<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Con sentimientos encontrados y hasta protesta, Sucre despidió la Vuelta

Alegría y tristeza, pero también vergüenza había en la afición sucreña, cuando salió la tercera etapa del certamen ciclístico.

Con sentimientos encontrados, la afición sucreña del ciclismo se despidió la mañana de este domingo de la 72 Vuelta a Colombia, competencia que emprendió rumbo hacia el departamento de Córdoba.

Alegría y tristeza, pero también vergüenza había en la afición mariscal, cuando salió desde el Parque Santander de Sincelejo el pelotón integrado por los 173 pedalistas que disputan la tercera etapa del certamen ciclístico.

La alegría en el corazón de los amantes del deporte de las bielas latía fuerte por la emoción de haber recibido una de las etapas del máximo evento ciclístico del país, después de más de quince años.

Al mismo tiempo, entre los fieles espectadores se sentía la tristeza de no haber podido ver ganar al actual ídolo de la tierra, el sincelejano Johan Colón Buelvas, quien por solo centímetros no fue el vencedor de la segunda etapa.

Lea aquí: ¡Team Cartagena figuró en etapa de la Vuelta a Colombia!

La vergüenza, la causó un reciclador quien provocó una caída masiva de ciclistas, cuando estos pasaban por la ciudad de Corozal, tras lanzar a las ruedas de los corredores un tubo de cartón.

Este hecho causó una “montonera” y lesiones de diferentes tipos, afortunadamente no graves, a un grupo de deportistas, entre ellos Sebastian Castaño, corredor de Orgullo Paisa, quien presenta una herida abierta en su rostro.

Entre tanto, la protesta estuvo a cargo de la caravana ciclística que solicitó a los jueces la inclusión de un segundo coche acompañante para los corredores de cada equipo, cosa que no está permitido en el reglamento UCI.

Tradicionalmente, en la Vuelta a Colombia se desarrollaba con varios coches, pero al entrar al calendario UCI y con clasificación 2.2, debe ceñirse al reglamento, el cual habla de un solo carro acompañante por equipo.

La solicitud de los principales protagonistas de la competencia al cuerpo de jueces quedó sentada y se espera una respuesta en el transcurso de las jornadas de hoy y mañana, sin embargo, hay muy pocas posibilidades que sea acogida.

Los ciclistas alegaban que en un solo carro no alcanzaban a llevar todas las bicicletas, repuestos y demás elementos necesarios para atender eventuales averías y hasta emergencias.

La tercera etapa Sincelejo-Montería (116.9 kilómetros), salió con un retraso de más de veinte minutos, la partida estaba prevista a las 9:15 minutos de la mañana.




Más noticias