<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

El Barcelona retrasa la celebración blanca

Con gol de Aubameyang, Barcelona ganó en su visita a Real Sociedad para recuperar su imagen en LaLiga.

El Barcelona ganó en el Reale Arena a la Real Sociedad y frenó los cálculos prematuros de alirón del Real Madrid, al que aún le quedan cuatro puntos para sellar el campeonato y cerrar la consecución de un título que tiene en la mano.

Probablemente nada cambie el destino y el conjunto de Carlo Ancelotti consiga el éxito antes o después. Pero de momento tendrá que ser por méritos propios. No lo será el próximo domingo, sin tener que jugar, aunque el Barcelona no gane al Rayo Vallecano en el partido que tiene pendiente. Lo podrá conseguir en el Santiago Bernabeu frente el Espanyol o a partir del derbi ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. Le puede interesar: El Sevilla más cerca de la Champions y el Levante del descenso

Cinco jornadas quedan para el final. Seis le quedan al Barcelona distanciado en quince puntos del Real Madrid. A la misma distancia está el Sevilla, fuera de toda ecuación, aunque su triunfo en el Ciutat de Valencia este jueves contra el Levante (2-3) le acerca a su objetivo de la Liga de Campeones.

El Barcelona retrasa la celebración blanca

El Barcelona se reencontró con la victoria ante la Real Sociedad (0-1) para acariciar un objetivo que se aleja para los donostiarras, la ‘Champions’. Era uno de los últimos trenes para el plantel de Imanol Alguacil y enredar la parte alta. El equipo donostiarra, igual que el Betis el martes, dio un paso atrás y aleja la inquietud a los cuatro primeros.

Fue con un gol del gabonés Pierre Emerick Aubameyang a los once minutos como el Barcelona encarriló el triunfo que selló a base de oficio y sufrimiento y que aplacó los sinsabores ante el Cádiz y el Eintracht Fráncfort. Resignado a una temporada en blanco el equipo de Xavi Hernández se centró en el segundo lugar en el que está instalado al ganar en San Sebastián. Le puede interesar: El Rayo se acerca a la permanencia contra un Espanyol desdibujado

Se aferra el conjunto azulgrana a ese lugar, en el que pretende asentarse el domingo tras recibir al Rayo para deshacer el empate a puntos con el Sevilla que pretende el mismo objetivo.

El maleficio como visitante del cuadro hispalense acabó en el momento oportuno. Lo enterró en el Ciutat de Valencia a costa de un Levante (2-3) que apunta con este revés a LaLiga SmartBank. Tres meses ha tardado el conjunto de Julen Lopetegui en ganar fuera del Sánchez Pizjuán. Salió de la jornada asentado en la parte alta, en el tercer puesto, de donde se distancia el Atlético Madrid, ahora dos puntos por debajo, en la cuarta plaza y con cuatro de margen sobre el Betis.

Del duelo salió dañado el Levante, al que se le acabó la buena dinámica. Pierde terreno el cuadro de Alessio Lisci, que tiene la salvación a seis puntos. Igual que antes. Pero con un partido menos por disputar.

Un penalti fallado por José Luis Morales, que había anotado otro antes, pudo privar de un punto a los locales. Fue el mexicano Jesús Tecatito Corona el que, con un doblete, adelantó en dos ocasiones al Sevilla. Respondió tras la primera Morales desde los once metros. Y pudo igualar también después, pero falló el tiro. Era el posible empate a dos. Pero el equipo de Lopetegui marcó el tercero por medio de Jules Koundé y, aunque Roberto Soldado redujo la diferencia a tres del final, ya no quedó tiempo para el Levante, resignado entre las lágrimas de su capitán, frustrado por esa gran ocasión marrada que podría marcar el devenir del equipo. Le puede interesar: Piqué le pidió al presidente de la Federación Española que lo llevara a los Olímpicos

El Levante se aferra a las matemáticas y a las cuentas que aún le salen. Sobre todo tras la derrota del Cádiz ante el Athletic en el Nuevo Mirandilla. Se agita la pelea por la salvación, cada vez más enredada y de la que quiere escapar el Rayo Vallecano, que logró su primera victoria en el 2022. Fue en Cornellá ante el Espanyol (0-1).

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Tras asaltar el Camp Nou, el Cádiz regresó a la realidad y cayó contra el equipo bilbaíno, que aún confía en llegar a tiempo a Europa (2-3). Media hora de inspiración inclinó el encuentro claramente del lado de Marcelino García. Raúl García, Iker Muniain y Mikel Vesga dejaron el choque sentenciado. Un ejercicio de fe y la épica resucitaron al equipo de Sergio con los goles de lucas Pérez y Rubén Sobrino. Pero el Athletic resistió a la desordenada y desesperada avalancha local. Le puede interesar: Xavi Hernández: “Estoy enfadado, ha faltado ilusión, fe y deseo”

Perdió una buena ocasión el Cádiz de dar un paso al frente hacia la salvación en una jornada sin triunfos en los tres últimos. El Granada empató, y el Levante y el Alavés perdieron. Un solo punto tiene de renta el cuadro de Sergio. Aún le queda por sufrir.

De la quema huye el Rayo Vallecano, que llevaba trece jornadas sin ganar. Desde el pasado 18 de diciembre del pasado año. Frenó la caída el conjunto madrileño con un gol de Sergio Guardiola al borde del descanso ante el Espanyol, en el RCDE Stadium. Le bastó con eso. Después, a resguardar la renta para distanciarse en siete puntos del descenso y situarse a dos del cuadro de Vicente Moreno, aún con el objetivo sin cerrar.




Más noticias