<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Con Luis Díaz, Manchester City y Liverpool empataron en la Premier League

El jugador colombiano entró al minuto 8 del segundo tiempo. Tuvo varias ocasiones de gol.

En un partido en el que Trent Alexander-Arnold fue centro de los ataques del Manchester City a través del gambeteador Jeremy Doku, el aún lateral, aunque cada vez más centrocampista, empató el tanto inicial de Erling Haaland y evitó que los de Pep Guardiola se escapen en la clasificación (1-1).

El noruego, pese a convertirse en el jugador que menos partidos (48) ha necesitado para llegar a 50 goles, no pudo certificar los tres puntos para el City, que fue sorprendido en un encuentro que dominó de principio a fin por un disparo cruzado de Alexander-Arnold a quince minutos del final. Lea aquí: Liverpool - Manchester City: el clásico de la fecha en la Premier League

Resultado justo no, lo cierto es que el ‘Clásico’ reciente del fútbol inglés dejó que desear, con un Liverpool entregado a la presión alta del City, que pagó llegar con solo un 1-0 a los últimos encuentros de partido.

La presión de los atacantes del City fue un ahogo para la defensa y Alisson, que cerca de caer en la trampa cuando le regaló en la frontal una pelota a Phil Foden, pero el inglés estuvo poco generoso y su disparo, pese a las súplicas de Haaland, fue manso a las manos de Alisson.

Tras un par de ocasiones aisladas y desperdiciadas por Darwin Núñez, que volvió a caer en exceso en fuera de juego, Haaland hizo su única aparición del encuentro para marcar.

Gracias, eso sí, al baile que se marcó Nathan Aké en la frontal. El lateral se visto de mediapunta, desbordó a Szoboszlai y a Alexander Arnold y encontró en el área a Haaland, con demasiado hueco entre los frontales. El disparo mordido del noruego lo rozó Alisson instantes antes de que se convirtiera en su tanto 50 en la competición, en tan solo 48 encuentros, mejorando el anterior récord de Andy Cole, que necesitó 65 participaciones.

La falta de puntería de Foden y Álvarez dio vida al Liverpool, al que también salvó el árbitro cuando decidió que un empujó de Aké a Alisson fue suficiente para desestabilizar al portero y anular el que hubiera sido el 2-0. En un córner, Aké trabó al portero y Rúbes Dias remató solo en el segundo palo, pero Chris Kavanagh pitó la falta y dio una vida extra a los ‘Reds’, que ni se habían aproximando al área hasta el 1-1.

La jugada del empate la inició Luis Díaz, cambiando la orientación del juego en la frontal del área para Mohamed Salah. El egipcio vio el desmarque de Cody Gakpo por dentro, pero era una trampa para arrastrar a dos defensas y abrir un hueco en el área que aprovechó para penetrar Alexander-Arnold. Salah le descargó la pelota y este la cruzó al palo. Un gol que firma su transmutación en interior, el rol que ya desempeña en Inglaterra y que camufla sus carencias defensivas. Lea aquí: Luis Díaz y su verdadero padre: ¿Quién está detrás de la broma?

Faltos de gasolina en los últimos minutos, Liverpool y City firmaron un empate que pone en jaque el liderato de los ‘Sky Blues’, ya que una victoria del Arsenal ante el Brentford se lo arrebatará este sábado.

El Liverpool es segundo, con 28 puntos y el City es primero con una unidad más.

Más noticias