<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Jesús Díaz Corpas, el artista cartagenero del bolígrafo que llegó a Japón

La historia de un artista cuyas obras, nacidas de lo común, han ganado reconocimiento internacional. Conózcala a continuación.

El arte es una de las formas de expresión más importantes y representativas de la cultura humana. Contando con múltiples especialidades dispuestas para todas las dimensiones del talento, el arte comprende cualquier manifestación de una idea que sea plasmada y exhibida con fines estéticos y comunicativos.

El mundo de las bellas artes comprende diferentes tipos y medios de expresión, definidos por el interés y el talento de cada artista. Las artes plásticas, por ejemplo, emplean el uso de materiales que pueden ser moldeados o modificados mediante técnicas para crear una obra, plasmando así algún producto de la imaginación o una visión de la realidad. Lea también: Kensaburo Oe, lágrimas convertidas en novelas

Un artista local ha destacado por transformar el uso de lo común para crear arte. Mediante sus obras, la motivación se ve reflejada con el fin de plasmar aspectos de la realidad y, a su vez, enseñar que cualquiera puede emprender el camino del artista por cualquier medio y material posible, incluso con nada más que un octavo de papel y un simple bolígrafo.

La vida de un artista visual

Jesús Díaz Corpas, el artista cartagenero del bolígrafo que llegó a Japón

Jesús Díaz Corpas, de 37 años, es un artista plástico y visual cuyo trabajo se especializa en el uso de herramientas comunes y corrientes para la creación de obras increíbles. Así mismo, ejerce como docente de arte en la ciudad de Cartagena.

Desde la infancia, comenzó a pintar su camino hacia la adultez. Apoyado por su familia, y teniendo como ejemplo a seguir al pintor Mario Zabaleta, Jesús emprendió su trayectoria profesional con el objetivo de convertirse en un gran artista.

A pesar de los tropiezos y momentos de falta de dinero, la persistencia e iniciativa de Jesús se mantuvo firme hasta lograr completar los cinco años de carrera en la Institución Universitaria Bellas Artes, donde aprendió las técnicas para el dibujo, la pintura o la fotografía, así mismo, el aprendizaje estuvo acompañado de los conceptos, metodologías de investigación, historia del arte y temas legales presentes en su carrera. Lea también: ¿Conoces cuál es el territorio literario en Cartagena? Aquí te lo contamos

Junto con sus estudios principales, hizo un diplomado en docencia universitaria. Antes de la pandemia, comenzó a ejercer como profesor de arte en 2019, trabajo que mantiene hoy en día en comunidades periféricas de la ciudad, como los barrios ‘Olaya Herrera’ y ‘La Perimetral’, gracias a la labor conjunta con la Fundación ‘Granitos de Paz’. Una oportunidad que le permite enseñar la importancia del arte para transformar vidas, espacios y a la sociedad misma.

El arte nacido de lo común

Jesús Díaz Corpas, el artista cartagenero del bolígrafo que llegó a Japón

Para 2011, al no poder optar por el uso de otros medios más complejos como pinturas, acuarelas o arcillas, Jesús empezó a sacar ventaja de un objeto normal, como el bolígrafo, para tener un diálogo con el espectador y lograr mostrar en su obra algo común pero importante, llegando a convertirse en una figura reconocida por su estilo y técnica con esta herramienta.

Tratar de inmortalizar una imagen mediante el uso de un elemento que no está diseñado, en un principio, para la labor, le confiere un gran valor artístico a sus obras. Así mismo, también busca impulsar a las personas mediante la idea de que se puede producir cualquier cosa a gusto personal mediante el uso de un objeto cotidiano, desplazando la idea de que los artistas solo pueden trabajar desde la pintura, la escultura u otros medios más complejos. Lea también: Wuayaba Festival: primer festival musical y gastronómico en Cartagena

El uso constante de la tinta azul en gran parte de sus obras da a entender que fueron creadas con un simple bolígrafo. Si empleara otros colores, como el negro por ejemplo, los espectadores podrían confundirse y pensar que se empleó otro material, como tinta china o carboncillo.

Una oportunidad para el mundo

Jesús Díaz Corpas, el artista cartagenero del bolígrafo que llegó a Japón

El artista presentará su trabajo en el 2023 de manera internacional gracias a una iniciativa impulsada por la Galería ‘Arcot’ de Bogotá, la cual cuenta con una alianza con una embajada de Japón en el estado de Chiyoda, con el objetivo de visibilizar el trabajo de artistas colombianos en otra parte del mundo.

La Galería, en contacto con la embajada, ha creado salones dedicados al trabajo de artistas colombianos. El quinto salón, que iba a ser abierto en 2021 pero que debió posponerse por la pandemia, fue retomado en el 2023 para exponer a los artistas seleccionados, siendo Jesús Díaz Corpas el representante de Cartagena.

Así como su reciente triunfo internacional, el trabajo de Jesús Díaz ha sido reconocido a nivel nacional, siendo uno de los artistas exhibidos en el Salón Regional de Artistas del Caribe en el año 2016.

La trayectoria y el promisorio futuro de esta promesa del arte cartagenero demuestra y da fe a la idea que lo ha acompañado durante toda su vida. La idea de que el arte nace de los lugares más simples, con posibilidades de crear hermosos y poderosos mensajes, y que los artistas pueden estar en cualquier parte, solo hace falta el deseo de vender, más que las propias obras, puras y genuinas emociones.




Más noticias