizarán 10 partidos cada uno.

Aún no se han definido las sedes específicas para cada ronda. Infantino indicó que el huso horario será un factor para la final, lo que haría que ciudades en el este y centro del país sean las más probables.

México quiere que el Azteca sea escenario del partido inaugural. Yon de Luisa, el presidente de la federación mexicana, Infantino y Montagliani deslizaron que se contempla una primera fecha con más de un duelo inaugural.

La capital y Guadalajara recibieron partidos en los dos mundiales realizados previamente en el país. Pero el Akron de Guadalajara, en el occidente, no existía entonces _se construyó en 2010.

Tampoco se había construido el BBVA de Monterrey, estrenado apenas en 2015. La ciudad fue sede de encuentros mundialistas en 1986 pero no en 1970.

“Algo muy bonito para el país”, dijo la estrella de la selección Hirving Lozano durante el anuncio desde un estudio de televisión en Manhattan. “Será algo extraordinario. Las tres ciudades serán muy importantes. El fútbol en Mexico se vive muy en particular”.

El Azteca se someterá a una remodelación que se pondrá en marcha a fines de año.

Emilio Azcárraga, el presidente ejecutivo del Grupo Televisa propietario del Azteca, prometió que el estadio acabará siendo el mejor de todos en 2026.

“Este estadio no sólo será el más moderno, sino que va a tener esa alma, ese corazón y esa historia”, dijo Azcárraga.

Ninguno de los estadios de Estados Unidos 1994 repiten esta vez. El Rose Bowl en Pasadena, California, y el Camping World de Orlando se postularon pero quedaron descartados en la última ronda del proceso.

Cinco zonas metropolitanas que fueron sede en 1994 cuentan con nuevos estadios: el AT&T en Texas reemplazó al Cotton Bowl de Dallas; el SoFi en Inglewood toma la plaza del Rose Bowl; y el Levi's releva al Stanford.

El Met Life en East Rutherford, Nueva Jersey, y el Gillette en Foxborough, Massachusetts, reemplazan a estadios que fueron demolidos en terrenos adyacentes, el Giants Stadium y Foxboro Stadium.

No se disputarán partidos cerca de Washington, la capital federal. El FedEx Field en Landover, Maryland, se retiró de la contienda, y el M&T Bank Stadium en Baltimore no fue incluido tras la última depuración. El RFK Stadium fue sede en 1994.

“La historia de siempre es quién queda fuera”, comentó Cindy Parlow Cone, la presidenta de la federación estadounidense.

Chicago, sede del partido inaugural en 1994 en el Soldier Field, no presentó una propuesta tras rechazar las exigencias económicas de la FIFA.

Canadá sonó para tener tres sedes, pero Montreal desistió y el Commonwealth en Edmonton fue descartado.




Más noticias