<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Así fue la presunta relación de Gilberto Rodríguez con el fútbol colombiano

Luego de que se confirmara la muerte del capo Gilberto Rodríguez Orejuela, salió a relucir su supuesta relación con equipos de fútbol del país.

Luego de que se confirmara la muerte del capo Gilberto Rodríguez Orejuela, salen a relucir escándalos en los que estuvo involucrado. Entre los más sonados está su supuesta relación con equipos de fútbol del país.

En 1977, Gilberto y Miguel Rodríguez habrían intentado comprar acciones del Deportivo Cali. Sin embargo, la directiva del conjunto verde, encabezada por Álex Gorayeb, lo impidió. Le puede interesar: Asesinan a futbolista que jugaba en una filial del América de Cali

Posteriormente, los narcos hicieron un nuevo intento de involucrarse en el negocio del balompié y en los 80 pasaron a ser accionistas mayoritarios del América de Cali. Equipo que empezó a contratar a grandes jugadores del continente como Roberto Cabañas, Ricardo Gareca, Julio César Falcioni, Willington Ortiz, entre otros.

Fue una época dorada para el equipo americano, que de la mano del técnico Gabriel Ochoa Uribe se convirtió en uno de los clubes más ganadores del rentado nacional.

Sin embargo, en 2009 les incautaron varios bienes y, entre esos, acciones en el equipo vallecaucano.

En esa época, el director de la Sijín, el coronel César Pinzón, confirmó que incautaron 650 acciones.

Ese mismo año, Fernando Rodríguez Mondragón, hijo de Gilberto Rodríguez, habló con El Universal de México sobre la relación de su padre con el narcotráfico.

“Conformó un equipo casi invencible que se paseó todos los estadios de Colombia no solamente con sus grandes jugadores, sino con el dinero que había producto del narcotráfico, el cual también influyó en ciertos resultados cuando empezaron a pagarles a los árbitros dinero para que favorecieran al equipo”, aseguró.

Llama la atención que también Diego Maradona estuvo cerca de jugar para el América de Cali. De hecho, los hermanos Rodríguez Orejuela se interesaron en el argentino y en 1979 intentaron convencerlo de ser parte de la nómina del conjunto escarlata. Incluso, se dice que hubo una reunión cuando Maradona viajó a Cali para la Copa Libertadores de ese año.

Entre los vínculos con el fútbol aparece la que podría ser la dedicatoria más polémica en este deporte. En 1997, Anthony de Ávila, delantero americano generó controversia por sus declaraciones después de anotar un gol.

El 20 de julio, el samario hizo el gol con el que Colombia derrotó a Ecuador en eliminatorias. En su mensaje de agradecimiento, ‘El Pitufo’ dijo: “La verdad que me siento contento ¿no? Este triunfo se lo quiero dedicar a unas personas que están privadas de la libertad, yo creo que no hay necesidad de dar nombres, pero con mucho amor y con mucha humildad se lo dedico a ellos ¿no?, que son Gilberto y Miguel”.

Ese era un triunfo significativo, pues llevaban cinco partidos sin ganar y Colombia se acercó de esta manera al Mundial de Francia 1998.




Más noticias