<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Sello octagonal para productos ultraprocesados no regirá todavía

El cronograma para llevar a cabo la reglamentación establece que hasta diciembre de este año se expedirá la norma definitiva.

El proceso para definir el nuevo sello de advertencia que deberán tener los productos ultraprocesados producidos en Colombia aún no termina y se postergó al menos por otros cinco meses, tras la publicación del proyecto de resolución bajo la cual el Ministerio de Salud espera reglamentar la Ley 2120 del 2021 (Ley Comida Chatarra), aprobada hace un año.

(Lea aquí: Ley de Comida Chatarra: Definen etiquetado para productos ultraprocesados)

Aunque en el país ya existe una norma (Resolución 810), que reglamenta el etiquetado frontal, el Ministerio de Salud tiene la obligación de modificar dicha norma para cumplir una reglamentación con base en la mayor evidencia científica disponible, la cual evidenció que el etiquetado de advertencia octogonal es el más eficaz en Colombia para disminuir la compra de productos ultraprocesados con exceso de nutrientes críticos para la salud, según decidió el Minsalud de acuerdo con la revisión científica hecha por la Universidad de Antioquia.

Sin embargo, el cronograma para llevar a cabo la reglamentación establece que hasta diciembre de este año se expedirá la norma definitiva, tras un periodo de revisión por parte de la sociedad civil, otras entidades del gobierno e instancias internacionales.

En detalle, desde este lunes cuando se publicó el proyecto de resolución y durante los próximos 15 días la modificación de la norma entrará en consulta nacional. Posteriormente deberá ser revisado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo el cual tendrá que emitir un concepto al respecto. Y finalmente, en el plazo de otros 60 días, el proyecto será sometido a consulta internacional y un concepto de abogacía por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio SIC.

El etiquetado octagonal permitiría a los consumidores identificar de manera más adecuada los alimentos con contenidos excesivos de nutrientes críticos.

Así las cosas, si todos los conceptos son favorables, a partir de diciembre de este año todos los empaques de los productos ultraprocesados deberán tener un sello de forma octagonal, de color negro y con el texto “exceso en” basado en nutrientes críticos (azúcares, sodio y grasas saturadas).

El etiquetado de advertencia octagonal deberá ser implementado en todos los productos comestibles o bebibles clasificados de acuerdo con el nivel de procesamiento con cantidad excesiva de nutrientes críticos establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social, los cuales se basaron en los lineamientos establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para prevenir la obesidad y las enfermedades no transmisibles.

En efecto, aunque la nueva norma podría empezar a operar desde el mes de diciembre, según el cronograma que deja la actual administración del MinSalud, los productores de alimentos que ya se comercializan o tienen ya listo el uso del sello circular (otra forma de etiquetado), tendrán un plazo adicional de seis meses o más para agotar esas etiquetas, según autorización que deberán gestionar ante el Invima, la entidad encargada de vigilar y otorgar registro sanitario a todos los productos de alimentos que se comercializan en el país.

Finalmente, el ajuste a la reglamentación del etiquetado frontal estipula que los requisitos como la tabla nutricional no tendrán modificaciones y deberán continuar con las disposiciones iniciales.

LA DECISIÓN DEMORÓ PERO LLEGÓ

La decisión del Ministerio de Salud fue recibida de manera favorable por organizaciones como Red PaPaz, una de las ONG que pidió con urgencia durante los últimos 12 meses la reglamentación de la Ley, que resultó siendo un proceso demorado pese a la suficiente evidencia científica a favor del etiquetado de advertencia octagonal, según sostuvieron en diferentes oportunidades.

“Estamos dispuestos a acompañar al nuevo gobierno, quien es el que ahora queda con la responsabilidad de expedir la resolución, para que no solo logre hacer de esto una realidad, sino también otras medidas necesarias y urgentes, como el impuesto saludable a las bebidas ultra procesadas endulzadas, los entornos escolares alimentarios saludables y la restricción de la publicidad de productos ultraprocesados contra niñas, niños y adolescentes” dijo la directora ejecutiva de Red PaPaz, Carolina Piñeros Ospina.

De acuerdo con esta ONG, las crecientes tasas de sobrepeso, obesidad y enfermedades no transmisibles relacionadas con las prácticas alimentarias en Colombia están vinculadas al consumo de productos ultraprocesados con exceso de nutrientes críticos como sodio, azúcares y grasas saturadas. En Colombia, 1 de cada 4 niños en edad escolar (5 a 12 años) tiene exceso de peso y la mitad de los adultos afrontan la misma situación.

A su turno, el saliente Ministro de Salud, Fernando Ruiz, dijo que “esperamos que esta decisión sea de beneficio para los colombianos para abordar un tema tan complejo como es el tema de obesidad”, señaló al presentar la nueva reglamentación.




Más noticias