<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Alejandra, la cartagenera de 14 años que sueña convertirse en escritora

A su corta edad sabe que quiere dedicar su vida a escribir historias que lleguen a las manos de lectores con quienes comparta el amor por las letras.

A sus catorce años, Alejandra de la Ossa es una joven cartagenera que sólo está pensando en leer. Desde muy pequeña adquirió el hábito de la lectura al hacer un trato con su papá, quien le propuso que por cada página leída le daba cien pesos a cambio, lo que la motivó a adentrarse en el infinito mundo de los libros. Rápidamente descubrió cuáles eran sus géneros favoritos, así que no se le hizo difícil encontrar a los autores que la embarcarían en un viaje a través de las historias de suspenso, aquellas que roban toda su atención y que la obligan a permanecer sentada por largas horas hasta descubrir el desenlace de los personajes, quienes dan vida a las historias que ocurren entre líneas.

Estas historias no pasaron desapercibidas para Alejandra, pues el haber leído tanto le dio la motivación suficiente para comenzar a escribir. Fue así como despertó en ella la necesidad de narrar las situaciones vividas, dándole vida y voz a personajes que existen gracias a su infinita imaginación y a su capacidad de crear mundos alternos a este. Lea aquí: Esta es la película colombiana que estará en los Premios Goya 2024

“Yo escribo dependiendo de cómo me siento ese día. Si me siento feliz, escribo sobre eso, si estoy triste, lo reflejo en lo que escribo”, afirmó. Uno de los momentos que marcaron de forma crucial la historia de vida de Alejandra y que sirvió como punto de partida para escribir de manera desbordada, tiene que ver con un cambio que de repente movió todas las fichas del rompecabezas.

Luego de nacer en Cartagena, su familia se mudó a Barranquilla por lo que a su corta edad se había acostumbrado al estilo de vida que llevaba con su familia; sin embargo un traslado laboral de su papá hizo que se vieran obligados a volver a su ciudad de origen. Una nueva casa, un colegio con niños que desconocía y un entorno diferente la llevaron a sentirse abrumada en medio de una vida que para ella era completamente nueva. Lea aquí: Hay Festival en Cartagena: eventos del 2023 y proyectos para 2024

La cartagenera tiene una fuerte inclinación hacia las historias de terror. //Foto: cortesía.
La cartagenera tiene una fuerte inclinación hacia las historias de terror. //Foto: cortesía.

Y de esa manera arrancó a escribir.

Con tan solo ocho años de edad, descubrió que la mejor manera de tramitar las emociones que podían embargarla ante un nuevo comienzo era a través de la escritura, que fungió como una catarsis en medio de la zozobra.

Con tan solo ocho años de edad, descubrió que la mejor manera de tramitar las emociones que podían embargarla ante un nuevo comienzo era a través de la escritura, que fungió como una catarsis en medio de la zozobra. Escribió un cuento en el que le dio vida a Elizabeth, una niña que víctima de una guerra incontrolable en su país, debió emigrar junto a su familia hacia otra ciudad. La casa a la que llegaron, vacía y deshabitada, despertó en ella un profundo sentimiento de orfandad que poco a poco apaciguó por un amor que llegó a su vida para quedarse hasta hacerse mayor.

‘Amor no deseado’ es el nombre de este cuento en el que Alejandra fusionó la ficción con la realidad, entregando una historia conmovedora de una niña que se ve presionada a dejarse llevar por un destino que aunque parezca desconsolador, la llevará a vivir emocionantes aventuras al lado de sus amigos. Lea aquí: ¿Qué tanto se lee en Cartagena? Tres historias, tres voces sobre la lectura

Llegó la convocatoria

A través de internet, Alejandra encontró una convocatoria de Ita Editorial en la que para participar debía escribir un cuento que reflejara una historia de amor. Leyó el suyo, hizo los ajustes necesarios y lo envió a la editorial, quienes promueven la escritura entre los jóvenes y dan a conocer sus obras en el mundo literario. Después vino la buena noticia, su texto habría sido seleccionado y fue incluido dentro de un compendio de cuentos que hacen parte de ‘Silencioso latido: El amor siempre es delator’, un libro físico que reúne los textos ganadores entre los que está el de la cartagenera que, con tan solo catorce años, sueña con escribir una cantidad exorbitante de libros y convertirse en una escritora reconocida por esta generación.

Más noticias