<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿El segundo gol anulado a Nacional ante Millonarios era válido?

El reglamento amparaba a Nacional, pero el árbitro decidió invalidarlo.

En el empate 2-2 entre Nacional y Millonarios, en el Atanasio Girardot este martes, si bien el primer gol anulado a Nacional de Jarlan Barrera era fuera de lugar y así lo confirmó el VAR, el segundo tanto invalidado generó la polémica, porque según el reglamento y los expertos no hubo falta sobre el portero de Millonarios, Álvaro Montero. Le puede interesar: Real Cartagena, a ganar en casa para seguir respirando

Duque va bien al cabezazo y Montero pierde el balón.

En esa jugada, según el analista arbitral Óscar Alexis Gutiérrez, hay una mala interpretación del juez porque dio como falta el cabezazo que evitó que el portero Montero asegurara el balón.

“Era una acción válida, pero como es una situación gris hay un alto nivel de interpretación y, obviamente, dentro del terreno de juego es difícil tener todos los elementos para la decisión final, pero inicialmente él convalida el gol, el asistente también y no hay ningún tipo de situación anómala. Ya entró a jugar la interpretación de los árbitros VAR. Fue una mala interpretación de ellos, ya que hay consideraciones que se deben tener presentes”.

Agregó Gutiérrez que, en ningún momento se alcanza a ver que el balón esté del todo en posesión del guardameta. “Ese todavía es un balón dividido y la ley le da la potestad de ir a disputar el balón, siempre y cuando no se le cometa infracción”. Le puede interesar: Junior cae 2-0 ante Bucaramanga y complica su paso a la final

El analista dice que la regla 12 así lo permite. “En segunda instancia, el contacto no lleva ninguna falta porque no hay ni empujón ni sujeción. Esa es una de las situaciones que el VAR debe tener muy presente, que las decisiones de campo se deben soportar mientras no haya una evidencia de un error claro”.

Con él coincide el exarbitro Rafael Sanabria, quien aseguró que el juez del partido había dado el gol, pero se echó para atrás cuando lo llamaron del VAR. “El árbitro estaba seguro, pero se dejó convencer por los del VAR, va y mira el video y se llena de inseguridad y termina invalidando el gol”.

El reglamento es claro al decir que el cuida palos debe tener atenazada la pelota para que se considere infracción y en este caso no la tenía del todo asegurada.




Más noticias